OPINIÓN

Desafortunadas palabras del Intendente Municipal

Por Alfredo C. Ronchetti

En la ciudad de Olavarria el Intendente Municipal de Azul formuló expresiones que fueron desafortunadas. Dijo que “nosotros que venimos del peronismo, con el ruido del bombo y los empujones y cuidando que no nos falte la billetera y el celular”. Luego aclaró que contó una anécdota un poco simpática, que le sucedió a él, aclarando que lamentaba que este hecho haya generado que se corriera la agenda pública por sus declaraciones.

La primera reacción fue de la presidente del Partido Justicialista local que calificó a esas expresiones como una vergüenza, preguntándose “qué se puede esperar de un pequeño personaje de la no política que fue concejal y después intendente gracias a los votos peronistas e inmediatamente después se convierte en un tránsfuga al pasar al oficialismo”. Después siguieron por las redes sociales opiniones de todo tipo.

Este hecho minúsculo pone de manifiesto dos cosas. La primera, unas declaraciones del Intendente Municipal que fueron desafortunadas porque muchos entendieron que se refería a todos los peronistas que acuden a los actos partidarios. La segunda, muestra el espíritu de resentimiento de la presidente del Partido Justicialista local, denigrando a una persona que fue elegida Intendente Municipal del Partido de Azul por el voto de los azuleños, no por el voto exclusivo de los peronistas.

En los partidos políticos, como en otras instituciones, siempre existen integrantes que ocupan cargos de importancia que son tránsfugas, delincuentes, y aprovechan la oportunidad para obtener réditos personales. Pero también existen otras personas que tienen convicciones, trabajan por el bien de la comunidad, y del movimiento al cual pertenecen, existiendo muchos ejemplos de que cuando llegan a la tercera edad, se retiran de la actividad política con muchas deudas, y con el orgullo de haber cumplido con su deber ciudadano a favor de la comunidad, sin esperar nada a cambio.

Por eso la generalización que realizó el Intendente Municipal no se ajusta a la verdad.

Ese es el motivo por el cual a sus palabras se las califica como desacertadas y desafortunadas. Porque él, como muchos hombres de la política en estos tiempos tomaron la decisión de cambiarse de agrupación política, porque sus autoridades no practicaban los ideales fundacionales o porque creen que su nuevo movimiento político servía mejor al pueblo.

Azul está pasando un momento crítico, donde se abre una fuente de trabajo y se cierra otra. Se reclama por más puestos de trabajo en la ciudad para ayudar al comercio. También existen falencias en la conservación de calles y caminos rurales, los basurales a cielo abierto, y muchos más problemas que deben afrontar los azuleños todos los días. Por eso lo que quieren es que los funcionarios y aquellas personas que tienen los medios para hacerlo, trabajen para brindarle mejor calidad de vida a los vecinos, generando trabajo con obras, haciendo gestiones, practicando el concepto de Política tal como lo entendían Platón, Aristóteles, Cicerón, Tomás de Aquino, Montesquieu, Rousseau y otros más. Declaraciones sobre temas intrascendentes de como se lleva a cabo un acto político, que pueden generar controversias, al ciudadano común que no sabe si el dia de mañana puede alimentarse, no les interesan.

La opinión a favor de una parte o de otra, algunas veces con insultos y desprecio, solamente sirve para generar grietas o bien, como bombas de humo, para ocultar algo.

En los momentos actuales los azuleños tenemos la responsabilidad de trabajar por el engrandecimiento de nuestra ciudad, que tiene muchas deficiencias, carencias y ausencia de una planificación que nos lleve a su grandeza, y no debemos perder el tiempo en cosas banales como una desafortunada declaración de algún funcionario o vecino.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *