DETUVIERON AYER A UN AZULEÑO QUE HABÍA SIDO CONDENADO POR ABUSAR DE SU SOBRINA

Un trabajador rural. Lo detuvieron ayer en Azul, después de que quedara firme el fallo que lo condenó -en diciembre de 2017- a dos años de prisión a cumplir por haber abusado sexualmente de su sobrina.
SECCIONAL PRIMERA AZUL/PBA


Un trabajador rural azuleño que en diciembre del año pasado había sido condenado a dos años de prisión, después de que en un debate se probó que había abusado sexualmente de una sobrina suya cuando la víctima era menor de edad, fue detenido ayer en esta ciudad para comenzar a cumplir con esa pena, informaron fuentes policiales y judiciales.
Policías del Gabinete Criminológico de la Seccional Primera y de la Local hicieron efectiva la medida cautelar en horas de la mañana de ayer, detención que fuera ordenada por el juez Correccional que en primera instancia había condenado al hombre que ahora está preso.
La detención se hizo efectiva después de que ese fallo se confirmara desde la Cámara Penal de Azul, consistente en una pena de prisión de dos años de “efectivo cumplimiento” que al trabajador rural le fuera dictada durante un juicio oral cuyo fallo se anunciara en diciembre del año pasó.
Ese debate había tenido como escenario el Juzgado Correccional número 1 que tiene sede en el Palacio de Justicia local y está a cargo de Aníbal Álvarez.
En ese proceso el juez había hallado al por entonces imputado autor penalmente responsable del delito de abuso sexual simple.
El trabajador rural tiene 36 años de edad y su nombre no fue revelado, teniendo en cuenta que en ese hecho que cometió y por el que ahora está preso había resultado víctima una joven que es familiar suya y, además, en ese entonces era menor de edad.
Los policías lo detuvieron ayer en su domicilio de esta ciudad, mismo lugar donde se produjo ese caso de abuso sexual por el que ahora debe cumplir dos años de cárcel.
Para cuando ese hecho ocurrió la víctima tenía 16 años. Y el hombre que ahora está preso, que es su tío, le había efectuado diferentes tocamientos mientras la por entonces adolescente dormía.
El caso de abuso sexual que en diciembre del año pasado se convirtió en materia de un juicio oral en el Juzgado Correccional número 1 había ocurrido durante el primer día del año 2013.
Aquel 1 de enero la chica se había quedado a dormir en la casa de la hermana de su papá junto con su progenitor.
Alrededor de las seis y media de la mañana de aquel primer día del nuevo año el hombre que ayer fue detenido y tío de la víctima le efectuó “tocamientos impúdicos en la vagina” mientras la por entonces menor dormía.
En el fallo, el juez Álvarez escribió que la situación anteriormente mencionada ocurrió sin que la joven lo consintiera y“vulnerando así su integridad sexual”.
“Si bien como única prueba directa existe el testimonio de la víctima -ya que ilícitos como el presente no suelen cometerse en presencia de terceros-, su relato en el debate me impresionó como creíble y sincero, con un marcado compromiso emocional, acorde a la desagradable vivencia a la que fue sometida”, había señalado en el dictamen el juez Álvarez al referirse a los dichos en el debate de la joven que resultara víctima de este caso de abuso sexual cometido por su tío.
Además, aclaró en el fallo: “La circunstancia de que el hecho hubiera sido denunciado varios meses después de acontecido no resta verosimilitud al relato de la víctima, ya que expresó que sentía vergüenza, que temía que no le creyeran y que sólo lo contó a sus amigas cuando la angustia no le permitió más cargar con ese secreto que la atormentaba”.
Para la pena impuesta en aquel juicio al trabajador rural que ahora está detenido el titular del Juzgado Correccional 1 había valorado diferentes agravantes potenciadoras de dicha sanción. Y en ese contexto, mencionó las siguientes circunstancias: “El daño psicológico que el suceso produjo en la víctima dada su inexperiencia sexual y la naturaleza del hecho, toda vez que fue más allá de un simple tocamiento”.
Una condena anterior que registraba al momento de realizado este juicio había sido la que en diciembre del año pasado derivara en la imposición de esta nueva sanción que ahora es de efectivo cumplimiento.
Esa primera condena para el trabajador rural azuleño que está preso desde ayer data de junio de 2009, cuando en otro juicio había sido hallado autor del delito de lesiones graves agravadas por la utilización de un arma de fuego, ilícito por el que le fue dictada una pena de dos años y tres meses de prisión en suspenso.
Hasta anoche el hombre estaba preso en la comisaría primera local, a la espera de que se consiga un cupo para su traslado a una unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *