Desde el STMA se indicó que “los productores creen que los trabajadores de Vialidad Rural son empleados suyos”

EL GREMIO ABANDONA LA COVIR 

Este concepto fue vertido por los dirigentes sindicales Luciano Varela y Pedro Benedicto, quienes manifestaron que “no entienden que ellos solamente asesoran al Intendente” y que es él quien tiene “la última palabra”. En conferencia de prensa, dijeron que la decisión de renunciar a la comisión se fundamenta en que “estamos defendiendo diferentes intereses con quienes la integran”. “El trabajo de la COVIR puede seguir realizándose tranquilamente, lo que sí, nosotros no vamos a formar parte de una comisión que hoy no entiende el lugar que ocupa y no termina de convencerse de las funciones que tiene”, destacaron.

Luciano Varela y Pedro Benedicto, integrantes de la comisión del STMA. NICOLÁS MURCI

Por Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul se informó que, a partir de mañana, el gremio dejará de integrar la Comisión Vial Rural del Partido de Azul (COVIR). Entre otras cosas, se destacó que esta decisión se fundamenta en estar defendiendo distintos intereses que el resto de los integrantes de la misma. Así lo indicaron Luciano Varela y Pedro Benedicto, dirigentes de la mencionada entidad gremial azuleña. También comentaron que los productores que forman parte de esta comisión aún no comprenden la función que cumple y la competencia que tiene. Dijeron sentirse, de alguna forma, “ninguneados” e hicieron alusión a comportamientos contradictorios de parte de algunos productores.

“Estamos defendiendo diferentes intereses” 

En la charla con los medios,  Varela comenzó diciendo que esta determinación fue “muy analizada, muy discutida, dentro de la comisión directiva del gremio”.

Asimismo, el dirigente sindical dio a conocer que, desde hace aproximadamente dos años la entidad estaba integrando una secretaría dentro de la COVIR, siendo precisamente Pedro Benedicto el representante del STMA en ese ámbito.

Paso seguido, Varela indicó que a partir de mañana el gremio se va a retirar de la Comisión Vial Rural del Partido de Azul.

El sindicalista fundamentó la decisión en que “estamos defendiendo distintos intereses con quienes integran esta comisión”.

“Nosotros defendemos los intereses de los trabajadores y para eso no tenemos la necesidad de estar adentro de la COVIR. Los empleados son municipales y las órdenes las reciben del director político y del Intendente que esté en el momento. Y sí solamente vamos a estar ocupando un lugar sin poder opinar ni actuar como gremio, es preferible estar afuera”, añadió Varela, quien paso seguido agregó que “el trabajo de la COVIR puede seguir realizándose tranquilamente, lo que sí, nosotros no vamos a formar parte de una comisión que hoy no entiende el lugar que ocupa y no termina de convencerse de las funciones que tiene”.

A su vez, el titular del STMA hizo hincapié en que “la COVIR se conformó con nosotros adentro, pero estos intentos de tercerización, de privatización, ya se pretendieron mil quinientas veces y nosotros siempre estuvimos en contra”.

De todas maneras, Varela aclaró que “actualmente no hay una tercerización…por lo menos por el momento. Pero cada vez que quieran hacerlo, nosotros vamos a estar en el mismo lugar. Esto no nos quita la representatividad de los trabajadores, solamente nos saca el nombre dentro de la COVIR”.

“Una comisión asesora del Intendente” 

Por su parte, Benedicto explicó que el funcionamiento de la COVIR “es sencillo”.

“Es una comisión asesora del Intendente Municipal”, añadió el dirigente del STMA.

En idéntico contexto, el gremialista informó que “dentro de su esquema de trabajo hay una Junta Ejecutiva, la cual está compuesta por delegados de las tres zonas en la que está dividido el Partido, un integrante de la comisión de la COVIR, el subdirector técnico y el subdirector administrativo que tiene Vialidad Rural”. “Nunca se logró conseguir un subdirector técnico, si bien ahora está saliendo en todos los medios el nuevo concurso para cubrir el cargo. Ya se hizo uno y se terminó declarando desierto”, acotó Benedicto, quien inmediatamente dejó en claro que “a partir de eso, la ingerencia que tiene la COVIR por sobre los trabajadores está limitada. O sea, la comisión no puede decirle al trabajador municipal qué es lo que tiene que hacer o dejar de hacer”.

“Eso es lo que los productores todavía no entienden”, remarcó el dirigente sindical.

“Estar ocupando un lugar para no poder hacer nada, no nos sirve” 

De igual forma, Benedicto comentó que “hay un grupo de WhatsApp de la comisión en el cual llegan mensajes de todo tipo. Desde críticas hasta elogios, como el caso del trabajdor que fue ponderado porque a las 7 de la tarde estaba regresando a la casilla”.

“Pero así como lo elogiaron en una, en otra un productor le cruzó la camioneta adelante de la máquina porque él creía tener la potestad de decirle que el camino no lo tenía que arreglar argumentando que tenía que sacar la producción. Ese tipo de cuestiones llevan a que nosotros no podamos defender a los empleados estando adentro de la COVIR”, afirmó.

Según indicó el dirigente, a su entender, todos los caminos “llevan a la tercerización”.

“En la última discusión que tuve con los integrantes de la mesa -solo, porque la mayoría son productores y miran desde el lado de ellos nada más- no entendieron cómo funciona la comisión. Por eso es que, luego de analizarlo en el gremio, decidimos salir de la COVIR, porque estar ocupando un lugar para no sentirse cómodo y no poder hacer nada, no nos sirve”, refirió.

Asimismo Benedicto manifestó que los trabajadores de Vialidad Rural están de acuerdo con la decisión tomada. “Ellos nos hacen llegar todas las quejas. Nos dicen que el productor les para la camioneta, les saca fotos porque paró, porque pusieron la cuchilla dos centímetros más alta de un lado que del otro, porque el perfil, porque le dejaron el cordón…son todas críticas. Eso es lo que nos llega de los empleados”, expresó Benedicto.

“Los productores creen que los trabajadores de Vialidad Rural son empleados suyos. Y no es así, son empleados del Municipio”, resaltó el sindicalista azuleño.

“La última palabra la tiene el Intendente”

En otro tramo de la conferencia de prensa, Luciano Varela sostuvo que los productores que integran la COVIR “no entienden que ellos solamente asesoran al Intendente, y después el jefe comunal toma la decisión que quiere”. “Después la gente o las escuelas o las productores evaluarán si la decisión tomada fue buena o mala. La última palabra la tiene el Intendente. Esa es la parte que la comisión no entiende”, mencionó.

Además, Varela marcó como negativo que sólo se los convoque cuando “hay un conflicto con los trabajadores” y después “no se nos escucha o se hace un acto político porque se compraron tres máquinas y no convocan ni a un solo trabajador, que es el que las maneja. Así es que empezamos a notar que estábamos solamente para cuando había que apaciguar las aguas y no para opinar”.

“Ninguneados” 

Sobre el final de la charla con los medios se consultó a Varela si se sentían “ninguneados” y el gremialista respondió que “de cierta forma, sí”.

El dirigente del STMA se preguntó que “para qué llevamos a los capataces con el objetivo de que diesen un cuadro de situación y planteasen un esquema laboral (porque son los que saben y los que realmente trabajan arriba de una máquina), si a las 24 horas, por WhatsApp o por mensajito, se intenta cambiar todo el trabajo. El Director de Vialidad se encuentra en una encrucijada entre lo que los empleados y el Intendente le dicen qué hay que hacer y lo que los productores lo presionan todos los días para que haga”, afirmó el secretario General del STMA.  Por último Varela destacó que esto lleva a que “los trabajos se hagan a media y no se terminen. Se termina tapando baches y no dando soluciones”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *