NO ES TÓXICO

Desarrollaron un bioproducto argentino que sanea los cultivos y no es contaminante 

Es una investigación llevada adelante en la Universidad de La Plata: previene enfermedades en cultivos como tomate, lechuga o trigo. No afecta el ambiente ni es tóxico para personas o animales.

Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata desarrollaron un bioproducto que previene enfermedades en cultivos como el tomate, la lechuga o el trigo y que no es contaminante.
<
>
Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata desarrollaron un bioproducto que previene enfermedades en cultivos como el tomate, la lechuga o el trigo y que no es contaminante.

 

LA PLATA. Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata desarrollaron un bioproducto que previene enfermedades en cultivos como el tomate, la lechuga o el trigo, y no contamina el medio ambiente ni resulta tóxico para las personas o los animales.

El formulado de origen biológico permite controlar la aparición de enfermedades en las plantas y evita la merma en la producción agrícola por fitopatologías y el perjuicio económico para los productores, según indicó la Agencia CTyS de la Universidad Nacional de la Matanza (Unlam).

Elaborado de forma conjunta por el Centro de Investigaciones de Fitopatologías (Cidefi) y el Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (Cindefi), el formulado estimula el sistema inmune de las plantas a través de la acción de un hongo de suelo (Trichoderma harzianum) que forma parte de la solución.

“El agente fúngico desencadena reacciones bioquímicas en los cultivos, activando sus mecanismos defensivos y provocando que, posteriormente, sean tolerantes o resistentes a diferentes infecciones”, describió Cecilia Mónaco, miembro del equipo de trabajo y doctora en ciencias naturales de la UNLP.

La especialista explicó que, “luego de implementar la solución, las esporas del Trichoderma harzianum suspendidas colonizan la zona y desarrollan paulatinamente una población que penetra en la raíz del cultivo, estimulando sus procesos de resistencia”, de esta forma “el bíoproducto actúa directamente sobre la planta y la hace más fuerte y robusta al presentar un ‘antagonista’ de los patógenos que pueden afectar su sanidad”.

El método puede ser empleado sobre el suelo o administrado en forma aérea y, en oposición a lo que sucede con los fungicidas usados habitualmente en la actividad agrícola, es ecológico, ya que no contamina el ambiente ni deja residuos en la producción y tampoco implica riesgos para quien lo utilice y puede ser incorporado a un programa de manejo integrado de enfermedades, señala la Agencia CTyS-Unlam. (Noticias AgroPecuarias)

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *