Decomiso de mercadería

 

Según se informó desde el municipio, inspectores de Bromatología -dependiente de la Secretaria de Protección Ciudadana y Habilitaciones-, realizaron una inspección de rutina en un Autoservicio ubicado sobre calle Miñana -no dieron a conocer el nombre ni la altura en que se encuentra el comercio- donde se constató que productos alimenticios refrigerados (lácteos, chacinados y pastas) se encontraban almacenados a mayores temperaturas que las estipuladas en su rótulo reglamentario (hasta 17°C). Por tal motivo, procedieron al secuestro de aproximadamente 260 kilos de esos productos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *