DETUVIERON A UN EX EMPLEADO DE UN CAMPO: LO ACUSAN DE SUSTRAER 120 CABEZAS DE GANADO

Un joven está detenido desde el pasado domingo, acusado de un caso de “abigeato agravado” que incluyó que en un campo ubicado en el Partido de Las Flores donde el imputado trabajaba fueran sustraídos 120 animales vacunos, informaron a EL TIEMPO fuentes judiciales allegadas a la investigación del caso.

A través de la Ayudantía Fiscal de Abigeatos y Delitos Conexos que depende de la Unidad Funcional de Instrucción número 1 departamental, fue la fiscal Neli Rosas la que instruyó el expediente judicial relacionado con este hecho, antes de que a fines del mes pasado se jubilara.

Los voceros judiciales identificaron al detenido como Marcelo Fabián Andrade.

De 26 años, había sido arrestado en la localidad de Pardo el domingo anterior por policías pertenecientes al Comando de Prevención Rural (CPR) de Las Flores.

Una vez detenido, al día siguiente el joven florense fue traído a Azul para ser indagado por el ilícito que se le atribuye.

Andrade está acusado de abigeato agravado por ser cometido por una persona dedicada al cuidado y cría de ganado, ilícito por el que se negó a declarar cuando el pasado lunes fue indagado en sede judicial.

Actualmente permanece privado de la libertad en la Estación de Policía Comunal de Las Flores, a la espera de que se consiga un cupo para su traslado a una unidad penal.

El caso

De acuerdo con la Investigación Penal Preparatoria llevada a cabo hasta el momento, se han podido reunir diferentes elementos que demuestran en principio que el imputado se apoderó de los animales entre los días 27 de abril y 6 de agosto del año pasado.

En ese entonces, Andrade se desempeñaba como encargado de un establecimiento rural llamado “El Tesoro”, campo ubicado en Cuartel VII del Partido de Las Flores.

Un total de 120 vacunos, razas Hereford y Careta, que estaban en ese campo fueron sustraídos en diferentes ocasiones entre los días ya referidos. Cuarenta y siete vacas, sesenta terneros y un toro formaron parte de la hacienda robada, Y a eso se sumaron doce vacas más.

Los animales mencionados en primer término son propiedad de la firma Agropecuaria Celis SRL. Las doce vacas, de la firma Azul-Co que le pertenece a Francisco Ortiz, uno de los hermanos del ex candidato a intendente del PRO y actual titular de PAMI Azul Ramiro Ortiz.

Humberto Fernández Drago, dueño del campo y apoderado de la firma Agropecuaria Celis SRL, señaló que Andrade trabajaba en el establecimiento rural donde los animales fueron sustraídos.

En agosto pasado se convirtió en el denunciante del caso, al notar una notoria disminución de la cantidad de animales que estaban en el campo.

Luego de radicada la denuncia por lo sucedido, no había sido posible dar con el paradero de Andrade, aunque durante el domingo anterior finalmente pudo ser detenido.

Diferentes versiones de testigos incorporados al expediente judicial involucran al joven florense en la sustracción de los vacunos.

En ese contexto, por ejemplo, se ubica la versión de una de las personas que declaró en sede judicial, quien afirmó que mientras Andrade trabajaba en el campo, al realizar el conteo de los animales indicaba un número mayor al que realmente existía, “intentando evitar de ese modo que se descubra el ilícito” que ahora se le imputa.

Los animales, según se ha podido demostrar hasta el momento, fueron siendo sacados del campo en camiones en diferentes ocasiones, situación que al parecer se llevaba a cabo por la parte trasera del establecimiento rural para evitar así que la maniobra ilícita se descubriera.

El joven que ahora está detenido, acusado de sustraer los vacunos, había sido despedido de su trabajo en el campo.

Además, testigos señalaron que les llamó la atención “el cambio patrimonial” que había experimentado el joven en los últimos meses. Entre otras cosas, al cambiar su auto por un rodado mucho más costoso. Una situación, al parecer,  no acorde con el sueldo que ganaba mientras trabajaba en el establecimiento rural del que después fue despedido.

Francisco Ortiz Massey, uno de los damnificados por la sustracción de los vacunos, declaró en la causa penal que se está instruyendo que estimaba que el ex empleado del campo que ahora está detenido contó con la ayuda de alguien más para apoderarse de manera ilegítima de los animales.

“Lo hizo con alguien que le ayudó para sacar la hacienda por atrás del campo, que pasa el Arroyo Azul, que es el límite con Rauch. Es lo que yo estimo. Por adelante no creo, porque hay mucho tránsito y la Policía de Pardo lo hubiese visto. Es lo que yo sospecho”, indicó sobre el “modus operandi” que tuvo este caso de abigeato.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *