TENIS - ABIERTO DE AUSTRALIA

Delbonis optimizó su historia y espera a Simon

 

Tras poco más de cuatro horas, el tenista azuleño se impuso al rosarino Renzo Olivo por 7-6 (7-5), 3-6, 6-7 (3-7), 7-5 y 6-2 y por primera vez abordará una tercera ronda de Grand Slam. Esto sucederá el viernes, cuando enfrente al francés Gilles Simon.

Voy para adelante. Delbonis jugará por primera vez una tercera ronda de Grand Slam.

TYC SPORT
<
>
Voy para adelante. Delbonis jugará por primera vez una tercera ronda de Grand Slam. TYC SPORT

La edición de EL TIEMPO de ayer cerró, en los últimos instantes del martes 19, y aún batallaban y pugnaban por hallar algún resquicio que escapase a toda la información registrada que cada uno posee del otro. Federico Delbonis y Renzo Olivo, viejos conocidos aunque con poco juego oficial entre ambos, dieron forma a un previsible equilibrado partido por la segunda ronda Abierto de Australia y al cabo de 4 horas y 13 minutos, el azuleño se impuso y logró su mejor rendimiento en un Grand Slam.

7-6 (7-5), 3-6, 6-7 (3-7), 7-5 y 6-2, fue el marcador que cifró la gran victoria del Delbo al cabo de una disputa repleta de errores no forzados y con consolidaciones que, en escasos lapsos de tiempo, cambiaban de lado. Recién en el último set, Delbonis gravitó un margen importante ante el rosarino y logró cerrar un ajetreado cotejo, una muestra de carácter y, a la vez, un sincero espejo para Delbonis y sus aspiraciones. No obstante los méritos en el juego del tenista de Azul y la asimilación más adecuada a este tipo de circunstancia de competencia, puede que en Olivo haya gravitado la seguidilla de partidos previos (debió jugar tres en la clasificación).

La última foto del partido mostró un gran saque de Delbo, a 202 kilómetros por hora, que requirió la revisión del Ojo de Halcón. Cuando el azuleño vio que la pelota había rozado por un milímetro la línea del lado interno, alzó las manos al cielo y celebró ante su compatriota.

Este duro triunfo de Delbonis –número 53 del ranking– se tradujo como su mejor resultado en un torneo de Grand Slam. Hasta el momento, su desempeño más extenso había sido en Roland Garros 2013 y el US Open 2014, donde perdió en el segundo partido.

El próximo rival del azuleño es el francés Gilles Simon, puesto 14° entre los favoritos. El horario en que ambos pugnen por arribar a los octavos de final aún no ha sido confirmado; puede que se enfrenten esta noche o en las primeras horas de mañana (siempre considerando el horario argentino). Para Simon no resultó nada fácil atravesar el tercer peldaño del Abierto, puesto que también debió afrontar cinco sets para ganar, por 6-3, 5-7, 7-6 (7-1), 4-6 y 7-5, en su caso al ruso Evgeny Donskoy.

“No jugamos tan bien”  

Algo de aliento mantuvo Delbonis para poder emitir sus pareceres luego de vencer a Olivo. “Fue un partido luchado, con mucha tensión, y la verdad es que no jugamos tan bien”, se sinceró. “Estaban los nervios para los dos, por la posibilidad de estar en una tercera rueda”, agregó.

El azuleño se permitió un pequeño balance de la victoria, un partido cuyo resultado es un mojón muy destacado en el devenir deportivo del zurdo. “Lo malo fue que perdí un set que tenía casi ganado –reconoció–; lo positivo es que pude remontar el partido, y saqué y devolví bien. Igual, sé que no me tengo que relajar. Es mi primera vez en tercera ronda, en cancha rápida, qué más puedo pedir”.

De cara a su próximo rival, Delbo ya sabe a qué atenerse: “Contra Simon van a volver todas (las pelotas), son todas batallas con él. Yo tengo la motivación de querer llegar a una segunda semana en un Grand Slam”.

Renzo Olivo también hizo declaraciones al cabo de la disputa y también se refirió a lo complejo del encuentro que sobrepasó las cuatro horas de duración. “No fue fácil porque nos conocemos de hace mucho –indicó el rosarino–, nos llevamos bien, pero cada uno sabe que hay mucho en juego. Hay que dejarlo todo, alentarse y no importa quién sea el rival. Para estar acá estamos dejando muchas cosas de lado”.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *