TOMA DEL MUNICIPIO

CRONOLOGÍA DE UNA JORNADA AGITADA, CON DESALOJO, MOVILIZACIONES Y PROTESTAS

Griselda Altamirano en plena discusión con uno de los jefes policiales que estuvo a cargo del desalojo.Integrantes de un grupo de elite, habituado a intervenciones en caso de tumulto, no tuvieron mayor participación. De hecho, no ingresaron en el Municipio.Presencia de militantes del Movimiento 1° de Octubre en Jujuy y Belgrano, cerca del mediodía. La idea era llegar a la comisaría primera, pero la presencia de Infantería lo impidió. Fuerte presencia de móviles policiales de la región en la puerta de la Jefatura Departamental, pasadas las 5 de la madrugada.Estos destrozos habrían sido ocasionados por el personal policial que irrumpió en la comuna para tomar el control del lugar, en su afán por generar el desalojo de los manifestantes.Hernán Bertellys encabezó la conferencia de prensa. También se refirió al hecho el responsable de la Asesoría Letrada, Dr. Roberto Dávila.
<
>
Presencia de militantes del Movimiento 1° de Octubre en Jujuy y Belgrano, cerca del mediodía. La idea era llegar a la comisaría primera, pero la presencia de Infantería lo impidió.

El día de ayer empezó y finalizó en Azul con un clima convulsionado y enrarecido; con mucha gente exaltada, molesta, y una presencia policial como nunca antes se había visto en la ciudad en torno del edificio de la Municipalidad. En algunos, quedó la sensación de que el operativo terminó siendo un éxito por múltiples situaciones. No hubo heridos –al menos graves-, especialmente teniendo en cuenta la presencia de alrededor de 40 menores, varios de ellos bebés. En mucho seguramente contribuyó la intervención de mujeres policías que ingresaron a practicar el desalojo sin armas y que no fue necesaria la participación de los efectivos de Infantería, Caballería y Grupo de Apoyo Departamental.

0:01 – Para algunos, la madrugada se avecinaba tensa y extensa. Las comunicaciones off de record permitían inferir que el amanecer no iba a tener la tranquilidad pueblerina habitual.

0:02 – De cuatro a seis personas cumplían la función de custodiar el ingreso principal a la sede comunal. Debían estar atentos a cualquier intento de irrupción que tuvieran intenciones de hacer las fuerzas del orden. Por el ingreso de la calle Belgrano, otro grupo de los manifestantes permanecía en el zaguán, entre la puerta principal y la de ingreso al hall de las dependencias donde se funciona el área social de la comuna.

1:45 – Griselda Altamirano fue notificada de la orden de desalojo que dispuso la justicia. Personal policial le hizo entrega de la resolución. “Vamos a resistir”, fue la primera expresión que surgió de la referente del Movimiento 1° de Octubre.

5:15 – Cronistas de EL TIEMPO pudieron certificar que los alrededores de la Jefatura Departamental de Policía, sobre Avenida Piazza, había no menos de doce móviles que habían arribado de distintas ciudades de la región, como Olavarría y Tapalqué. Tanto camiones como autos, las unidades oficiales habían quedado detenidas como para salir en dirección al Municipio. El desalojo estaba pautado para las 6 y desde varios minutos antes se percibían movimientos en la ex Jefatura Regional.

5:55 – Un móvil del Comando de Patrullas que había estado estacionado durante toda la madrugada en Colón casi Yrigoyen, se movilizó hacia Burgos casi Yrigoyen. Este cambio de posición permitía suponer que el arribo de los efectivos para llevar a cabo la recuperación de la sede comunal era inminente. Allí mismo se ubicarían, minutos después, una dotación de Bomberos y personal de Tránsito del Municipio, a fin de impedir la circulación vehicular por calle Yrigoyen.

6:08 – Personal de Infantería que arribó en dos combis se apostó en el veredón, con los rostros mirando hacia el ingreso a la Municipalidad. Pertrechados con chalecos, casco y escudos, los uniformados se pararon en una hilera, de espaldas a la plaza San Martín. Con excepción de un hombre, el resto de los manifestantes que había estado parado en las escalinatas ingresó en el edificio para dar cuenta del arribo de los uniformados.

6:50 – Efectivos del Grupo de Apoyo Departamental se ubicaron en la vereda de la plazoleta Alsina, en Belgrano a metros de Colón. En ese punto de la ciudad hubo un móvil de la Patrulla también durante toda la madrugada.

6:55 – Ingresa el ex juez Jorge Moreno, con la idea de intentar mediar entre la comuna y las personas –entre 80 y 100- que habían tomado la Municipalidad.

7:08 – El personal que estaba apostado en el sector de ingreso a la comuna por calle Belgrano se aproximó algunos metros a la puerta por la que se ingresa a las oficinas de Acción Social. El movimiento fue captado por los jóvenes que estaban adentro, quienes colocaron sillas y otros muebles para trabar la puerta y abandonaron el zaguán. De allí en más permanecerían en el hall, alejados de la puerta.

7:10 – Hernán Bertellys y la fiscal Laura Margaretic, quien había solicitado al Juzgado de Garantías N° 1 la orden de allanamiento y desalojo, hicieron su ingreso en la sede comunal para entablar un diálogo con Griselda Altamirano, líder de las personas que habían tomado el edificio. Hubo una discusión, inicialmente en un tono “pacífico” para las circunstancias, que luego fue subiendo en intensidad hasta transformarse en una sinrazón.

7:15 –Un móvil cortó el tránsito por Colón. De ahí en más los coches que pretendían llegar al centro debían continuar su marcha por Belgrano hacia Burgos.

7:17 – Los primeros empleados municipales comenzaron a llegar hasta los alrededores de la Municipalidad –en especial del área de Ingresos Públicos-, tal vez sin saber que dos de los tres gremios con representación en la esfera comunal habían dispuesto que el personal no concurriera a sus puestos de trabajo.

7:18 – Integrantes del gabinete municipal acompañaron al Intendente para retomar las negociaciones con vistas a tratar de poder avanzar con el desalojo del edificio sin necesidad de la intervención policial. Hugo Herrera (Control Urbano y Tránsito); Rodolfo Juárez (Salud); Alejandro Vieyra (Gestión y Gobierno); y Pedro Sottille (presidente del Concejo Deliberante).

7:22 – Bertellys discute con Moreno.

7:25 – “Vamos a entrar”. La decisión estaba tomada. El grueso de los efectivos –integrantes de la Policía de la provincia como de la Policía Local, en su mayoría mujeres- fue desplazado hacia el sector de la plazoleta Alsina. Sin vacilaciones, con un palo y una barreta, el personal comenzó a golpear con firmeza la puerta lateral de ingreso a la Municipalidad, lindante con las oficinas donde funciona el área de Legales. Tras hacer una acción similar por otra de las aberturas, próximas al despacho de Prensa, se pudo abrir la puerta y la mayoría del personal logró entrar en el edificio.

7:26 – Gritos, insultos y un primer aprehendido. Un joven fue retirado por dos efectivos por la misma puerta lateral y conducido hasta un camión de traslado de detenidos.

7:28 – El grueso de la acción se trasladó al ingreso principal a la Municipalidad. Por allí retiraron a Griselda Altamirano y el resto de los detenidos. Los arrestados fueron ubicados en el mismo camión celular que estaba en la vereda de enfrente por calle Yrigoyen. El traslado hacia ese vehículo no estuvo exento de forcejeos y gritos entre personal policial y las mujeres –varias de ellas con criaturas- que intentaban impedir la detención de la líder del movimiento.

7:30 – El personal de Infantería que había llegado en primer término al veredón modificó su ubicación. Pasó a colocarse de espaldas al edificio de la comuna y se abstuvo de intervenir. Los choques y fricciones con los civiles fue protagonizado por personal de las policías bonaerense y Local, más alguno que vestía ropas de civil. Hasta una mujer de la flamante fuerza tuvo que ser contenida por otro efectivo cuando, luego de recibir una agresión física, intentó repeler el ataque en inferioridad numérica.

7:31 – El panorama del lugar no ameritaba ninguna posibilidad de distención. A los gritos e intentos de “rescatar” a los detenidos, se sumó el llanto de varios de los niños que, “colgados” de sus madres, asistían a la situación en la doble condición de testigos y víctimas. Los rostros de los nenes delataban no saber mucho –o nada- de lo que pasaba.

7:45 – El personal policial, junto con funcionarios de segunda y tercera línea y empleados de distintas áreas, iniciaron un relevamiento del estado en el que quedó el edificio. Se constataron varios destrozos. No todos fueron ocasionados por los responsables de la toma. En su afán por retirar a los manifestantes, algunos efectivos generaron la rotura de algunos vidrios y persianas.

8:49 – El intendente municipal, en compañía del responsable de Legal y Técnica, Roberto Dávila; y del secretario de Gestión y Gobierno, entre otros, anunció la recuperación del edificio.

10:30 – Una columna de manifestantes se dirige hacia la comisaría Primera, donde se encontraban alojados los aprehendidos, pero no llegan por los bloqueos que iba haciendo la policía, acordando la dependencia para impedir una proximidad que pudiera derivar en la generación de destrozos.

10:45 – Los adherentes al Movimiento 1° de Octubre se quedan en Belgrano y Jujuy, manifestándose en forma pacífica con bombos y los clásicos distintivos del grupo.

12:00 – Jorge “el mono” Lezica encabezó una conferencia de prensa en la sede local del Movimiento, sito en Bolívar y Misia Barranco. Allí se anunció que a las 15:30 se concentrarían nuevamente en ese punto de Villa Piazza Sur para, desde allí, marchar hacia la sede de los tribunales.

17:30 – Alrededor de 40 integrantes de la agrupación se ubican en medio de la Avenida Perón, frente al Palacio de Justicia, a la espera del traslado de los aprehendidos.

17:55 – Empiezan a subir al camión celular a los cinco aprehendidos, incluyendo a Griselda Altamirano. El vehículo de traslado fue escoltado por una fuerte custodia policial.

18:10 – Altamirano y los otros cuatro militantes aprehendidos fueron bajados del vehículo de transporte e ingresan en el edificio de tribunales por la puerta lateral que da a la calle Moreno. A la vuelta, la manifestación hizo que tuviera que interrumpirse el tránsito entre Moreno y De Paula.

20:50 – Tras comparecer ante la justicia, los cinco aprehendidos fueron conducidos nuevamente hasta la seccional policial de Las Flores esquina Belgrano, desde donde cuatro de ellos recuperaron la libertad. Sólo la líder del Movimiento 1° de Octubre, Griselda Altamirano, permanece entre rejas. Además, anoche mismo fue derivada a de 25 de Mayo, para ser alojada en una dependencia de aquel distrito bonaerense.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *