DESPIDOS


En Coronel Suárez, una fábrica de zapatillas dejó inicialmente cesantes a 300 trabajadores. Según se informó, el ingreso de calzado terminado originario de Indonesia, constituye el principal escollo que los responsables de la empresa esgrimen a la hora de fundamentar los despidos. El municipio de ese distrito bonaerense está tratando de revertir la situación. En tanto otro conflicto laboral sacudió a la ciudad de Bolívar, donde una aceitera dejó en la calle a una veintena de empleados. Se extiende la crisis laboral en buena parte del territorio provincial donde a menudo las comunas se quedan sin margen de maniobra para afrontar estos procesos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *