CULPABLE DE UN “HOMICIDIO SIMPLE CON EXCESO EN LA LEGÍTIMA DEFENSA”

Ariel Aníbal Álvarez, durante la audiencia de hoy martes de lo que fue este juicio. Al joven lo acusaron de un “homicidio criminis causa”. Pero un jurado popular lo declaró “culpable” de un “homicidio simple con exceso en la legítima defensa” y será condenado como máximo a una pena de cinco años de prisión. FOTO NICOLAS MURCIA
<
>
Ariel Aníbal Álvarez, durante la audiencia de hoy martes de lo que fue este juicio. Al joven lo acusaron de un “homicidio criminis causa”. Pero un jurado popular lo declaró “culpable” de un “homicidio simple con exceso en la legítima defensa” y será condenado como máximo a una pena de cinco años de prisión. FOTO NICOLAS MURCIA

Ariel Aníbal Álvarez, un azuleño que tiene 24 años, fue declarado por un jurado popular “culpable” -durante la tarde de este martes- de un homicidio simple con exceso en la legítima defensa, hecho ocurrido en Azul en el año 2015.

Víctima de ese episodio había resultado un joven llamado Ezequiel Marcelo David Pucheta, que en los primeros minutos del 12 de abril de 2015 resultó  gravemente herido a puñaladas por el joven que fue sometido a este juicio con jurados, cuando ambos coincidieron aquel día en una casa de Villa Piazza Sur a la que habían ido a comprar drogas.

Los doce ciudadanos que integraron el jurado para este proceso llevado a cabo en los Tribunales de Azul anunciaron esta tarde de martes el veredicto de culpabilidad para el joven, que está preso desde hace poco más de dos años.

Según lo que se dio por probado, Álvarez atacó con un cuchillo a la víctima, a la que le provocó graves lesiones, una de las cuales había afectado su corazón y pulmones.

Pucheta tenía 26 años y murió el 29 de mayo de 2015, mientras estaba internado en el Hospital Pintos.

Al juicio, el joven que fue declarado “culpable” por el jurado popular había llegado acusado de un “homicidio criminis causa”, que contempla una pena mucho más grave -prisión perpetua- si se la compara con la que le será impuesta ahora.

El delito de homicidio simple con exceso en la legítima defensa incluye para quienes resultan condenados penas que van desde los seis meses (teniendo en cuenta la fecha en que el hecho se produjo, aunque en la actualidad el mínimo, reforma mediante, es de un año) a los cinco años de prisión.

La sanción que le será impuesta al joven se anunciará después de que este jueves, ya sin la presencia del jurado, se realice la audiencia de cesura del juicio.

Durante la misma, el fiscal y las defensoras oficiales que intervinieron en este proceso formularán los respectivos pedidos de pena para el joven, pero ya teniendo en cuenta esa calificación que del hecho hizo el jurado popular.

Será la jueza Alejandra Raverta, desde el Tribunal Oral en lo Criminal número 2, quien deberá dictarle la pena al joven tras esos pedidos que formulen en la audiencia del jueves el fiscal Guillermo Vaticano y las defensoras oficiales Mariana Mocciaro y Soledad Kelly.

El ciudadano que había sido elegido para presidir el jurado y tenía que anunciar esta tarde el veredicto no pudo hacerlo, ya que se mostró visiblemente conmovido y lloró, lo que le impidió leer la conclusión a la que había arribado ese grupo de doce personas que integró para este debate.

Eso derivó en que fuera otro hombre, también integrante del jurado, el que finalmente anunciara que Álvarez era hallado “culpable” de ese homicidio simple con exceso en la legítima defensa.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *