COPA DAVIS

De la cabeza con Federico Delbonis

“Me mostré firme de cabeza y cuando no estuve sólido, lo resolví con inteligencia y tranquilidad”, dijo el azuleño ayer, no bien pudo darle el primer punto al equipo argentino en los cuartos de final ante Italia. En la ciudad de Pesaro, Delbo venció a Andreas Seppi por 7-6 (4), 3-6, 6-3 y 7-6 (3). 

Delbonis, el artífice del 1 a 0 para Argentina ante Italia, por los cuartos de final de la Davis.

ADRIÁN QUIROGA
<
>
Delbonis, el artífice del 1 a 0 para Argentina ante Italia, por los cuartos de final de la Davis. ADRIÁN QUIROGA

Federico Delbonis (40° del ranking mundial de la ATP) pasó a tener saldo a favor en la Copa Davis, certamen en el que acaba de obtener su tercer triunfo en su quinta intervención. Ayer, en el albor de la serie de cuartos de final entre Argentina e Italia, en el polvo de ladrillo de Pesaro, el azuleño inauguró el fin de semana con una notoria alegría para el equipo de Daniel Orsanic. Un triunfo clave para la circunstancia italiana, el primer punto conquistado y la cuesta arriba para el local.

En la mañana de viernes, Delbo derrotó a Andreas Seppi por 7-6 (4), 3-6, 6-3 y 7-6 (3). La lluvia se había empeñado en complicar las cosas en la ciudad de las 4 “M” (mar, montes, música y mayólicas). Pero finalmente las inclemencias declinaron en parte y fue tiempo del gran esfuerzo de Federico, atravesado por los nervios y un juego cada vez más errático en la primera manga. Tempranamente logró quebrar el saque de Seppi, moviéndolo, sacándolo del confort del fondo. La ventaja obtenida, Delbonis la sostuvo hasta el tramo definitorio del set. Malogró dos chances de ganarlo mientras sacaba el italiano. Estando 5-3 en ventaja, para el argentino el noveno game fue un karma y su rival acortó distancias. En el punto siguiente, el zurdo de Azul tampoco usufructuó una doble oportunidad y el juego derivó en el tie-break Errores a cada lado de la red y en el momento cúlmine, un fallido tiro largo de Seppi y set para Delbonis.

El italiano controló el comienzo del segundo parcial y cifró ese tramo en 3-0. El clima seguía sin ser compañero y Delbonis parecía hacer juego con tanto gris. Seppi, esta vez sin desconcentraciones, consiguió sellar el 6-3 y nivelar el partido en un set por lado.

El tenista local pareció acomodarse y ofrecer otras oportunidades. A Delbonis le costaba mucho lastimar con sus golpes y ganar cada punto era una dificultad, pero la tormenta iba a ser pasajera y las nubes, al correrse, dejaron ver el sol en el desarrollo. El azuleño mantuvo el saque y en el cuatro break point del que dispuso con el saque del italiano en el octavo game, consiguió el quiebre esperado. Después aseguró sin dudas con su saque para quedar dos sets a uno arriba.

Ahora, el que se presentaba reconfortado a los ojos de su oponente era el tenista argentino; se había acercado demasiado a la cornisa, pero nunca sobrepasando el borde para no poder volver. Seppi debió ser atendido por dolores lumbares y el estado de las cosas hacía presumir que el festejo no escaparía. Llegaron hasta el undécimo game y ahí Federico capitalizó la tercera de sus chances de break. Fue entonces 6-5 a sacar para partido, pero ahí volvieron todas las dudas: quiebre de Seppi y directo al tie-break.

El italiano resignó dos puntos de saque y, cuando Delbo se puso 4-1, cedió los suyos. Pero a partir de ahí, con mucho de coraje y otra vez con algo de ayuda del inestable tenista local, el argentino consiguió la esperada victoria.

(Informe realizado con base en la información brindada por el periodista Federico Kotlar)

“CON INTELIGENCIA Y TRANQUILIDAD”  

Una vez consumado el gran triunfo ante Seppi, Delbonis habló con TyC Sports, micrófono en el que analizó los senderos recorridos en el partido que abrió cuartos ante Italia. El azuleño ponderó el factor anímico y el carácter para afrontar los momentos de merma en su rendimiento: “Estaba complicado jugar por el viento, la pelota se movía. Pero me mostré firme de cabeza y cuando no estuve sólido lo resolví con inteligencia y tranquilidad”, comentó.

“Estaba preparado para lo que sea –dijo después– y pude sacarlo adelante. La Copa Davis es un campeonato diferente, con muchas emociones. El público italiano se parecía a La Bombonera por la forma en que alentó, pero pude controlar eso. Estar ya 1-0 es muy lindo”.

Delbonis también habló con la prensa oficial de la Copa Davis. Volvió sobre conceptos de confianza, carácter y aseguró que “no podía caer en un partido tan extraño”. “Donde bajabas un poquito mentalmente, el otro te comía”, destacó.

El valor del primer punto, para Delbonis, pasa por el rol que sí o sí deberá tomar hoy el equipo italiano: “Italia va a tener que salir a ganar, no importa el resultado. Lo bueno es que nosotros tenemos a “Pico” en una buena posición y a nuestros dobles. Ellos, si tendrán que hacer una variante o repetir jugadores, lo van a sentir. El haber jugado un solo punto nos da algo de ventaja. Pero no queremos hacer cálculos antes de tiempo”.

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *