DESPUÉS DEL DESALOJO

Corrugadora: esperan definiciones esta semana

El subsecretario de Producción y Empleo, Juan Arruti, estuvo el lunes durante el desalojo de la corrugadora Clavens S.A. Ayer, en diálogo con este diario dijo que las posiciones entre locador y locatario se están acercando “pero tienen que seguir”.
<
>
El subsecretario de Producción y Empleo, Juan Arruti, estuvo el lunes durante el desalojo de la corrugadora Clavens S.A. Ayer, en diálogo con este diario dijo que las posiciones entre locador y locatario se están acercando “pero tienen que seguir”.

El último lunes, por disposición judicial y a causa de la deuda que arrastra con los propietarios del lugar, la corrugadora Clavens S.A. fue desalojada del predio donde funcionó durante los últimos años. A partir de ese día, ambas partes han mantenido distintas reuniones con el objetivo de llegar a un acuerdo para que, entre otras cuestiones y mientras la empresa se traslada al Parque Industrial, puedan seguir en el predio actual y, así, asegurar el trabajo de los once empleados de la firma. El subsecretario de Empleo y Producción, Juan Arruti, dijo ayer a este diario que las negociaciones están avanzando. “Supongo que la semana que viene se va a ir resolviendo”, afirmó el funcionario municipal.

En los próximos días podría resolverse la situación de los 11 trabajadores que pertenecen a la corrugadora Clavens S.A., empresa que el lunes pasado fue desalojada del predio que ocupa por no pagar el alquiler durante años.

Mientras dos de los trabajadores quedaron como depositarios judiciales de las máquinas -un reaseguro importantísimo para ellos ante cualquier eventualidad-, los titulares del predio -la familia Mancuso– y el de la firma –Osvaldo Ranno– han tenido distintas reuniones para encontrar una salida a la situación que se planteó. El último encuentro de ambas partes fue el jueves, en el que se evaluaron diferentes alternativas.

El tema está en que mientras Clavens se traslada al Parque Industrial, está solicitando a los propietarios del terreno seguir utilizando las instalaciones para que los empleados no queden sin trabajo en lo que dure el proceso de cambio. Además, la empresa pide mudar uno de los galpones al Parque Industrial para no tener que construir uno nuevo, lo que demandaría dinero y tiempo, ambas cosas que por lo visto la firma a cargo de Ranno no tiene.

Este diario habló ayer con el subsecretario de Empleo y Producción municipal, Juan Arruti, quien viene siguiendo de cerca el tema desde el momento en que Clavens fue desalojada.

El funcionario indicó que las partes “tienen que seguir negociando” y aseguró que “vamos a salvaguardar a los trabajadores” en lo que hace a sus fuentes laborales.

Cabe recordar que el titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 3 de esta ciudad, Juan Carlos Tato, homologó el pedido de un juez de Capital Federal y el último lunes autorizó el desalojo de corrugadora Clavens S.A. de las instalaciones que ocupa en el mismo predio donde funciona la papelera.

Si bien la medida judicial regía desde 2012, distintas suspensiones y dilaciones hicieron que no se llegara a concretar. Pero el lunes por la mañana el desalojo se efectivizó.

—-

“Lo vamos a sacar adelante”    

Al ser consultado por este diario sobre cómo está la situación actualmente, Arruti señaló que “la novedad es que hubo una oferta por parte de los dueños del predio y una contrapropuesta por parte de los inquilinos”, pero prefirió no detallar en qué consta cada una para “no entorpecer las negociaciones” que están llevando adelante.

Lo que sí dijo es que mañana lunes “volverán a juntarse para poder ver de cerrar un acuerdo” que sea beneficioso tanto para la familia Mancuso como para Osvaldo Ranno.

“Las ofertas se están acercando, pero tienen que seguir” y remarcó que en lo que sí coinciden ambas partes es que el acuerdo incluya “una prórroga de funcionamiento por algunos días”, es decir que se pueda seguir trabajando en las instalaciones mientras toma forma el traslado al parque industrial.

Justamente sobre esto, el funcionario indicó que el municipio está interviniendo en ese punto para que la empresa se mude allí.

Ante la pregunta de cómo sería ese traslado, explicó que “una parte de la negociación que se están llevando adelante, es que Clavens pueda desmontar parte de la estructura que tiene en corrugadora y trasladarla. En el predio hay dos galpones, de los cuales uno se lo estaría cediendo la familia Mancuso para que puedan armarlo en el parque industrial”.

Inmediatamente advirtió que “es una negociación difícil, pero vamos a salvaguardar a los trabajadores”.

Más allá de las negociaciones, consultado si están respaldando a los trabajadores de alguna otra manera, sostuvo que “no, porque están generando su propio ingreso. Hasta ahora no nos han pedido ningún tipo de ayuda económica”.

En cuanto al tiempo que demandaría que las partes lleguen a un acuerdo, dado que no puede demorar mucho más la situación, Arruti marcó que “supongo que la semana que viene se va a ir resolviendo. En realidad, más allá de la dureza de los propietarios del predio, saben de las necesidades de los trabajadores. Lo hemos hablado muy claro. Ellos estuvieron en el desalojo y realmente no se fueron bien porque cuando hay gente que deja de comer, la situación se complica. Pero lo vamos a sacar adelante”, finalizó el funcionario comunal.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *