ENFOQUE

Derecho del Trabajo

Inembargabilidad de los sueldos e indemnizaciones laborales.

Escribe: Dr. Aníbal Bocchio (*) – www.estudiobocchio.com.ar

Con fecha 26/3/1987 se dictó el Decreto 484/87 que determina el porcentaje de inembargabilidad de los sueldos e indemnizaciones laborales, ya que la ley marco, Ley de Contrato de Trabajo 20.744 determina en los artículos 120, 147 y 149 que debe ser el Presidente quien debe fijar dichos porcentajes.

 Art. 120. —Inembargabilidad.

El salario mínimo vital es inembargable en la proporción que establezca la reglamentación, salvo por deudas alimentarias.

 Art. 147. —Cuota de embargabilidad.

Las remuneraciones debidas a los trabajadores serán inembargables en la proporción resultante de la aplicación del artículo 120, salvo por deudas alimentarias.

En lo que exceda de este monto, quedarán afectadas a embargo en la proporción que fije la reglamentación que dicte el Poder Ejecutivo Nacional, con la salvedad de las cuotas por alimentos o litis expensas, las que deberán ser fijadas dentro de los límites que permita la subsistencia del alimentante.

 Art. 149. —Aplicación al pago de indemnizaciones u otros beneficios.

Lo dispuesto en el presente capítulo, en lo que resulte aplicable, regirá respecto de las indemnizaciones debidas al trabajador o sus derecho-habientes, con motivo del contrato de trabajo o de su extinción.

 DECRETO 484/87

Art. 1° – Las remuneraciones devengadas por los trabajadores en cada período mensual, así como cada cuota del sueldo anual complementario son inembargables hasta una suma equivalente al importe mensual del SALARIO MINIMO VITAL fijado de conformidad con lo dispuesto en los artículos 116 y siguientes del Régimen de Contrato de Trabajo (L.C.T.-T.O. por Decreto Nro. 390/76). Las remuneraciones superiores a ese importe serán embargables en la siguiente proporción:

  1. Remuneraciones no superiores al doble del Salario Mínimo Vital mensual, hasta el diez por ciento (10%) del importe que excediere de este último.
  2. Retribuciones superiores al doble del Mínimo Vital mensual, hasta el veinte por ciento (20%).

 

Art. 2° – A los efectos de la determinación de los importes sujetos a embargos sólo se tendrán en cuenta las remuneraciones en dinero por su importe bruto, con independencia de lo dispuesto en el artículo 133 del Régimen de Contrato de Trabajo (L.C.T.-T.O por Decreto N° 390/76).

 

Art. 3° – Las indemnizaciones debidas al trabajador o a sus derechohabientes con motivo del contrato de Trabajo o su extinción serán embargables en las siguientes proporciones:

  1. Indemnizaciones no superiores al doble del Mínimo Vital mensual, hasta diez por ciento (10%) del importe de aquéllas.
  2. Indemnizaciones superiores al doble del Mínimo Vital mensual, hasta el veinte por ciento (20%) del importe de aquéllas.

A los efectos de determinar el porcentaje de embargabilidad aplicable de acuerdo con lo previsto en el presente artículo, deberán considerarse conjuntamente todos los conceptos derivados de la extinción del Contrato de Trabajo.

 

Art. 4° – Los límites de embargabilidad establecidos en el presente Decreto no serán de aplicación en el caso de cuotas por alimentos o litis expensas, las que deberán ser fijadas de modo que permitan la subsistencia del alimentante.

Art. 5° – Comuníquese, publíquese, dese a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.

ACLARANDO Y RESUMIENDO SOBRE EL SALARIO

El salario del trabajador es inembargable hasta el monto del Salario Vital, Mínimo y  Móvil.

Recordamos que según lo establecido por la Resolución del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, el SALARIO MÍNIMO, VITAL Y MÓVIL vigente es de $ 8.060,00 (Resolución N° 2/2016) para los trabajadores mensualizados que cumplan la jornada legal de trabajo a tiempo completo.

Ello significa, que a todo aquel que gane menos de $ 8.060,00
en bruto (sin descuentos) por jornada completa, no se le puede embargar el sueldo en ninguna proporción. Aquellos que perciban un salario superior y hasta el doble del salario mínimo, o sea hoy hasta $ 16.120,00 no podrán ser embargados hasta la suma del salario mínimo, o sea hasta $ 8.060,00 y en lo que exceda de ese monto se le podrá descontar el 10 % (Si un trabajador por ejemplo gana $ 12.000,00 los primeros $ 8.060,00 son inembargables y de los restantes $ 3.940,00 se le puede embargar solo el 10 % o sea la suma de $ 394,00 por mes). Si el trabajador ganara mensualmente más de $ 16.120,00, resultan inembargables los primeros $ 8.060,00 correspondientes al salario mínimo y en lo que exceda de esa suma se le podrá afectar hasta el 20 % (Si un trabajador por ejemplo gana $ 20.000,00 los primeros $ 8.060,00 son inembargables y de los restantes $ 11.940,00 se le puede embargar solo el 20 % o sea la suma de $ 2.388,00 por mes). Todos los embargos tienen que ser dispuestos y ordenados por un Juez que debe notificar formalmente por escrito al empleador que debe realizar la retención.

 EMBARGABILIDAD DE LAS INDEMNIZACIONES

Con relación a las indemnizaciones que pueda percibir el trabajador por ejemplo por despido, rigen los siguientes porcentajes:

Todo trabajador que perciba una indemnización total (deberán considerarse conjuntamente todos los conceptos derivados de la extinción del Contrato de Trabajo) no superior a $ 16.120,00 solo son embargables hasta el 10 %.

Todo trabajador que perciba una indemnización total superior a $ 16.120,00 solo son embargables hasta el 20 % del importe total, cualquiera fuera el mismo.

 EMBARGOS POR ALIMENTOS

Los límites de embargabilidad establecidos en el Decreto no serán de aplicación en el caso de cuotas por alimentos, las que deberán ser fijadas por los jueces sin límite porcentual,  de modo que permitan la subsistencia del alimentante y del alimentado.

 EMBARGOS SUPERIORES POR ERROR DEL JUEZ O DEL EMPLEADOR

En caso de que el empleador o el mismo Juez por error o desconocimiento embarguen una suma mayor a la permitida por la ley según lo expuesto precedentemente, deberá recurrir el trabajador a un abogado laboralista para que el mismo plantee la disminución del embargo ante el juez que lo dispusiera, presentando un escrito que agregue los recibos de sueldos o indemnizaciones que prueben los montos percibidos, y el Juez reducirá la cuota embargable (mensual en el caso de salarios y total en el caso de indemnizaciones) a los establecido en el decreto 484 que se explicó en esta Nota.

 

(*) Abogado laboralista

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *