COMENZÓ EL PASADO LUNES

Culminó el “Sanjo Rock” con excelente convocatoria de público

Después de dos postergaciones por factores climáticos, finalmente desde la organización se decidió realizar el encuentro musical el lunes y ayer, en el predio ubicado en Cháves y Escalada. En tanto que el objetivo fundamental de esta iniciativa fue reunir alimentos no perecederos para el comedor del barrio y se cubrieron ampliamente las expectativas. 

 

La presidente de la comisión vecinal Marisa Rojas: “es importante para nosotros que desde el Club tuvieran esta iniciativa y nosotros, como comisión, vamos a acompañar siempre. Pero esto nunca se había visto en el barrio y está muy bueno que todos se movilicen para una causa común y a beneficio que es reunir alimentos para el comedor”. Uno de los vecinos del San José, Rubén Lobby: “me gusta que la gente se integre, que vengan artesanos, que pinten porque en definitiva, todo es un arte y la gente del barrio me comentó que está muy contenta, y quizás para marzo se haga el segundo encuentro”. La primera de las bandas “Artuá” conformada por Alan Alvarez en guitarra; Brian Álvarez en batería y José Tomaselli en bajo. 
FOTOS NACHO CORREA 
Una gran cantidad de público se sumó a esta iniciativa que tanto se hizo esperar por las condiciones climáticas.
<
>
La presidente de la comisión vecinal Marisa Rojas: “es importante para nosotros que desde el Club tuvieran esta iniciativa y nosotros, como comisión, vamos a acompañar siempre. Pero esto nunca se había visto en el barrio y está muy bueno que todos se movilicen para una causa común y a beneficio que es reunir alimentos para el comedor”.

El pasado lunes con tormentas eléctricas y precipitaciones comenzó la primera edición del “Sanjo Rock”. Cabe recordar el evento ya se había postergado dos veces, también por factores climáticos, pero en la jornada del lunes el cielo parecía despejarse y desde la organización -la comisión directiva del Club San José y los músicos- se animó a llevarlo adelante.

Aunque, aproximadamente, a las 20 horas comenzaron a tocar los grupos. En total lo hicieron tres y se suspendieron los cuatro restantes programados, a causa de la lluvia torrencial de las 23 horas.

De esta manera ayer, el sol salió y parecía hasta una bendición para la gente que impulsó el “Sanjo Rock”, después de tantos intentos frustrados poder hacerlo.

Es importante señalar que la “entrada” para ingresar al predio y disfrutar del arte y de la cultura era un alimento no perecedero destinado al comedor del Barrio San José.

Por ello es que a las 16.30 comenzaron a caer los feriantes y los artesanos para comercializar sus productos, y la gente de a poco se fue sumando hasta que a las 20.30 tocó la primera de las bandas. Continuó el desarrollo tal como estaba previsto la misma tarde del martes.

En principio la apertura del evento estuvo a cargo de Los Tambores del Callvú y posteriormente los conductores “Charly” Martínez y Andrea Góngora subieron al escenario a presentar las bandas.

En primer lugar actuó “Artuá” con Alan Alvarez en guitarra; Brian Álvarez en batería y José Tomaselli en bajo.

Posteriormente actuó “En Otra Sintonía”, agrupación conformada por Ayelén Quiles en voz, Ian Fernández en guitarra y voz y Simón Fernández, en batería.

Después pasó por el escenario del SanJo Rock, “Perros Cayejeros” y a su término “Marrajo” con Germán López en voz, Emmanuel González en guitarra, Gastón Ciappina en batería y David Mauro en bajo.

Al finalizar, actuó “News Spray” con Sebastián Leiva en guitarra y voz, Daniel Cejas en bajo y coros, Casimiro Leiva en batería y Andrés Costa como músico invitado en teclados.

Finalmente, cerró la primera jornada del Sanjo Rock el grupo “Cimarrón” integrado por Juan Carestía en voz y guitarra, Pablo Capranzano en bajo eléctrico y Franco Lagos en batería.

“Concurrió gente del barrio que nunca participó de nada”

 

En primer lugar la presidente de la comisión vecinal del barrio, Marisa Rojas destacó que “en realidad es algo muy importante porque nunca antes se realizó una actividad así. Lo cual motivó y movió a todo el barrio a participar porque anoche el vecino salió de su casa”. Aclaró que “concurrió gente del barrio que nunca participó de nada, había gente de todas las edades. Además muchos de los feriantes son del Barrio San José y eso suma”.

Es decir “es importante para nosotros que desde el Club tuvieran esta iniciativa y nosotros, como comisión, vamos a acompañar siempre. Pero esto nunca se había visto en el barrio y está muy bueno que todos se movilicen para una causa común y a beneficio que es reunir alimentos para el comedor”.

Sobre esta última entidad, añadió que “es una institución que necesita la colaboración de todos y fue muy buena la iniciativa del Club y del rock. Más que palabras de agradecimiento no hay. Está muy bueno que se realicen estas cosas”.

“El Sanjo Rock llegó para quedarse”

 

Por su parte uno de los integrantes de la comisión directiva del Club San José, José Natiello señaló que “ayer el balance de la recolección de alimentos fue muy positivo, tuvimos que llevarlos al Club y mañana (por hoy) vamos a entregarlos oficialmente a la gente del comedor”. “La verdad es que fue una muy buena respuesta que nos sorprendió porque normalmente uno espera que, como son chicos, les de vergüenza y nada que ver, sino que por el contrario, abrían las mochilas y sacaban alimentos. Hasta hubo familias que no pudieron estar, pero que mandaron bolsas con alimentos y junto a ellas cartitas disculpándose por la inasistencia”.

Acotó que “sinceramente la respuesta del barrio fue terrible. Pienso que esto no fue un logro de los músicos, de la gente del sonido, sino de la gente; porque ayer en plena lluvia no se movían, querían que se siga haciendo y creo que ya lo tomaron con sentido de pertenencia. El Sanjo Rock quedó para quedarse”.

“Me gusta que la gente se integre”

 

Por último, uno de los vecinos del San José, Rubén Gobby que estaba presente en la oportunidad apuntó que “hace, aproximadamente, más de treinta años que trabajo en la comisión de este Club pero en este momento ya no estoy más. La verdad es que este evento fue una idea de un amigo mío, Nicolás que también trabajó mucho por la institución y al fin se pudo llevar a cabo. Más que nada él pudo ver la movida del Azul Rock y ahí comenzó todo”.

Consultado en cuanto a cómo vecino qué le genera expresó que “me gusta que la gente se integre, que vengan artesanos, que pinten porque en definitiva, todo es un arte y la gente del barrio me comentó que está muy contenta, y quizás para marzo se haga el segundo encuentro”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *