“Cuentos de Dichos y Dichosos”

La ciudad de Azul, durante su existencia, sufrió distintas catástrofes atmosféricas. Pero, a pesar de los vientos intensos, algunas inundaciones, y otros fenómenos climáticos, fue en el año 1980 que fue azotada por una masa de agua que llegó a casi inundar a toda la ciudad. Este hecho que comprendió a una región de la provincia de Buenos Aires marcó un antes y un después en la sociedad.

Antes, pensando que nunca nos iba a suceder. Después el temor de que se repita. Así cuando llovían 100 milímetros ya la gente empezaba a levantar cosas de sus casas y acudían al arroyo a ver cuánto había crecido.

En las inundaciones del año 1980 se vivieron momentos dramáticos, otros cómicos; también estuvieron las situaciones difíciles que tuvieron que afrontar, especialmente los docentes, con las familias que tenían que albergar en los establecimientos educacionales, porque sus casas tenían en su interior más de un metro de altura de agua, transformándolas en inhabitables. También aparecían hechos y actitudes que tenían que ver con la sociología. Que es la ciencia cuyo objeto de estudio es el comportamiento y la organización de las sociedades humanas y los fenómenos sociales.

Un tiempo después de sucedido este acontecimiento climático excepcional que abarcó a una extensa región de la provincia de Buenos Aires, la doctora Raquel Táccari habló con Juan Miguel Oyhanarte y le entregó unos papeles relatando lo que ella había vivido durante fines de abril y principio de mayo de 1980, ya sea en la escuela como así también en su vida diaria.

Esos papeles, un trabajo muy serio, muy bien escrito, fueron publicados y causó una sensación muy especial en la comunidad por la forma como estuvieron relatados los hechos y con la crudeza que exponía las situaciones que se sucedían dentro de los establecimientos escolares con las familias allí albergadas.

Han pasado más de 30 años de este relato y la doctora Raquel Táccari continuó estudiando, trabajando en la profesión, y escribiendo con ese enfoque tan particular que tiene ella.

Últimamente cinco cuentos que fue creándolos en el tiempo a partir de dichos populares como “a quien Dios no da hijos, el diablo le da sobrinos”, “al que madruga, Dios lo ayuda”, “no hay mal que por bien no venga”, “a mal tiempo buena cara” y “antes que te cases, mira lo que haces”.  Los unió y apareció el libro “Cuentos de dichos y dichosos” que fue presentado en el Museo López Claro, cedido gentilmente por sus autoridades para este evento.

El ejemplar cuenta con refranes e historias de la vida cotidiana y tiene un fin más que noble: el producido de la venta de los ejemplares fue donado al Hogar de Ancianos de esta ciudad, que, como es de público conocimiento, está pasando por una difícil situación económica y financiera.

Ante gran cantidad de público la autora contó detalles de cómo fue la génesis de este libro que fue imaginar personas y situaciones, no muy alejadas de la realidad, sino que se tiene en cuenta cosas que pasan todos los días.

Como cierre de esta presentación Guillermo Robledo y Totó Granada interpretaron algunas melodías en guitarra y teclado respectivamente.

Es muy meritoria la actitud de la Dra. Raquel Táccari de escribir un buen libro y ayudar a una institución, como el Hogar de Ancianos, que está en una situación complicada.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *