El Tiempo - El diario de Azul
Temas de Interés: #50AñosAlunizaje

Azul

Seguinos Seguinos en Twitter Seguinos en Facebook Seguinos en Instagram Seguinos en YouTube
El Tiempo - El diario de Azul

Temas de Interés: #50AñosAlunizaje
24-06-2019

FABIO REYNO

“La que sube a pelear es, casi siempre, la persona que sufrió algo grave en la vida”

Al frente de Arena Fighter 10, el instructor de Artes Marciales Mixtas ha venido desarrollando un trabajo formativo que se ve redituado en la obtención, por parte de sus alumnos, de títulos nacionales e internacionales. Junto a su compañera Silvina Natalia Diorio, abordaron los inicios, los desafíos que conlleva el rol de formador y cómo, entre tantas luchas, buscan hacer ver que en torno a la MMA en Azul hay “una familia”.


Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Fabio Reyno (parado en el centro) y parte de su equipo de MMA. “Siempre les digo a mis alumnos: yo abrí un caminito que ustedes deben tomar, limpiarlo y seguir y seguir”. GENTILEZA FABIO REYNO

Fabio Reyno se siente un precursor de las Artes Marciales Mixtas en Azul. Solventa esa ostentación a partir de ese camino que trazó –casi diez años atrás– no en soledad, pero sí con escasa compañía. A la vez que la práctica de fútbol se desactivaba algo, fue primero el Jiu-jitso lo que imantó la dedicación de este ex operario de Fanazul. Su desempeño era meritorio, así como sincero su propio examen: para concebirse como un buen luchador de MMA, algunas materias se mantenían pendiente. Se abocó al boxeo, con ello fue fortificando sus dotes, mientras el camino empezaba a tomar forma, quizá sin expectativas de mayores trascendencias.

Una abrupta elipsis nos coloca en el tiempo en que esta nota se realiza. Reyno y su compañera, Silvina Natalia Diorio están al frente del gimnasio Arena Fighter 10 (Lavalle 715), escuela de kick boxing y MMA. Ambos conversaron con EL TIEMPO sobre ese lugar y la dedicación per se que allí los dos plasman, ese deporte que los apasiona y que en aquel instante primigenio “era hobby y hoy es la fuente de ingreso de dinero en mi hogar”, reconoce él.

Una conversa, la que a continuación se reproduce, que abordará situaciones muy singulares que se producen en la sede de Arena Fighter 10, desde la formación de luchadorxs, los campeones que actualmente posee el gimnasio y que exponen el trabajo que se realiza, hasta los motivos que impulsan (motivos no siempre sintonizados con lo dichoso de la vida) a mujeres y hombres que se suman a los entrenamientos que Fabio y Silvina brindan toda la semana.

De lo primero que habló Reyno es del último festival de MMA que su gimnasio organizó, siempre batallando contra los agrios ingredientes económicos. Fue en el gimnasio de River Plate Azuleño, el sábado 8 de junio: “Lo venimos haciendo desde hace cinco años. Este fue el décimo. Se compone de tres disciplinas. Grappling o lucha americana, kick boxing y MMA. Ésta abarca lo que es lucha, kick boxing y la fusión de las mejores técnicas o armas de cada arte marcial. Peleando en MMA podés arrancar de parado y terminás con una sumisión, podés estar perdiendo arriba por golpes y lo llevás abajo y ganás con una sumisión”.

Más allá del aspecto deportivo, la organización aportó dinero a beneficio de la Octava División de fútbol del CARPA, plantel que a fin de año debe afrontar una competencia en Mar del Plata. “Tuvimos 15 peleadores de Azul y tuvimos un resultado excelente: de 15 peleadores, 14 ganaron. Vinieron de Bragado, de Mar del Plata, de La Plata, de Buenos Aires, de Rauch, de Olavarría, de Tapalqué”, contó.

La pirámide que concatena las relaciones institucionales, las órbitas en las cuales se amparan las distintas esferas de las MMA en el país, es explicada por Reyno, quien explicó que “estamos bajo una federación –ADKO Liga X13– ante la cual, yo como profe tengo que cumplir con sus capacitaciones, año a año tengo que pagar una membresía. La idea es poder llevar mis alumnos a la Capital para hacer esas capacitaciones. Es una federación que tiene unos 30 años de antigüedad. Que lo conozco a Gustavo Mazzuchelli, directo de ADKO y mi maestro, hace siete años, cuando inicié MMA en Azul”.

“Era todo nuevo para mí”

“Prácticamente no existía esto en Azul, era todo nuevo para mí”, dice Fabio Reyno cuando se lo impulsa a rememorar el momento en que comenzó a volcarse hacia este cúmulo de disciplinas. “Arranqué con una escuela de Jiu-jitso que funcionaba acá, de un profesor llamado Carlos Aneiros, de Tres Arroyo. Era lo único que había en Azul, pasaron dos años, me mantuve invicto y entonces decidí volcarme al boxeo, que era la disciplina en la que a mí me faltaba desarrollo. No había hecho boxeo. Se trataba de completarme como peleador”.

Comprendiendo las necesidades que su desarrollo como luchador implicaba, Reyno abordó una preparación como boxeador. “Hice dos años de boxeo con José López en River. Me fui formando de esa manera y en un torneo de MMA en Buenos Aires, después de una pelea, se me arrima Mazzuchelli y me dice que si bien me veía con condiciones, me faltaba técnica…bah, me dijo que me faltaba todo.

Él quería formar una selección de MMA con diferentes pesos y buscaba que yo progresara. Me formó como peleador y luego como instructor. Gustavo siempre me decía que yo debía difundir lo que él me enseñaba y así fue que me hice instructor. Me gusta mucho enseñar”, contó.

–¿Te sentís un precursor del MMA en Azul? Al menos alguien que dio visibilidad?

–Siempre les digo a mis alumnos: yo abrí un caminito que ustedes deben tomar, limpiarlo y seguir y seguir. Creo que sí soy un precursor; preguntás afuera y Azul se ha hecho conocido en la zona en lo que hace a MMA y kick boxing, gracias a Dios. No sólo por mí, sino también por mis alumnos y porque yo voy formando instructores.

Y otra de las cosas que veo yo es que tenemos mucha contención social. A Silvina la sigue mucha gente y eso se nota.

“Lo primero que se les enseña es a respetar” 

–¿Mayoritariamente, cuáles son las razones que acercan a las mujeres y los hombres al gimnasio? Sospecho que no todxs querrán ser peleadores.

–Tenemos gente que llega por múltiples razones. Gente que busca perder peso, gente depresiva, gente con baja autoestima. Hoy está muy latente el tema del bullying con los nenes; lo que es deporte de contacto te genera un autoestima alto. Eso no significa que el alumno va a salir a pegarle a todo el mundo. Lo primero que se les enseña es a respetar al compañero, la mamá, su hermana.

Con menos de 15 años, yo no le enseño, por ejemplo, una llave de brazo a un nene que luego se lo puede hacer a un hermano en la casa. Dependerá mucho del carácter de cada chico.

–SD: Son mixtas las clases, hay niñas y niños y cada uno con sus problemas y sus búsquedas.

–¿Tuviste casos de mujeres que se acercaran en pos de hallar una ‘herramienta’ ante la indefensión que sufren habitualmente en circunstancias de violencia de género?

–Tenemos un montón de chicas, y se ve que muchas buscan la parte física y otras, lo físico y la defensa personal. Lo que es arte marciales, en este caso MMA, sirve como defensa personal.

–¿El entrenamiento difiere entre quienes buscan lo físico y quienes pretenden aprender a defenderse o combatir?

–Con Silvina hemos inventado un método de entrenamiento para mis peleadores. En realidad no inventamos, lo que hicimos es fusionar diferentes formas de entrenamiento para los peleadores, y luego empezó a ser probado por toda la gente, ya que el entrenamiento se adapta a cualquier persona, incluso la más sedentaria.

Trabajamos por tiempo en diferentes estaciones y cada cual le pone la intensidad que puede. Empezó a darse un fenómeno de que cada vez comenzó a venir más gente.

–SD: De los 200 alumnos que tiene, serán 18, 20 los que quieren pelear.

–¿Qué diferencia a la persona que desea apasionadamente pelear en la jaula? ¿Qué motivos son los que más se repiten?

–Por lo general, el que sube a pelear –esto es casi siempre así– es la persona que sufrió algo grave en la vida, una experiencia que quiere revertir. Tengo gente que con problemas de drogadicción, o carentes de afecto. Yo los llamo “peloduro”. Ahí se sienten contenidos. Y ni bien llegan me doy cuenta, los miro y pienso, por ejemplo, “este dura dos meses”.

Ante quienes buscan sólo entrenar, yo debo ocuparme de que estén bien y bajen de peso. Pero el peleador es otro tipo de proyecto; lo trabajo psicológicamente…Siempre les digo que somos una familia. Tenemos un grupo de WhatsApp y todos saben que si andan solos, van por la calle y pasa algo, pueden mandar un mensaje al grupo. Siempre hay alguien que está cerca.

–SD: Ha pasado de chicos que hacen MMA y sufren provocaciones por el solo hecho de dedicarse a eso. Quieren ver si los chicos reaccionan.

–¿Los entrenamientos los brindan de manera conjunta?

–SD: Lo que es MMA no. Pero trabajamos en conjunto en el gimnasio. Los peleadores tienen una parte física cardio, trabajo de potencia y de velocidad, y lo que es trabajo de musculación lo doy yo. Tenemos muchos alumnos y buscamos la mejor manera de trabajar.

–Suelen brindar beneficio con sus festivales. ¿Con quiénes han colaborado?

–Hicimos un evento para Ema Moyano, una nena cuyo papá es conocido nuestro. La nena necesitaba una habitación especial para ella, calefaccionada y con aberturas más grandes de lo normal, ya que ella utiliza una cama-silla. Hicimos el evento, se recaudaron 33.000 pesos que no fueron suficientes, pero lo bueno es que apareció gente que se solidarizó y terminó por aportar las aberturas, los techos y demás, y así, finalmente la pieza quedó terminada.

Por otro lado, hace poquito surgió lo de River. Los chicos de la Octava van a ir a Mar del Plata para participar de un evento. Necesitan 6000 pesos por cada uno y son 24 chicos. Arrancamos de la misma manera, hicimos uno ya y dentro de unos meses vamos a hacer otro más. Y en ese transcurso, mientras estábamos con esto, me llama Jona, el papá de los mellis Bauti y Cefe Vera. Me comentó cómo venía todo y le dije “¡sí, olvidate que te vamos a ayudar!”. Estamos organizando algo para septiembre. Y no va a quedar ahí.

La agresividad, el juego de niños y el nacimiento de una luchadora    

–¿Cómo creen ustedes que los ve (deportivamente hablando) la sociedad? Incluso ahora que han comenzado con la escuelita para nenes y nenas.

–FR: Por ahí la gente piensa que esto es agresivo.

–SD: Nuestra hija debutó el fin de semana. Se asustan y nos dicen “¡cómo tu hija va a pelear!”. Una tiene 8 años y la otra tiene 5. Es un juego de niños lo que ellas hacen.

–FR: Te puedo asegurar que se pega mucho más en el fútbol, y yo he jugado toda la vida al fútbol. En nuestros eventos no vas a escuchar una puteada, un insulto a un peleador. Si llegara a pasar, el director de la liga para todo y se advierte a quien se desubica, y si no se calma se retira del lugar. Incluso se da así entre los mismos profesores: se termina y se saluda al contrincante.

Respecto a eso de cómo nos ven y qué es aquello que no se conoce del MMA, tenemos dos chicas que debutaron noqueando. Milagros Beltrán (17 años) y Daiana Abitante (22 años). Daiana vino con grado de obesidad 2, unos 90 kilos pesaba. Llegó al gimnasio hace un año para perder kilos. Fue subiendo su autoestima, perdió peso, perdió peso y hoy está en 62kg. Un día me dijo “¿yo puedo hacer eso?”. Se refería al kick boxing. “Sí, obvio, si vos querés”. Incluso también viene su marido y entrenan juntos.

EN JULIO

Seminario de Fernando Martínez: “Otra cabeza, otros movimientos” 

“Tenemos un montón de chicas, y se ve que muchas buscan la parte física y otras, lo físico y la defensa personal”. GENTILEZA FABIO REYNO

El presente de Arena Fighter 10 es venturoso, sostiene una matrícula de 200 asistentes de los cuales aproximadamente 20 peleadores, 3 de ellos campeones: Martín Crespo es campeón Semi Pro de MMA; Jorge Díaz, campeón de dos ligas diferentes: campeón sudamericano de la Liga WUSH en peso semicompleto y campeón Semi pro de MMA en la Liga X13; y Marcos Ortigoza, 34 años, campeón de Semi pro en kick boxing.

“Nosotros peleamos en la Liga X13, a la que pertenecemos como federación. Es la que mayor movimiento tiene, está continuamente haciendo eventos por todos lados; surgida desde Argentina, tiene filiales en Perú, Bolivia, Brasil”, explica Reyno.

Uno de los eventos que en el horizonte próximo se vislumbra con mayor expectativa es el seminario que, en Azul, brindará Fernando “Pitbull” Martínez. Respecto a este luchador, Fabio comenta: “En julio vamos a participar de un seminario con Mazzuchelli. Vendrá con un ex alumno, Fernando “Pitbull” Martínez, que pelea en Bellator, la competencia de UFC. Él vendría a darnos ese seminario. Porque Mazzuchelli te toma un examen que sirve para ratificar, digamos oficializar, el cinturón. Y Martínez nos dictará el seminario, orientado a deporte de contacto de MMA.

Para darte una idea, jugar en Primera es Bellator UFC. Vienen con otra cabeza, otros movimientos, movimientos que se usan en MMA que los aprenden allá. Puede ser la misma diferencia que podemos encontrar entre el fútbol de Azul, el fútbol nacional y, ni hablar, el fútbol europeo. Esto es lo mismo”.


DUCLOS | MOBILE

DUCLOS | DESKTOP




Ryd Sorteo


Maxi Promo

Compartí la nota Compartí esta noticia en Facebook Compartí esta noticia en Twitter Compartí esta noticia en WhatsApp

Dejanos tus comentarios


50 años LUNA
Tentaciones Desktop
TIENDA LA GOLONDRINA DESKTOP PREVIA A MAS LEIDAS
Neumáticos Arena Desktop
Neumáticos Arena Mobile
Solisan Desktop
CÁMARA DE DIPUTADOS DESKTOP
BIN BAIRES DESKTOP 300X250 PREVIA A TAPA
Electro Respuestos Desktop
IMAC PC
REHAB PC
PARRILLA 307 PC
OSDE PC

Tapa Impresa

Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 21 de Julio de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 20 de Julio de 2019 Diario El Tiempo - Tapa Impresa - 19 de Julio de 2019
RCA Desktop
AG SWEATERS PC
CASINO TANDIL PC
GUÍA DE PROFESIONALES MÉDICOS
CREDITOS MASSI PC
Tentaciones Mobile
CEAL PC Y MOBILE
DAVILA ABOGADOS
50 años LUNA MOBILE
Neumáticos Arena Mobile
OSDE MOBILE
CASINO MOBILE
asasaas