PRONÓSTICO PARA LOS PRÓXIMOS DÍAS

Después de la lluvia y el viento, sol y más frío

El jefe de Departamento Redes del Servicio Meteorológico Nacional, Lucas Berengua, explicó ayer que la interacción del aire cálido y húmedo con el aire frío en altura, generó la formación de lluvias y tormentas, y luego un incremento del viento que en forma de ráfagas llegaron a los 85 kilómetros por hora. Asimismo, advirtió que la situación hídrica es complicada porque está siendo un invierno con muchas lluvias, cuando lo común es que sea la primavera la estación donde comience a llover con más regularidad. Por lo tanto, señaló que se es necesario mantener una vigilancia “muy alta de la situación”.

“El centro de baja presión ya está sobre el Océano Atlántico, así que el viento disminuye y se va a mantener el buen tiempo con sol, aunque más frío, por lo menos hasta el próximo viernes”, señaló ayer Lucas Berengua.
<
>
“El centro de baja presión ya está sobre el Océano Atlántico, así que el viento disminuye y se va a mantener el buen tiempo con sol, aunque más frío, por lo menos hasta el próximo viernes”, señaló ayer Lucas Berengua.

“La formación de estos sistemas es completamente normal para esta época del año”, señaló Lucas Berengua -jefe del Departamento Redes del Servicio Meteorológico Nacional- al hablar ayer con este diario sobre el temporal de viento y lluvia del último fin de semana.

En su explicación, Berengua indicó que “lo que pasó en el centro de Argentina durante el último fin de semana fue la formación de un centro de baja presión sobre la provincia de Buenos Aires con el posterior desplazamiento, muy rápido, hacia el Océano Atlántico”.

En ese marco, señaló que “de esa manera, hasta el viernes ingresó aire cálido y húmedo desde el norte, mientras que la llegada de aire frío en altura durante el sábado dio lugar a la formación de ese centro de baja de presión, cuyo lugar de formación fue el centro-norte de la provincia de Buenos Aires”.

El meteorólogo consignó que fue esto lo que trajo aparejado la formación de lluvias y tormentas de variada intensidad, que totalizaron los 100 milímetros y en algunos casos lo superaron, principalmente en el centro y en el noreste del territorio bonaerense.

Asimismo, marcó que la baja presión, después de producir las lluvias y tormentas fuertes, generó un incremento del viento del sudoeste y del oeste a velocidades que en forma de ráfagas llegaron a los 80, 85 kilómetros por hora.

En cuanto al pronóstico para los próximos días, dijo que “de acá en adelante se proyecta tiempo bueno. El centro de baja presión ya está sobre el Océano Atlántico, así que el viento disminuye y se va a mantener el buen tiempo con sol, aunque más frío, por lo menos hasta el próximo viernes”.

Berengua sostuvo también que lo ocurrido este fin de semana en la ciudad “es totalmente normal. En los últimos tiempos hubo tormentas peores en Azul. Al final del verano pasado, por ejemplo, hubo formación de dos centros de baja presión muy similares con vientos muy fuertes”.

Añadió entonces “que se formen estos sistemas es algo completamente normal, es lo esperable cuando empieza a llegar la primavera. Lo mismo sucede en el otoño, por lo cual no hay que preocuparse para nada”.

Por último, consultado por las inundaciones en la provincia, advirtió que “estamos en una situación hídrica muy complicada. Venimos de un invierno muy húmedo, más cálido de lo normal, en el que llovió mucho. Lo normal es que en la primavera comience a llover, con lo cual se va a tener que mantener una vigilancia muy alta de la situación porque puede ser riesgosa”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *