JOSÉ INZA Y HÉCTOR BOLPE, PROCESADOS POR “ECOAZUL”

“Desmanejo” y “estado de abandono”

En la resolución donde dispuso las indagatorias para el ex Intendente y para quien fuera uno de sus secretarios de Gobierno, así definió la fiscal Laura Margaretic a la situación en el predio de disposición final de residuos.

 

 

Una imagen de marzo de 2015 que daba cuenta del estado en que “EcoAzul” se encontraba.
NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
Una imagen de marzo de 2015 que daba cuenta del estado en que “EcoAzul” se encontraba. NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO

 

En el dictado de los procesamientos para José Inza y Héctor Bolpe, la fiscal Laura Margaretic se refirió a diferentes cuestiones atinentes a esa Investigación Penal Preparatoria que llevó adelante y por la que ahora el ex intendente y uno de sus funcionarios deberán presentarse a indagatoria.

Entre otros aspectos, la funcionaria judicial sostuvo que “la contaminación del suelo y del manto freático se traduce en riesgo de afectación al ecosistema, recursos naturales y, por vía indirecta, a la salud humana a través de varios caminos, tales como enfermedades respiratorias, debido a la quema incontrolada de basura; enfermedades transmitidas por vectores y enfermedades transmitidas por agua, a causa de la afectación de las capas freáticas”.

Con relación al estado del predio, indicó que el destinado al depósito de los Residuos Sólidos Urbanos “no posee sistema de venteo de gases, como tampoco sistema de recolección ni de tratamiento de lixiviados. Más aún, los residuos de diferente naturaleza (neumáticos, bolsas, botellas, aserrín, alambres, escombros, basura domiciliaria, etc.) presentan una disposición azarosa en el predio”.

 “Graves irregularidades”

“Las graves irregularidades detectadas fueron consecuencia directa del incumplimiento flagrante de los deberes a su cargo por parte de las autoridades municipales responsables del área; encontrándose comprometido particularmente el Dr. Héctor Ricardo Bolpe, en su calidad de secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, de cuya cartera dependía el  predio de disposición final de residuos ‘EcoAzul’; y del propio intendente,  José Manuel Inza; siendo que ambos conocían positivamente la situación denunciada y pese a los pedidos e intimaciones cursadas desde distintos sectores omitieron cumplir con los deberes a su caso para revertir el estado de cosas, provocando así el pasivo ambiental reprochado”.

“Véase en tal sentido -señaló también la Fiscal-, que desde el inicio mismo de esta investigación se supo de los reiterados pedidos e intimaciones verbales y escritas que les fueron cursadas a las autoridades municipales, a fin de que adopten las medidas necesarias para dar solución a las carencias e irregularidades con las que se convivían en el predio, de todo lo cual se hizo oídos sordos, sin brindar una respuesta satisfactoria a los reclamos cursados, perpetuándose así la situación denunciada a lo largo de toda la gestión municipal que encabezó el intendente Inza”.

“De los antecedentes que acompañaron el informe remitido por  el OPDS -el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable-, la autoridad de aplicación había constatado las irregularidades detectadas en el predio, habiendo sugerido a las autoridades responsables un plan de adecuación del mismo, el cual no se cumplió, tal como fue constatado por la misma autoridad en su visita del 11-05-2015”.

Y agregó Margaretic: “Las omisiones constatadas a lo largo de toda la investigación por parte de los responsables del área permiten concluir que,  cuanto menos, los funcionarios competentes del área asumieron como posibles las consecuencias dañosas de su accionar”.

“Claro ejemplo de lo antes referido es el ineficaz uso de los fondos que fueron girados al Municipio por autoridades nacionales, en el marco del Convenio marco de cooperación y coordinación entre la Secretaría de ambiente y desarrollo sustentable de la Jefatura de Gabinete de Ministros y la Municipalidad de Azul, suscripto en el mes de septiembre del año 2013 entre el secretario de Ambiente y desarrollo sustentable Nacional, Juan José Mussi, y el intendente local, José Manuel Inza, y en virtud del cual se recibió en las arcas locales la suma de cuatro millones novecientos veintidós mil ciento treinta y dos pesos ($ 4.922.132,00), que tenían por objetivo financiar el proyecto Más conciencia, menos residuos, mejor calidad de vida, cuyo objetivo primordial era lograr una gestión ambiental sustentable, para lo cual lo primero que se requería era lograr una adecuada gestión de los residuos sólidos urbanos, siendo prioridad, entonces, adaptar la planta de clasificación de residuos que funciona en nuestra ciudad”.

“El recorrido de las distintas medidas adoptadas a lo largo de esta IPP demuestra que dicho objetivo no se cumplió. Si bien los fondos fueron recibidos en tiempo y forma, la realidad del predio Ecoazul no cambió en absoluto. Y ello debido a las decisiones y accionar de los funcionarios que administraron los fondos”, indicó también.

“Tal desmanejo es lo que explica el estado de abandono y emergencia constatada en el predio EcoAzul y es la causa directa del pasivo ambiental del que dieron cuenta los peritos químicos de la Asesoría Pericial en sus respectivas intervenciones, haciendo incurrir a los responsables del área en los tipos penales previstos en los artículos 55 y siguientes de la ley 24051, así como también en la figura residual contenida en el Artículo 248 del Código Penal”, sostuvo por último la Fiscal.

El dato

Otro dato vinculado con esos desmanejos en EcoAzul se relaciona con maquinaria que se adquirió con dinero que la comuna recibió a tal efecto. Dichas máquinas -escribió Margaretic- quedaron en desuso “por no poder aplicarse a la finalidad pretendida”. La chipiadora y la cinta recicladora de residuos con sus accesorios, por ejemplo, tuvieron un destino final “distinto” al previsto en principio.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *