LA SEMANA POLÍTICA

Cuadro de situación

El secretario de Obras Públicas Jorge Palmisano está reordenando el área atendiendo a que es uno de los puntos clave de la administración municipal.
<
>
El secretario de Obras Públicas Jorge Palmisano está reordenando el área atendiendo a que es uno de los puntos clave de la administración municipal.

La administración del intendente Bertellys completa la mitad de su mandato. Se acabó el ciclo “Abel Pintos”. La necesidad de recrear una nueva etapa. Obras Públicas y la situación financiera. El Estado gasta algo más de 9 mil pesos por cada  habitante de Azul.

 

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

El ciclo “Abel Pintos” ya lo cumplió la administración del intendente Hernán Bertellys. El contundente apoyo recibido por parte del electorado en las legislativas del 22 de octubre y la remodelación del área de Obras Públicas, luego de la renuncia del director Jorge Sarasola, son dos datos clave. La gestión llega a la mitad de su mandato en un contexto original de  incertidumbre que envolvía a una sociedad derrotada. Con pragmatismo, y sin adherencia ideológica, Bertellys supo construir el volumen necesario para disciplinar a propios y extraños. El tubo de oxígeno financiero y de obras del gobierno provincial más la fotografía del Concejo Deliberante resultan buenos ejemplos. Lo de María Eugenia Vidal es producto del pase, sin colectora, a Cambiemos. Lo del cuerpo deliberativo es producto de la implosión del sistema de partidos políticos en esta ciudad, en línea con la realidad del país. Y la frutilla del “estilo” Bertellys fue la organización de varios espectáculos de gran repercusión. Desde Ricky Martín hasta Ricardo Arjona pasando por Abel Pintos, Axel y compañía. Los gobiernos necesitan de este tipo de herramienta que generan cierta empatía en parte de la sociedad.

Sostener la expectativa    

Pero ya está. Ahora es necesario sostener la expectativa que pasa por seguir con la obra pública como eje y empezar a ordenar financieramente a un Municipio que ya no tiene viento de cola. Agustín Carus y equipo en esta cuestión; Jorge Palmisano en la primera,  abocado a una tarea de reordenamiento de la secretaría y a ajustar las demandas tanto de los vecinos como los emprendimientos de envergadura ya proyectados. ¿Tiene todavía hilo en el carretel para continuarlos  ante un panorama más complejo en la provincia? Se asegura que sí. Que hay dinero depositado correspondiente a trabajos ya comenzados como, por ejemplo, los de pavimentación. En principio, se continuará con calle Belgrano, frenada por el informe de la Facultad de Ingeniera de la UNICEN de Olavarría, tema que cayó muy mal en el Ejecutivo. Ya solicitaron un nuevo estudio a Ingeniería de La Plata. “Les vamos a pedir más de 300 muestras”, dijo un funcionario ofuscado. Por fuera del duro enfrentamiento entre el oficialismo y el GEN y el Partido Socialista, la cuestión debe quedar aclarada.

El Parque y los bomberos    

En el marco de los cambios en Obras Públicas, quien vuelve a ocupar un cargo directo ejecutivo es el ingeniero Héctor Comparato al frente de Vialidad Urbana, Pavimento e Hidráulica. La primera es la que mayor dolor de cabeza le dio al hasta ahora director Sarasola. Innegable falta de maquinaria, presupuesto y personal, más los reclamos en aumento de los vecinos, fueron enumerados al momento de anunciar su alejamiento.

Parque y Paseos es otro rubro que la administración deja bastante que desear. Ahora se está apurando el reacondicionamiento del Balneario teniendo en cuenta el inicio de la temporada pero lo que resulta lamentable es el estado en que se encuentra el Parque Municipal. No alcanza con salir corriendo como los bomberos a juntar algunas ramas porque se denuncia la situación en los medios. Quedan plasmados algunos de los baches que tiene la Comuna en sus recovecos.

¿Hay ajuste?    

¿Adaptará la administración local su esquema de funcionamiento a las exigencias que vienen del gobierno provincial? La adhesión a la Ley de Responsabilidad Fiscal de los Municipios demanda una serie de medidas. Ya se sabe la enorme planta de personal que tiene esta Comuna. ¿Puede ajustarse por ese lado? Imposible. El elefante que se supo crear desde hace varios años no es sencillo de desarmar. Sí, se podría dar el ejemplo y achicar la cantidad de funcionarios, asesores y compañía. No resuelve el tema de fondo pero es un paso para la austeridad que se declama desde la propia gobernadora quien ya anunció el achicamiento del gasto en cargos políticos.

Azul y los números    

Hay datos que se dieron a conocer en la página “buenosairesabierta.org” sobre la situación financiera y los presupuestos en cada municipio.

En el caso de Azul queda demostrada la enorme dependencia que hay de los dineros que vienen de la órbita provincial, en su gran porcentaje, y de la Nación. Está en el 75 por ciento de los recursos pero, es llamativo el crecimiento de esa tendencia desde el año 2010 hasta el 2016. Por citar los últimos tres años estudiados: en el 2014 vinieron a Azul, desde el gobierno bonaerense, 231. 665.870 pesos; en el 2015: 300.835.218 y en el 2016: 449.589.635 pesos. De origen nacional pasaron de cuatro millones 800 mil a 23 millones 498 mil pesos. Los fondos propios se duplicaron de algo más de 80 millones a 172 millones el año pasado.

El gasto por habitante en Azul, originado en fondos estatales, asciende a $ 9.708 y la deuda, también por habitante, llega a los 608 pesos (el total de la Comuna es de casi 40 millones). Hay que destacar que Azul venía, con respecto a la deuda, por debajo del promedio de  las comunas pero a partir del 2013 se equiparó y luego pegó un enorme salto.

Una provincia dispar    

Una de las conclusiones a las que también se puede arribar, a partir de estos datos, es la diferencia del gasto por habitante entre partidos del Gran Buenos Aires con los del  interior. Mientras La Matanza recibe $ 3.238 (más de un millón setecientos mil ciudadanos) y Azul algo más de nueve mil (65.280), Monte Hermoso está primero con más de 37 mil pesos (5.600 habitantes) y, por citar un ejemplo de la zona, Tapalqué supera los 24 mil (población: 9.178). Estos números son demostrativos de una provincia inviable, fuera de escala y que no puede seguir teniendo un enorme conurbano, con millones de habitantes e igual cantidad de necesidades con las realidades del interior. Esto también, es un ejemplo de un país que hace mucho tiempo perdió su rumbo como proyecto de Nación.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    diciembre 3, 2017 at 2:38 pm

    Que habría sido de Bertellys sin el dinero de la Provincia y Nación? Hubiera sido un desastre, así que a agradecer profundamente a esas autoridades.
    Cualquier otro que estuviera en La Intendencia era Gardel si recibía las mismas partidas. Así que tampoco es mérito del Intendente. Mejor ocupense en saber que hacen con el dinero recaudado en Azul.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *