PARO DE ESTATALES

“Desde que Macri asumió se ha dedicado sólo a perjudicar a la clase trabajadora”

 

 

Así lo definió Vanina Zurita, secretaria General de ATE Seccional Azul. Esa organización convocó a un paro de actividades el lunes 6 y martes 7. Entre otras cuestiones, rechazan el techo salarial que quiere imponer el gobierno, exigen la reincorporación de trabajadores despedidos y también que el gobierno nacional deje de intervenir en la baja de convenios colectivos.

Vanina Zurita, secretaria General de ATE Seccional Azul, explicó los alcances del paro que realizarán los días 6 y 7 próximos. ARCHIVO EL TIEMPO/NACHO CORREA
<
>
Vanina Zurita, secretaria General de ATE Seccional Azul, explicó los alcances del paro que realizarán los días 6 y 7 próximos. ARCHIVO EL TIEMPO/NACHO CORREA

Los estatales nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado -ATE- realizarán un paro nacional de actividades de 48 horas el lunes 6 y el martes 7 próximos.

La decisión fue tomada por unanimidad por la conducción nacional y los secretarios generales de las distintas provincias, de acuerdo a los mandatos que salieron de todas las delegaciones del país.

La medida está enmarcada contra el techo salarial que propone el Gobierno para discutir las paritarias, contra los intentos de intervenir a la baja los Convenios Colectivos de Trabajo, por la reincorporación de los trabajadores que fueron injustamente despedidos, contra la precarización laboral y por el derecho de los trabajadores municipales a los Convenios Colectivos y salarios por encima del mínimo, vital y móvil.

“Macri viene por todos los trabajadores”  

Fue la secretaria General de ATE Seccional Azul, Vanina Zurita, quien dialogó con este diario para informar los alcances de la medida de fuerza que llevarán adelante la próxima semana.

“Es un paro nacional convocado por nuestra organización. Está programado además que el 7 movilicemos en conjunto con otras organizaciones sindicales y sociales”, explicó en principio.

La dirigente añadió que “Macri viene por todos los trabajadores. Es un momento en el que claramente se ve que vienen a terminar lo que comenzaron en la década del ’90: el achicamiento del Estado a cualquier costo y obviamente que ese costo lo pagamos la clase trabajadora”.

Remarcó que durante estos meses hubo una serie de medidas tomadas por el gobierno nacional “que se direccionan sólo a un lado: cuando hablan de bajar la edad de imputabilidad, hablan de los pibes; cuando toman la decisión de cambiar los cálculos con respecto a la liquidación jubilatoria, van en contra de la gente grande; cuando aprueban una ley de ART, es en contra de los trabajadores”.

Paritaria provincial y el rol de algunos gremios     

Zurita advirtió que el gobierno encara esa serie de medidas porque cuenta “con la anuencia de muchos sectores: obviamente del oficialismo pero también de la oposición e incluso con sectores del sindicalismo. Así, por ejemplo, sacaron la ley de ART”.

En este sentido, apuntó que “este gobierno va hasta donde va porque en muchos casos sigue habiendo sindicatos que van en contra de los trabajadores y que son afines al gobierno. Un claro ejemplo lo tenemos en la provincia de Buenos Aires con una paritaria cerrada en 18 por ciento en cuatro cuotas, con la anuencia de UPCN (del personal civil de la Nación), SOEME (obreros y empleados de Minoridad y Educación), Salud Pública, AERI (gremio de ARBA y del Ministerio de Economía) y FREGEPPBA (que es la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la provincia). Todos estos sindicatos que, entre comillas, representan a los trabajadores del Estado, sin embargo le dan la derecha al gobierno de turno para cerrar una paritaria en cuatro cuotas de 4,5 por ciento cada una y cerrarla en diciembre”.

En ese marco, sostuvo que los trabajadores de la provincia de Buenos Aires tienen ahora el desafío de tratar de reabrir esa paritaria.

“El gobierno sectoriza las luchas, nos divide, entonces va a estar en los trabajadores y en las conducciones de sus sindicatos unificar la lucha, porque con esta estrategia de separarnos va ganando el gobierno esta pulseada”, dijo.

Recordó asimismo que la paritaria de la provincia de Buenos Aires siempre fue la referencia, después de la docente, para discutir los salarios. Explicó entonces que “el gobierno provincial la cerró en diciembre con la complicidad de esos gremios, y el gobierno nacional clausuró la paritaria docente nacional que era la referencia para el resto de las provincias.  Así están las cosas”.

“Tercera reforma del Estado”    

Otro tema que abordó la dirigente y que forma parte del reclamo que los lleva a parar por 48 horas, es el referente a los convenios colectivos de trabajo.

Consignó así que “el gobierno nacional está denunciando los convenios colectivos de algunos sectores para que no se apliquen. Por ejemplo, el de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio. Esto abre la puerta para que siga denunciando al resto de los convenios nacionales que se han logrado con años de lucha y en beneficio para los trabajadores”.

También hizo especial hincapié en que “además, viene por la tercera reforma del Estado, terminando primero con la segunda que es privatizar y deslindar responsabilidades del Estado en las provincias o en los municipios”.

Sobre esa tercera reforma, Zurita indicó que “está sacando programas dentro de los ministerios y bajándolos de categoría. Esto está pasando con la potestad de fiscalización que tiene el SENASA en el Ministerio de Agroindustria con respecto a los vegetales y la carne”.

Explicó sobre este tema que el gobierno quitó al SENASA la función de fiscalización para la exportación de vegetales y carnes, “y la dejó en manos de quienes exportan. Así, no sólo no hay control sino que la recaudación que se generaba por fiscalizar y que iba a parar a los trabajadores, ahora van para las agroexportadoras”. Dijo que se trata de nada menos que 1.100 millones de pesos.

En ese contexto, subrayó que “desde que Macri asumió se ha dedicado nada más que a perjudicar a la clase trabajadora y a transferir una torta de plata a los sectores concentrados de la riqueza y el poder. Porque en definitiva, Macri es un gerenciador de todos esos sectores”.

Volviendo sobre la baja de programas, explicó que el gobierno “habilitó una nueva modalidad que es la de la movilidad”.

Así, dijo que “los trabajadores que no tienen funciones porque el programa dejó de existir o fue transferido, tienen que ver en qué otro sector se reubican. Es una especie de bolsa de ubicación, muchas veces en detrimento de su propio bolsillo y su propio convenio colectivo de trabajo, porque no todos los trabajadores del Estado tienen el mismo convenio”.

Sostuvo que es por esto que es más que evidente “el engrosamiento del Ministerio de Modernización, que es de ahí de donde se lleva adelante la implementación de la tercera reforma del Estado”.

“Vienen por nosotros”    

La dirigente llamó entonces a los trabajadores a movilizarse “porque es la fuerza y la unidad las que van a hacer que muchas cosas se reviertan. Hemos tenido la experiencia de sectores a los que les costaba salir a pelearla en la calle porque pensaban que así preservaban sus fuentes de trabajo. La experiencia indica que no es así”.

Añadió que “vienen por nosotros, se salga a luchar en la calle o se quede tratando de pasar desapercibido en el lugar de trabajo”.

En ese marcó, indicó que en este tiempo “vamos a tener que pelear la cuestión salarial, cosa que no es imposible. Tenemos como ejemplo a los trabajadores bancarios que rompieron con el techo salarial que trató de imponer el gobierno”, al tiempo que advirtió que “la pelea tiene que ser bien direccionada, unificada entre todos los trabajadores”.

Zurita remarcó que “la canasta básica para no ser pobres es de alrededor de 13.000 pesos, y una en la que se incorporen otros elementos llega a los 21.000 pesos. La mayoría de los trabajadores estamos por debajo de esa línea”.

Por último, explicó que “estos son los números que los trabajadores tenemos que estar mirando permanentemente cuando vamos a discutir con el Ejecutivo. Muchas veces nos quieren poner como techo el salario mínimo, vital y móvil que no existe porque es de 8.060 pesos, una pobreza extrema. Qué trabajador puede llegar a fin de mes con eso”.

“LA REACCIÓN DEL PUEBLO TIENE QUE SER CONSTANTE”

En un tramo de la nota con este diario, Vanina Zurita advirtió que “los trabajadores tenemos que hacer otra lectura de lo que está pasando. Este gobierno no sólo viene con una direccionalidad muy específica, sino que además llegó con una ideología de ultraderecha. No podemos dejar de mencionar, por ejemplo, que era una decisión política que el 24 de marzo quedara en el olvido”.

Entendió además que “si ha tenido que dar marcha atrás por alguna de las embestidas que ha pegado, fue por la reacción del pueblo. Ahora, de acá en más, tiene que ser constante la reacción del pueblo”.

En ese marco, sostuvo que “debe que haber unanimidad de la clase trabajadora y del campo popular más allá de las dirigencias sindicales y de los posicionamientos políticos. Cuando uno pierde el trabajo, al gobierno no le importa dónde está sindicalizado. Cuando uno va al supermercado y sufre la inflación, no importa a si es trabajador provincial, nacional o municipal. Estas cosas los trabajadores las tenemos que tener en cuenta. Por eso llamamos al paro”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *