DESDE EL GOBIERNO

  Desmienten la apertura de la importación de azúcar

 

Es una vieja cuestión que enfrenta al país con Brasil y frena avances en el Mercosur. “No vamos a entregar a nadie”, dijo un secretario de Agroindustria argentino.

 

El Gobierno argentino ratificó que no está previsto incluir al azúcar en la comercialización dentro del bloque del Mercosur.
<
>
  El Gobierno argentino ratificó que no está previsto incluir al azúcar en la comercialización dentro del bloque del Mercosur.

TUCUMÁN. El Gobierno argentino ratificó ante los referentes de la actividad azucarera nacional que no está previsto incluir al azúcar en la comercialización dentro del bloque del Mercosur.

El secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Néstor Roulet, negó rotundamente que el gobierno de Mauricio Macri haya tenido la intención de liberar la importación de azúcar desde Brasil y responsabilizó de esa versión al gobierno de Tucumán, principal provincia productora de caña, según difundió La Gaceta.

“Tal vez creyó (el gobierno de Juan Manzur) que venía un fantasma, pero para nada. No vamos a entregar a nadie, no solo el azúcar, sino ninguna de nuestra economía. Trabajaremos para que la Argentina crezca porque tenemos la premisa de lograr hambre cero”, sostuvo el funcionario nacional.

La protección del mercado azucarero local es una vieja disputa dentro del Mercosur que incluso impide acuerdos en otros sectores económicos. Argentina busca proteger a esta economía regional -se produce cana de azúcar en Tucumán, Jujuy, Salta y Misiones- frente a la capacidad de Brasil, que es el principal productor mundial de azúcar y etanol de caña.

Roulet concurrió el viernes a la sede de la Unión de Cañeros del Sur (UCS), en Concepción, para participar de la nueva ronda de encuentros de la Mesa Sucroalcoholera Nacional. Estuvo acompañado del subsecretario de Bioindustria, Mariano Lechardoy, y José Cano, presidente del Plan Belgrano (un megaproyecto de infraestructura para el Noroeste Argentino).

“Los que agitaron el fantasma son quienes no tuvieron ninguna participación en todo el proceso que concluyó con el incremento del corte de alcohol. La ex presidenta (Cristina Fernández) se había comprometido a aumentarlo y, al no hacerlo, impactó duramente en nuestra actividad económica”, precisó Cano, funcionario de origen radical, quien se enfrentó con Manzur en las últimas elecciones provinciales.

Antes de encabezar las deliberaciones de la Mesa Sucroalcoholera, Roulet se reunió con el intendente local Roberto Sánchez, quien le transmitió al visitante el respaldo a las medidas adoptadas y en estudio tendientes a consolidar la actividad azucarera.

Entre los industriales azucareros que asistieron al encuentro se destacaron Julio Colombres (Centro Azucarero Regional Tucumán), Jorge Rocchia Ferro (Cámara Alcoholeros) y Eduardo Nougués (Ingenio Ledesma). También concurrieron los dirigentes cañeros Sergio Fara (UCIT), César Manuel Díaz (UCS), Otto Gramajo (Cactu), Marcelo Fernández (Cañeros del Este) y José María Jure (Cañeros de Salta y de Jujuy), entre otros.

Progresos  

El secretario de Agregado de Valor destacó los avances observado en la actividad en lo que va de la actual gestión nacional. “Hace un año estábamos hablando de una bolsa de azúcar de 160 pesos y hoy está por arriba de los 460”, remarcó.

A su criterio, las medidas que se tomaron dieron resultados, ya sea a través del etanol o en la transparencia de la cadena.

Adelantó que el Gobierno nacional estudia para la actividad varios proyectos relacionados con la producción de energía y también de azúcar, que van a hacer que “se transforme en un sector fuerte, competitivo, y sin riegos de que los tucumanos la vuelvan a pasar mal por el pésimo manejo de las variables del sector”.

Otra de las políticas de respaldo a la industria azucarera es el posible incremento del porcentaje de corte de bioetanol en las naftas. Al respecto, Roulet manifestó que ese es el camino a seguir, pero aclaró que la medida va a demandar un tiempo. “No es tan fácil hacerlo porque es una combinación de variables. Tiene que participar medio ambiente para determinar las nuevas normas a adoptarse. Las hay europeas y tenemos que ver si finalmente nos inclinamos por las normas de Brasil o Estados Unidos. También tenemos que ver si el alcohol va a ser hidratado o deshidratado”, explicó.

Según Roulet, es fundamental avanzar sobre esa política por dos situaciones: “primero, porque argentina no es productora de nafta y tiene que hacer nuevas destilerías; y eso es muy costoso. Y segundo porque es todo una alternativa para el cuidado del medio ambiente”. (Noticias AgroPecuarias)

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *