EN EL PANTEÓN FAMILIAR DEL CEMENTERIO MUNICIPAL

Despidieron los restos de Néstor “Bocho” Ronchetti

Las hijas y demás familiares del reconocido escribano, accionista y subdirector de Diario EL TIEMPO, estuvieron acompañadas por amigos, colegas y una fuerte representación de correligionarios radicales. “Quiero contarles nuestro dolor porque se nos fue un amigo”, expresó Omar Losardo. “Lo recordaremos por su humildad, su sencillez, su trabajo y su fe”, señaló a su turno Juan Matías Schiaffino.

La familia de “Bocho” contó con el acompañamiento, entre otros, de amigos, allegados y empleados del diario del cual el extinto era accionista y subdirector. Vista del acompañamiento a su última morada que tuvieron los restos de Néstor Juvenal Ronchetti. FOTO: JOSÉ BERGER Minutos antes de las 10, tal como estaba previsto, partió el coche fúnebre trasladando el féretro hacia el panteón de la familia Ronchetti en el cementerio municipal.
<
>
Minutos antes de las 10, tal como estaba previsto, partió el coche fúnebre trasladando el féretro hacia el panteón de la familia Ronchetti en el cementerio municipal.

Una nutrida concurrencia integrada por colegas, clientes de la escribanía, correligionarios radicales, allegados, trabajadores gráficos y de prensa de este diario y amigos, acompañaron ayer a los familiares de Néstor Juvenal Ronchetti para despedir los restos del reconocido profesional que, como se informó en la anterior edición, falleció en esta ciudad a última hora del sábado víctima de una cruel enfermedad.

Los restos de “Bocho” habían sido velados durante prácticamente toda la jornada del domingo en instalaciones de la CEAL Sección Sepelios, por donde centenares de personas pasaron para expresar sus condolencias.

Ayer, el cortejo fúnebre que partió minutos antes de las 10 de la casa velatoria sita en la calle Necochea entre Olavarría y Perón, fue escoltado por varios vehículos que se dirigieron al cementerio municipal. En el panteón de la familia Ronchetti, con acceso por calle Necochea, estaba todo dispuesto para llevar adelante la inhumación.

Con el arribo del coche fúnebre, se fueron repitiendo las escenas de profunda consternación por el fallecimiento del accionista y subdirector de Diario El Tiempo, que dejó de existir a los 67 años.

Mariana, Inés, Victoria y Úrsula, las hijas de “Bocho”, ingresaron abrazadas y quebradas de la emoción a la necrópolis para proceder a la sepultura de quien también ocupara distintos cargos en el Colegio de Escribanos y la Asociación Cultural Sanmartiniana, además de ser un conocido militante de la Unión Cívica Radical.

De hecho, los tres oradores de circunstancia fueron dirigentes del histórico partido: Luciano Lafosse (actual presidente del comité); Omar Losardo y Juan Matías Schiaffino. Los dos últimos, por una cuestión generacional, se manifestaron especialmente shockeados por el hecho de haber perdido además a un “amigo”, resaltando las virtudes de alguien que se caracterizó por su constante intención de unir. Y en el caso especial de Schiaffino, sobresalió por el cálido abrazo a las hijas de Ronchetti que hizo antes del ingreso del féretro al cementerio.

Leandro Alfredo Prat, Omar Arnaldo Duclós, Oscar Alabart, Juan José Martínez, Mario Julio Layús, Arnoldo Zabalza, Nicolás Duba, Lindor Burgos y Juan Ignacio Goenaga, entre tantísimos otros, fueron testigos de la respetuosa ceremonia de despedida, que se extendió por espacio de unos 20 minutos.

“Ahora, descansa en paz”

Tras las palabras de circunstancia de Lafosse con el tono de formalidad que impone su condición de máxima autoridad de la UCR local, se dirigió a los presentes, el Ingeniero Agrónomo Omar Losardo.

El ex vicedecano de la Unicen esbozó sintéticamente las enseñanzas que le dejó un dirigente como Néstor Juvenal Ronchetti, al señalar: “Quiero contarles nuestro dolor porque se nos fue un amigo. No es fácil para nadie superar una perdida así, pero hay que recordarlo. Él extendía la mano a las personas sin preguntar cómo pensaban. Él nos enseñó que para construir hay que estar unidos, nunca enfrentados”, expresó Losardo.

También, sostuvo, “’Bocho’ nos enseñó los principios sanmartinianos y los puso en práctica. Se ha ido un amigo entrañable de muchos años. ‘Bocho’: has logrado la tranquilidad de derrotar esta cruel enfermedad. Ahora, descansa en paz”.

Visión democrática

Juan Matías Schiaffino, por su parte, recordó sus conversaciones y caminos de militancia a la par de Ronchetti dentro del radicalismo y en momentos en que el país comenzaba a transitar una incipiente democracia.

En ese sentido, destacó la visión abierta y democrática que esbozaba “Bocho”, que siempre propiciaba la unión y no el enfrentamiento aún con quienes pudieran representar pensamientos distintos.

“Lo recordaremos por su humildad, por su sencillez, por su trabajo y por su fe. Lo recordaremos como a alguien que no sólo reconocía a sus amigos y correligionarios sino también a quienes ideológicamente pudieran ubicarse en la vereda de enfrente”, indicó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *