MUNICIPALES

Desde la FESIMUBO rechaza el techo del 15 % que proponen los intendentes


Con la ley de paritarias a medio cumplir, varios distritos bonaerenses comenzaron las negociaciones salariales y los jefes comunales no quieren salirse de la meta planteada desde el gobierno nacional.
En este sentido el titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense, Rubén “Cholo” García no descartó medidas de fuerza ya que como sostuvo: “Es totalmente desfasado un aumento del 15 por ciento teniendo en cuenta que economistas del oficialismo hablan de una inflación para este año del 20,9 por ciento”.
En este sentido cabe señalar que la Confederación de Trabajadores Municipales, que también encabeza Rubén García viene de ratificar ante la Organización Internacional del Trabajo la renuncia contra el Estado argentino presentada en 2013 por “incumplimiento del Convenio 154 de negociación colectiva” suscripto por el país durante el gobierno del presidente Raúl Alfonsín. “La OIT preguntó a la CTM si el Estado nacional ha cumplido con la normativa y yo como secretario general contesté que no, por eso ratificamos la denuncia enviándoles esta semana una nota ratificando la denuncia”, explicó.
“A esto debe añadirse el conflicto que la Federación de Sindicatos Municipales tiene en la mayoría de los distritos bonaerenses donde los intendentes, de diversos colores políticos, se niegan a aplicar la normativa que desde 2015 crea el ámbito de discusión paritaria y negociación colectiva para el sector. En esa línea Cholo García, identificado con el peronismo, acusa a los intendentes propios de poner obstáculos a una ley que va claramente en beneficio de los trabajadores”, se apuntó también.
“Los jefes comunales no quieren alejarse del techo del 15%”
Asimismo, desde la FESIMUBO se expresó que “este orden de incumplimientos de la legislación vigente, que ya mantiene en alerta al organismo internacional, se ve claramente reflejado en la disputa salarial del sector para el presente año. En la provincia de Buenos Aires las negociaciones ya se abrieron en la mayoría de los distritos, con un denominador común, los jefes comunales no quieren alejarse del techo del 15 por ciento impuesto desde el Gobierno Nacional, mientras que los gremios reclaman una recomposición de entre el 20 por ciento y el 25 por ciento”. “Tal es el caso de Necochea, Chascomús, Chivilcoy, Tigre, San Fernando, General Pinto, General Alvarado, Monte y San Andrés de Giles, todos alineados con el massismo que vienen de proponer aumentos de entre el 15% y el 20% con cláusula gatillo”, se apuntó.
De igual forma se destacó que “en Pilar, Nicolás Ducoté ya dijo que no se moverá del 15%. Muy lejos del 25% que el intendente Mario Secco ya acordó a fines de 2017 con los municipales de Ensenada.  En Quilmes mientras tanto, Martiniano Molina sigue al pie de la letra la receta del oficialismo y asegura que no se moverá del 15%. Lo mismo ocurre con Luján, territorio de Oscar Luciani, también Cambiemos. En Carmen de Patagones, el escenario se replica como un caso testigo de la mayoría de los municipios: un aumento del 15% sobre salarios magros es “inadmisible” y deja al empleado estatal por debajo de la línea de pobreza. Levado a los números, José Luis Zara (Cambiemos) les ofreció un aumento de 250 pesos por mes La oferta es resistida con movilizaciones y conflictos en el municipio. Pergamino no se encuentra muy lejos, allí los trabajadores rechazaron una segunda oferta del ejecutivo del 13% en dos tramos y con cláusula gatillo”.
“Sinceramiento de nuestros salarios”
Con este escenario desde la FESIMUBO manifestaron que apelan al diálogo, pero no descartan el conflicto si las negociaciones continúan por esa línea. Asimismo, García remarcó que no hay una cifra para todos los distritos, sino que varían de acuerdo a la realidad de cada uno, con básicos diferentes.
“Nosotros no hablamos específicamente de porcentajes a nivel general, sino de sinceramiento de nuestros salarios. Hay municipales que tienen básicos de 17 mil pesos y otros de 6 mil”, especificó.
Por último se señaló que “los trabajadores cooperativizados deben pasar a la órbita del municipio. La modalidad se extendió en los últimos años a prácticamente todos los distritos, indistintamente de la bandera política como modalidad de contratación alineada con la precarización laboral. Proponemos que pasen a los cooperativistas a un trabajo mensualizado y después a planta permanente. Es lógico que si cumplen el trabajo de un municipal estén dentro de la órbita de los municipales”. (Fuente: FESIMUBO)
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *