INÉS PACHECHO GÁRDERES

“Corremos el riesgo de que se cierre la entidad, no nos va a quedar otra”

Inés Pachecho Gárderes: “este es un lugar de encuentro porque los chicos que vienen son de hogares diferentes, antes estaban en el mismo espacio, y hay dos casos de dos grupos de hermanos que solamente se encuentran en el taller y no se ven afuera. No es solo el capricho, sino que hay muchas cosas de trasfondo”.Inés Pachecho Gárderes: “este es un lugar de encuentro porque los chicos que vienen son de hogares diferentes, antes estaban en el mismo espacio, y hay dos casos de dos grupos de hermanos que solamente se encuentran en el taller y no se ven afuera. No es solo el capricho, sino que hay muchas cosas de trasfondo”.El año pasado cuando participaron de uno de los proyectos de Cervantino. Consistió en la pintada de un mural. “Pinceladas al corazón” es una entidad que participa activamente en todos los emprendimientos sociales y artísticos como del Festival Cervantino que ya van por el tercer concurso.
<
>
Inés Pachecho Gárderes: “este es un lugar de encuentro porque los chicos que vienen son de hogares diferentes, antes estaban en el mismo espacio, y hay dos casos de dos grupos de hermanos que solamente se encuentran en el taller y no se ven afuera. No es solo el capricho, sino que hay muchas cosas de trasfondo”.

Lo sostuvo la coordinadora del taller integrado “Pinceladas al corazón” ya que el 12 de diciembre deben dejar el espacio en Mitre 442 ya que se les terminó el contrato de alquiler y carecen de ingresos para pagar otro lugar. En diálogo con EL TIEMPO habló sobre esta situación.

Inés Pachecho Gárderes es la coordinadora e impulsora del taller integrado “Pinceladas al corazón”, al que concurren alumnos de todas las edades, en su mayoría con capacidades diferentes. El espacio cuenta con una existencia de ocho años y las clases que se dictan son gratuitas. Está ubicado en Mitre 442 hace dos años y medio, aunque en abril de este año se les terminó el contrato de alquiler.

Es importante recordar que actualmente asisten al taller treinta y cinco alumnos que reciben clases de pintura, gimnasia y folclore. También hay estudiantes de institutos terciarios que asisten al espacio a realizar sus prácticas. Otro de los puntos a favor de este lugar es que no deja de ser un lugar de encuentro para hermanos que están residiendo en hogares diferentes y la única vez que se ven es en Pinceladas y lógicamente es una manera de expresar emociones, canalizar sentimientos, lo cual es relevante para los concurrentes.

Además “Pinceladas al corazón” es una entidad que participa activamente en todos los emprendimientos sociales y artísticos como el Festival Cervantino que ya van por el tercer concurso, editaron cinco libros y el pasado año participaron, fueron seleccionados en el Salón Nacional y además tuvieron muestras de obras en el Museo local López Claro. En 2013 el Senado de la Provincia le otorgó a Inés Pacheco Gárderes el Premio “Anual Mujeres Innovadoras” en el rubro Lucha por los Discapacitados. Al año siguiente el Honorable Concejo Deliberante de Azul decretó a Pinceladas al Corazón en forma unánime de interés comunitario.

Pero, lamentablemente todos estos beneficios serán “tirados por la borda” ya que la institución, aparentemente, no podrá continuar porque no tendrán- a partir de diciembre- un lugar donde concurrir debido a la pésima situación económica. “Pinceladas al corazón” nunca recibió ayuda del Estado, exceptuando tres meses que se les otorgó medio alquiler y a partir de abril de este año “ya no”, según Gárderes.

Por tal motivo, EL TIEMPO dialogó con la compungida mujer, quien básicamente lamenta no poder hacer nada, pero la situación, lógicamente, se le fue de las manos.

“No tenemos donde ir”

En principio fue específica con los detalles, “cuando se terminó el contrato falleció el dueño de la casa y los herederos están en La Plata, así que está a la venta todo y ahora estamos hasta el 12 de diciembre. Probablemente vamos a cerrar porque no tenemos donde ir”.

“No tenemos ingresos, o sea ´Pinceladas al corazón` está en una situación caótica, si bien en algún momento tuvimos ayuda del Municipio, este año, no”.

Continuó “yo solventaba los gastos porque además de los chicos que venían a Pinceladas, concurrían alumnos particulares a las que les cobraba por las clases y en este momento difícil del país la gente no tiene para pagar arte, así que en este momento hay treinta y cinco alumnos. También se están haciendo otras actividades como folclore y gimnasia muy cuidada”.

Añadió al mismo tiempo que “recordemos que son chicos con capacidades diferentes, la mayoría de ellos son residentes de hogares y se les dicta clases gratuitamente hace ocho años. No sé que voy a hacer porque corremos el riesgo de que se cierre la entidad, no nos va a quedar otra. Hoy por hoy la única ayuda que recibimos es de Gustavo Del Curto de la empresa Navas, a quien le estamos muy agradecidos”.

Así que la situación en cuestión será la siguiente, subrayó “estos chicos quedarán sin talleres, además quiero aclarar que este es un espacio no solo para ellos, sino que siempre vienen alumnos del Instituto Nro. 2 a hacer las prácticas o sea que también sirve para la comunidad”.

Por otra parte resaltó que “este es un lugar de encuentro porque los chicos que vienen son de hogares diferentes, antes estaban en el mismo espacio, y hay dos casos de dos grupos de hermanos que solamente se encuentran en el taller y no se ven afuera. No es solo el capricho, sino que hay muchas cosas de trasfondo”.

Para terminar especificó, como otro de los beneficios, que “este es un lugar al que ellos vienen a pasarla bien y a través de la pintura vienen a expresar emociones contenidas y canalizan otras. Es decir algo más bien terapéutico. En lo que a mí respecta es estresante tener que estar siempre pidiendo y pidiendo. Es desgastante, sóla con todo al hombro, tengo que pagar un alquiler y ahora no voy a poder hacerlo. Es una pena por los chicos, genera angustia y un montón de cosas, ni me salen las palabras”.

 EL DATO

“Siempre el motor para que Pinceladas al corazón siga es Marina, mi hija. Por ella fundé el taller”, destacó Gárderes en un tramo de la entrevista.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *