Desarrollo socioeconómico de Azul

 

Muchas sociedades del mundo y en este caso de la Argentina, buscan caminos de desarrollo socioeconómico para sus localidades. Azul es una comunidad del centro de la provincia de Buenos Aires que tiene que resolver la encrucijada de su desarrollo futuro, como tantas otras cuestiones.

Ya el intendente Rubén Cesar De Paula preguntaba ¿qué ciudad queremos? Y las respuestas fueron varias, distintas, que por las discrepancias no lo llevó a buscar la estrategia adecuada para lo que quería el vecino.

Algunos decían ciudad industrial, otros turística, también surgió agrícola ganadera, cultural, etcétera. Existieron vecinos que decían si se instalaban industrias se iban de la ciudad.

Años después el Centro Empresario de Azul realizó jornadas, con encuestas incluidas, consistentes en determinar los ejes de desarrollo que esta ciudad tenía como posibilidad, pero de manera consensuada y comunitaria.

Esto nunca sucedió ni tampoco se repitió con semejante nivel de consenso porque se reunieron en encuentros multitudinarios las entidades intermedias de todo el Partido de Azul. A todas esas entidades se les preguntó qué querían para su lugar, lo que derivó en distintos ejes de desarrollo. Después fue un proceso extremadamente largo que llega a estos días sin encontrar una solución.

En el año 1999 y 2001 el arquitecto Julio César Toscano bajo el título “Azul como producto turístico” presentó una tesis, que hoy actualizada es un libro. Aplicó los conceptos de la planificación estratégica a un área de crecimiento posible, con eje en el turismo y de cara al desarrollo de las futuras generaciones.

El planteo del desarrollo de Azul a través de la jerarquización de sus atractivos turísticos, del perfeccionamiento de sus servicios y de la comercialización de la localidad.

Fueron cuatro puntos: marketing de ciudad o de ventajas competitivas; excelencia educativa y desarrollo en educación superior; turismo en Azul y desarrollo en industria y principalmente centrar la misión en la agroindustria para verticalizar la producción local que deriva del campo.

El trabajo tiene una introducción donde esta definido un problema, además de un marco teórico que es la mercadotecnia; en este caso es un paradigma que cruza transversalmente a la mayoría de las localidades del planeta, después cuenta con una investigación y desarrollo con su propio análisis y una conclusión.

El turismo no es el mismo cuando nació, es decir cuando iban todos a Mar del Plata y era el  turismo concebido como la jornada laboral paga cada 6 meses. Hoy el turismo es casi un estilo de vida que muy metido en la forma de ser de la gente y del ciudadano de cualquier parte del planeta. El hecho de cómo las ciudades viven eso hace que el turismo forme parte de la actividad básica de la mayoría de las ciudades, aunque no sea estrictamente turística.

Si se adopta como eje de desarrollo esta temática Azul tiene que mejorar mucho la parte hotelería, servicios y crear la infraestructura necesaria para atraer al viajero. Tiene una parte de turismo cultural muy importante, y también en la ruta hasta Pablo Acosta. Pero posee carencias y políticas concretas para entusiasmar a los turistas. Si se decide trabajar en este objetivo es necesario ya comenzar la tarea para que fuera una industria sin humo que genere ingresos y fuentes de trabajo a la ciudad.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *