CON SEDE EN TANDIL

Desmantelan unidad que formaba perros para detectar droga

 

Los perros entrenados en Tandil prestaban un eficiente servicio para la AFIP (en la búsqueda de dólares) y diferentes reparticiones policiales en los operativos antinarcóticos.
<
>
Los perros entrenados en Tandil prestaban un eficiente servicio para la AFIP (en la búsqueda de dólares) y diferentes reparticiones policiales en los operativos antinarcóticos.

Mientras Mauricio Macri ondea en alto la bandera de la lucha contra el narcotráfico, en Tandil, ciudad natal del presidente, están a punto de desmantelar la Unidad de Cría de Canes. Allí nacían, se monitoreaban y hacían su adaptación para el entrenamiento los perros de la Aduana que se utilizan en todo el país para detección de drogas. El centro de cría comenzó a funcionar en diciembre de 2012 luego de un intento fallido de instalarlo en Bahía Blanca.

Fue decisiva la participación de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UniCen para la implementación del proyecto, porque permitió que el centro de cría tuviera asistencia veterinaria y medios tecnológicos a disposición, sin restricciones. Incluso facilitó el terreno donde se montó la Unidad de Cría de Canes (UNICRÍA). Y sin que eso significara un desembolso de dinero extra para el Estado, con excepción del alimento y las vacunas, según indicó el Diario de Tandil y reprodujo El Eco.

Podría decirse tranquilamente que se trató de un círculo virtuoso. El Estado utilizando los recursos de que dispone en distintas áreas para crear una nueva herramienta de políticas públicas sin costo adicional. Con esto a la vista, se firmó sin objeciones un convenio entre la Administración Nacional de Ingresos Públicos (AFIP) y la Universidad Nacional del Centro, con vencimiento en el año 2025.

En los escasos tres años que permaneció abierto el centro de cría logró muy buenos resultados. La asistencia del Hospital Escuela Veterinario de Pequeños Animales fue gran ayuda.

Darío Rayes, el veterinario que depende de AFIP y estaba cargo del Centro de Cría, reconoció que “tener a un Fernando Fogel o un Carlos Lanusse a mano, y gratis, es un lujo para cualquier proyecto que implique la ciencia veterinaria”.

Y se dijo “sorprendido” por la decisión de cerrar el centro. “No era algo que pensáramos que podría pasar porque incluso estábamos en etapa de seguir avanzando; hace cuatro meses terminamos una ampliación que cuenta una capacidad de entre 50 y 60 canes, con corrales, maternidad, oficinas, vestuario, depósitos y un lazareto”.

Pero la ampliación del criadero, que había sido decidida a mediados de 2014 sobre la base de los buenos resultados obtenidos, parece haber sido construida sin sentido a la luz de la disposición de AFIP Nº 79/16, que comunica en su artículo décimo la decisión de: “Eliminar de la estructura organizativa la unidad con nivel de División denominada ‘Unidad de Cría de Canes’ y su unidad dependiente, existentes en el Departamento Gestión y Desarrollo de Binomios”.

Cómo se cría un perro antidroga

En el centro construido en Tandil se llevaba a cabo el proceso de cría y la primera etapa de entrenamiento, llamada socialización de los cachorros, hasta los 4 meses de vida aproximadamente. En ese momento egresaban del criadero y seguían su formación en la escuela de entrenamiento ubicada en Buenos Aires. UNICRÍA desarrollaba su trabajo bajo el Sistema de Gestión de Calidad, estándar AFIP, con el objetivo de certificar normas internacionales en 2016. Además, el personal del criadero colaboró con fuerzas de seguridad como la Policía Federal o la sección Tráfico de Drogas Ilícitas de la DDI, en diferentes procedimientos con resultados positivos; quizá el más relevante a los ojos de la opinión pública sea el secuestro de 1600 kilos de marihuana en 2015.

En cuanto al sostenimiento material del centro desde la Facultad de Ciencias Veterinarias que conduce el Dr. Marcelo Aba, confirmaron que no cobraban a la AFIP por los servicios básicos como podrían ser alquiler, energía eléctrica o provisión de agua. De hecho, aseguraron que tampoco se cobraban las radiografías, ecografías o cirugías, como tampoco el asesoramiento y las prácticas profesionales. Estas últimas estaban a cargo de los veterinarios de AFIP y los alumnos del último año de la carrera, bajo la supervisión del Dr. Fernando Fogel, reconocido especialista en pequeños animales.

Esto permitía que las actividades se dieran en estricto cumplimiento de los parámetros de bienestar animal y tenencia responsable.

Pero el convenio entre AFIP y la UNICEN, en tanto convenio marco, permitía apuntar mucho más alto que al proceso de cría de animales. En esa línea de acción se propuso la realización de un proyecto de Mejoramiento Genético en Canes de Trabajo, en conjunto con la cátedra de genética de la Facultad de Veterinaria, que cuenta con una gran experiencia en el tema. El plan fue presentado en el “44º Congreso Argentino de Genética” que tuvo como sede a Mar del Plata. Causó tanto interés que las autoridades organizadoras adelantaron la invitación para presentar los avances de dicho proyecto en el congreso latinoamericano a desarrollarse en 2016 en Montevideo.

En el marco del convenio también se desarrolló la función de responsabilidad social, que replicó en la donación de canes para trabajar con especialistas en terapia asistida.

El interés de Miguel Lunghi

El intendente Miguel Lunghi se había mostrado muy interesado en acordar con UNICRÍA un convenio que le permitiera al Municipio valerse de canes detectores de droga para la Policía Local. Y en idéntico sentido se habían manifestado desde la delegación local de la Policía Federal.

El resultado conseguido en apenas tres años fue reconocido incluso en el exterior. Así lo atestigua el galardón “Funcionario del año” otorgado en 2014 por la Comisión Multilateral de Aduanas de América Latina España y Portugal al veterinario ideólogo y responsable del proyecto.

Pero estos antecedentes, que parecen inapelables, no impiden que tres años después de creado el nuevo gobierno desmantele un centro que parece sólo traer beneficios. La decidida intención del Presidente de la Nación de pelear contra el narcotráfico y sus reiteradas menciones a la calidad de la universidad pública de su ciudad natal van por una línea argumental evidentemente distinta de sus acciones políticas. En este caso, Mauricio Macri, enuncia de un modo y actúa en abierta oposición al propio discurso.

Piden que se revea la medida

“No tengo en claro las razones de la decisión de dar de baja esta Unidad de Cría de Canes. Cualquiera sea el motivo pienso que es una verdadera pena y creo que Tandil debiera dar mayor pelea contra esta decisión”, apuntó el Dr. Carlos Lanusse, titular de Farmacología Veterinaria de la UniCen. El distinguido investigador opinó que la iniciativa surgió y respondió a un momento político del país, “pero que con el correr del tiempo se transformó en un proyecto consolidado, con gente seria que cumplía un rol profesional de valor en la cría y estimulación temprana de cachorros, con muy buenos proyectos de base genética, muy originales en el contexto mundial para este campo temático, y además insertos en el propio Campus Universitario en el corazón de una de las mejores Facultades de Veterinaria del país, a pocos metros de Hospital Escuela que el mismo Estado Nacional apostó a construir en respuesta a una estrategia de crecimiento de la facultad”.

En coincidencia con todas las fuentes consultadas, el director del Centro de Investigación Veterinaria de Tandil que pertenece al CONICET y la Comisión de Investigaciones Científicas, apuntó que “el proyecto no sólo era bueno para la Aduana sino para la propia Facultad de Veterinaria. Se había hecho una inversión importante en instalaciones, en entrenamiento de personal y en logística con proyección nacional. No puedo más que lamentar una decisión administrativa de este tipo, pero también instar a las autoridades de la ciudad, de la Facultad y de la Universidad y a toda la comunidad para que todos juntos podamos intentar revertir esta decisión que nos perjudica”.

Lanusse, un referente en su campo y distinguido en todo el mundo, se lamentó por “la capacidad que tenemos como país de destruir lo que funciona”.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. andres

    junio 6, 2016 at 3:28 pm

    ni los perros se salvan pero tandilences a chuparla ustedes lo votaran a llorar con alegria jjajajajajaj

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *