EN EL MARCO DE UNA MANIFESTACIÓN EN EL VEREDÓN MUNICIPAL

Delegados gremiales de los trabajadores de Fanazul entregaron un petitorio al Ejecutivo

Los representantes de ATE denunciaron 240 despidos que se consumaron en Fabricaciones Militares, incluyendo a tres empleados de la planta situada en la Ruta 80 que fueron dejados cesantes. La idea era entregar copia del mismo requerimiento al presidente del Concejo Deliberante, pero Pedro Sotille nunca llegó a la cita, al menos a la hora a la que ésta había sido pautada. Se le pide a los gobernantes locales que gestionen ante el Ministerio de Defensa para tener precisiones sobre la política que el macrismo piensa implementar específicamente en estos establecimientos fabriles. 

Los manifestantes se concentraron en el ingreso al Palacio Comunal a la espera de ser recibidos por el Intendente. Finalmente fueron atendidos por el secretario de Gobierno. Alejandro Vieyra recibió el petitorio de manos de 
Juan Cacace. El delegado gremial fue quien, además, hizo una explicación ante el funcionario de los alcances de la protesta y del riesgo de que se produzcan más despidos en Fanazul.
<
>
Alejandro Vieyra recibió el petitorio de manos de Juan Cacace. El delegado gremial fue quien, además, hizo una explicación ante el funcionario de los alcances de la protesta y del riesgo de que se produzcan más despidos en Fanazul.

Delegados gremiales de los trabajadores de la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos de Azul (FANAZUL) hicieron entrega anoche en el Palacio Comunal de un petitorio en el que se le pidió a la dirigencia política local que realice gestiones ante el Ministerio de Defensa para conocer precisiones sobre la política que el gobierno macrista piensa implementar específicamente en torno de estos establecimientos fabriles.

Además de denunciar los 240 despidos que la Nación concretó en sede central de Fabricaciones Militares, cuyos responsables se niegan a recibir a los trabajadores, los representantes sindicales de ATE reclamaron el cese del régimen de contrato, lo que genera un estado de inestabilidad e incertidumbre para los dependientes.

En principio los obreros de Fanazul –acompañados por la secretaria general y el secretario adjunto de la delegación local de la Asociación de Trabajadores del Estado, Vanina Zurita y Eduardo Bercovich, respectivamente- iban a ser recibidos por el intendente municipal y el presidente del Concejo Deliberante.

Hernán Bertellys no estuvo presente, siendo representado por el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra, mientras que Pedro Sotille no llegó a la cita –programada para las 20 horas- y sólo estuvo en el lugar el edil del GEN Omar Norte. Llamó la atención que no hubiera otros concejales presentes a fin de conversar con los trabajadores sobre el grado de preocupación que legítimamente tienen.

“Política de ajuste”

Ante la consulta de EL TIEMPO, Vanina Zurita explicó las razones de la movilización al veredón municipal, donde los afiliados a ATE desplegaron banderas con mensajes orientados a dar cuenta de las razones de la protesta.

“Esto tiene que ver en el marco de la protesta y los reclamos que están haciendo los compañeros de Fabricaciones Militares debido a los 240 despidos en sede central, con alcance a nuestra ciudad. No es nada nuevo lo que hemos dicho; esto tiene que ver con la política de ajuste del presidente Macri y obviamente repercute en nuestra ciudad, sacudida por una ola de despidos. No es ni más ni menos que una política de Estado dejar sin laburo a nuestros compañeros”, expresó.

“Estamos aquí –explicó- para entregar un petitorio tanto al Concejo Deliberante como al Intendente para que intercedan ante las autoridades de Fabricaciones Militares o el Ministerio de Defensa (para gestionar un encuentro), algo que hasta el momento no le han otorgado a nuestra organización, siendo que es el gremio que concentra al grueso de los trabajadores afiliados. A nivel nacional, provincial y de los distintos municipios se está perfilando un achicamiento del Estado a la mínima expresión. Son políticas consecuentes por parte del gobierno con estrategias que tienen como proyecto de país”.

Pesada herencia

Juan Cacace, delegado de ATE, advirtió que “estamos acá ante los despidos indiscriminados que sufrimos en Fabricaciones Militares a raíz del cambio de gobierno. Cuando asumió el Frente Cambiemos empezaron con contratos por tres meses y ahora, de buenas a primeras, de la sede central de Fabricaciones Militares despidieron a 240 compañeros sin tener en cuenta si tenían tres meses o cuatro años de antigüedad”.

El delegado sindical consideró un agravante la situación que vive la ciudad en materia de fuentes laborales.

“En Azul, con la escacés de laburo que hay, por la irresponsabilidad empresaria está quedando mucha gente en la calle y no queremos encontrarnos en nuestra fábrica con más despidos. Por eso queremos pedirle a nuestros gobernantes locales si pueden conseguirnos una audiencia con los directivos que tenemos en Fabricaciones Militares, que no nos están atendiendo a nosotros, que somos los representantes de los trabajadores. Primero echaron personal y después quisieron ver qué es lo que pasa. Ellos hablan de reestructurar y lo que proponen es dejar gente en la calle. Eso no lo vamos a sostener ni a bancar de ninguna manera”, agregó.

Cacace admitió que la crisis que viven en la actualidad es consecuencia de las “malas políticas” de la intervención que tuvo el gobierno del Frente para la Victoria. “El anuncio que hizo la intervención anterior fue en réplica a las manifestaciones de protesta que tuvimos el año pasado pidiendo el pase a planta de los contratados. Esto también es consecuencia de políticas pasadas que no se ajustaron a lo que los trabajadores veníamos necesitando. Si nosotros hubiéramos logrado conseguir un pase a planta hubiéramos tenido un avance”, indicó.

“Nosotros somos todos los años contratados. Nuestros contratos cesan el 31 de diciembre y no recibimos indemnización alguna si deciden cesantearnos, y esto lo pueden hacer sin importar la cantidad de años que tengamos en la fábrica. Yo tengo 13 años en la fábrica y de hoy para mañana nos pueden cesantear. Lo que estamos viviendo ahora es producto de las malas políticas aplicadas por la anterior intervención”, reiteró.

¿Sólo un anuncio?

El delegado de ATE en Fanazul fue consultado respecto del anuncio realizado públicamente el año pasado, que hablaba sobre una supuesta inversión millonaria para ampliar la capacidad de producción de plantas como la que funciona en esta distrito.

“La planta de nitroglicerina que habían dicho que se iba a comprar puede llegar a instalarse pero tenemos tanta incertidumbre, que no sabemos qué vamos a producir el mes que viene. Con ese panorama no podemos pensar en una nueva planta porque no tenemos palabra oficial de la intervención”, advirtió Cacace.

A su turno Marcelo Laporte, otro de los representantes sindicales de los trabajadores, confirmó que en Azul son tres los compañeros que fueron dejados cesantes por la intervención de Fabricaciones Militares.

“Acá queremos ver la estructura política (de Azul) moverse para que nos ayuden a ver qué destino tenemos. Como no hemos podido tener reuniones con los directores, no sabemos si vamos a volver a producir; si vamos a trabajar para Minería o para Defensa…Es una incertidumbre y, como decía Juan (Cacace), han echado compañeros que tenían siete años en Fabricaciones Militares sin mirar si se necesitaba o no a esa gente”, amplió.

Consultado sobre el presente de la planta de pólvora y explosivos local, Laporte precisó: “Lo que se está haciendo es lo programado por la anterior intervención hasta el mes de marzo. Nuestra incertidumbre es que han desmantelado producción, seguridad y otras áreas fundamentales y no sabemos con quién dialogar de marzo en adelante”.

EL DATO

Alejandro Vieyra fue el encargado de recibir a la delegación de trabajadores de Fanazul y receptar el petitorio por el que se le pide al Ejecutivo que interceda para gestionar una reunión con el Ministro de Defensa. Juan Cacace, al hacer entrega de la nota, le sugirió al secretario de Gobierno evitar un encuentro con el interventor de Fabricaciones Militares, que no ha demostrado el más mínimo interés por recibir a los trabajadores.

“ESCUCHAR Y BUSCAR CONTACTOS

Omar Norte fue el único concejal, integrante del GEN, que ayer estuvo en el veredón para escuchar el reclamo que tenían para hacer los trabajadores estatales representados por ATE.

El edil significó el impacto que una eventual cesantía de trabajadores puede tener en un distrito como el de Azul, desde hace algunos meses tan afectado por despidos sorpresivos.

“Lo que más afecta es el contexto. Esto se da en el marco de una situación delicada en varias partes del país con algunos despidos, pero en Azul esto se agrava porque todos sabemos cómo está el Partido en cuanto al tema laboral. Vamos a escuchar qué es lo que plantean los delegados de los trabajadores de Fanazul y veremos si se puede hacer algo desde el Estado”, indicó.

Norte sostuvo que, desde el Legislativo, se le ha planteado al Ejecutivo convocar al Comité de Crisis para evaluar los pasos a seguir. “Estamos esperando que el Intendente convoque a este comité para buscar entre todos algún paliativo a esta situación. Azul es un caso particular que hay que tener en cuenta atento a la grave situación laboral que hay. Debemos tener todas las alertas posibles y el ingenio para que lo laboral se vea lo menos afectado posible. El tema es escuchar y buscar contactos con los gobiernos provincial o nacional”, culminó.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    febrero 17, 2016 at 8:47 pm

    Lo que no dicen los empleados de Fabricaciones Militares es que dentro de esos 240 despedidoa habia mucha gente que hacía cosas que nada tienen que ver con FM. Había 30 twitteros cuya funcion era atacar a gente que opinaba en contra del gobierno. Además, editaban revistasede prpaganda politica y y un canal de televisión. Ademas de muchos noquis que cobraban sueldos siderales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *