TENIS

Delbonis perdió con Schwartzman, pero es el 34 del mundo

El sábado, el azuleño cayó ante su compatriota porteño por 7-6 (5), 3-6 y 2-6, en una de las semifinales del ATP 250 de Estambul, en el polvo de Turquía. La destacada campaña le permitió acceder de nuevo a su mejor marca histórica. Schwartzman se consagró ayer ante el búlgaro Grigor Dimitrov.

Delbonis cayó ante Schwartzman en semis de Estambul, punto final de un desempeño que le permitió igualar su mejor posicionamiento mundial.

ATP ESTAMBUL
<
>
Delbonis cayó ante Schwartzman en semis de Estambul, punto final de un desempeño que le permitió igualar su mejor posicionamiento mundial. ATP ESTAMBUL

Noticia de (antes de) ayer, ¡extra, extra! La no publicación de la edición dominguera de este matutino nos impidió reflejar en tiempo la resolución del cotejo en el que Federico Delbonis enfrentaba a Diego Schwartzman en una de las semifinales del ATP 250 de Estambul.

La participación del azuleño en el certamen de Turquía, además de una destacada campaña, dejó como buena nueva su llegada al puesto 34 del escalafón mundial, la mejor marca de su trayectoria profesional, idéntica a la que logró en mayo de 2014 luego del ATP de Niza, donde perdió frente al letón Ernests Gulbis. Este notorio desempeño mantiene a Delbonis como el mejor tenista argentino del mundo, anteponiéndose en el ranking a Leonardo Mayer, Guido Pella y a Diego Schwartzman. Para dimensionar realmente la actualidad deportiva del azuleño, alcanza con (y hay que) entender que en todo el planeta, sólo 33 tenistas están rankeados por encima de “Delbo”.

La contracara de esto ha sido la derrota en el partido que justamente nos quedó pendiente de resolver periodísticamente. El “Peque” arribó a la final del torneo luego de imponerse a Delbonis, el sábado, por 7-6 (5), 3-6 y 2-6. Schwartzman logró recuperarse tras haber perdido el primer parcial en el tie break y se quedó con la victoria ante el azuleño al ganar la segunda y la tercera manga.

Es la primera vez que el tenista porteño le gana a Delbonis al cabo de cuatro mano a mano. También fue debut en lograr una clasificación a una final de ATP, final que lo vio como vencedor ayer ante al búlgaro Grigor Dimitrov por 6-7 (5), 7-6 (4) y 6-0.

En el último set, cuando el argentino ganaba 5 a 0, el búlgaro se sacó porque el encordado de sus raquetas fallaba y rompió dos contra el piso (ya había roto otras dos en sets anteriores). La actitud provocó una sanción de un game, que selló el 6 a 0 final para su rival.

Para Schwartzman, el título en la capital turca tuvo una trama de película: hace menos de un mes, el 5 de abril, se había despedido del ATP de Houston tras perder 6-0 y 6-0 con el chipriota Marcos Baghdatis. Y entonces se le cruzó por la cabeza realizar un parate prolongado.

“Trabajé mucho, tuve charlas largas con todo mi equipo, evalué si venir o no. Algunos me aconsejaron parar un poco, estar en casa. Yo lo primero que dije fue que tenía que seguir compitiendo, que en ningún lugar iba a estar mejor que en la cancha después de esa semana tan mala”, contó el porteño en diálogo con radio Continental. “Los golpes duros sirven para poder entender un poco”, reflexionó.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *