TORNEO APERTURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Di Blasio y la efectividad acercaron a Vélez a la clasificación

El velezano llegó poco pero aprovechó dos de esas ocasiones para marcar los tantos que le dieron el triunfo frente a Cemento por 2 a 1. Luego, con la gran actuación de su arquero –que atajó dos penales y varios mano a mano-, y la poco eficacia de su rival se quedó con los tres puntos que lo dejaron con un pie adentro de los cuartos de final.

Luciano Di Blasio comienza a convertirse en la figura del partido. Arrojándose a su derecha le desvía el penal a Emanuel Nievas. Este sería el primero de los dos que atajó. Vélez le ganó a Cemento por 2  a 1. FOTOS: ADRIÁN GELOSI La revancha de Emanuel Nievas. Luego del penal, el chillarense pudo superar a Di Blasio y marcó el empate transitorio. Cemento mereció más, pero no pudo con la gran actuación del arquero velezano.
<
>
Luciano Di Blasio comienza a convertirse en la figura del partido. Arrojándose a su derecha le desvía el penal a Emanuel Nievas. Este sería el primero de los dos que atajó. Vélez le ganó a Cemento por 2 a 1. FOTOS: ADRIÁN GELOSI

En la calle Corrientes apareció un nuevo santo. Luego de la actuación de ayer, los simpatizantes velezanos tendrán que tener la estampita de “San Peteco”, porque Luciano Di Blasio, su arquero,  tuvo una excelente actuación que le permitió sumar tres puntos fundamentales y ya estar con un pie en la siguiente ronda.

Ayer Vélez fue superado por su rival, pero a pesar de eso se quedó con la victoria por 2 a 1 frente a Cemento. Este triunfo se puede explicar por la tarde que tuvo su “Uno”, que atajó dos penales y tapó varios mano a mano, la poca efectividad de los jugadores rivales y la gran eficacia propia le permitieron quedarse con la victoria.

El partido no podía empezar mejor para el equipo de los hermanos País. Antes del minuto, cuando aún los equipos se estaban acomodando, Andrés Delippo desbordó por la derecha, tiró un centro rasante para la llegada de Juan País, quién se anticipó a todos, y con un toque suave estableció el 1 a 0 para Vélez.

Ese gol le permitió afianzarse en el campo. Su juego era muy sencillo, mucha presión en la mitad de la cancha, una defensa que se anticipaba a los delanteros y rápidamente salía buscando a los volantes por afuera, Andrés Delippo y Calderón –derecha e izquierda respectivamente- y con José Raidigos, que con toda su experiencia y habilidad aguantaba la pelota para la llegada de sus volantes.

Pasado el cuarto de hora, de apoco Cemento empezó a cortar los circuitos de su rival y a la vez comenzó a manejar un poco más la pelota, eso le permitía, muy de a poco, acercarse al arco defendido por Luciano Di Blasio.

Las primeras situaciones de riesgo para el local llegaron a través de la pelota parada. En ambos centros, la pelota, luego de varios rebotes, quedó para un delantero de Cemento y en ambas definiciones –cerca del arco- apareció Di Blasio para desviar la pelota con sus pies.

Posteriormente, en uno centro la bocha pegó en la mano de Andrés Delippo y el árbitro cobró penal ante la protesta de todos los jugadores velezanos. La responsabilidad de ejecutar la pena máxima la tomó Emanuel Nievas, el delantero remató fuerte a la derecha al arco, lugar a donde voló Luciano Di Blasio para desviar la pelota y ahogar el grito de gol de los de la banda Azul.

El delantero chillarense tuvo su revancha minutos más tarde. El punta recibió de su coterráneo Raúl Tortorella, e ingresando al área definió con un toque suave por el sobre cuerpo del arquero para establecer la merecida igualdad.

Vélez no podía hacerse de la pelota y cada segundo que pasaba se defendía más cerca de su arco. El juego preciso y seguro de los primeros minutos había desaparecido y sus defensores lo único, que a veces, podían hacer era rechazarla, sino todo dependía de la actuación del arquero.

Cuando se terminaba la primera etapa, Matías Agosta salió del fondo con pelota dominada, como nadie lo marcaba siguió avanzando hasta que llegó cerca del área rival, en ese momento tocó para Nievas, quien abrió las piernas y por atrás de él llegó Santiago Bustamante para definir con un toque suave, que se fue apenas desviado.

De esa manera se fue la primera mitad. Con Cemento dominando el juego y en los últimos minutos superando a su rival. El encuentro estaba empatado por esas cosas que tiene el fútbol. Pero los de la banda azul merecían irse en ventaja los primeros 45 minutos.

Lo que se vio sobre el final de la etapa inicial se multiplicó en la segunda etapa. Cemento se hizo dueño totalmente del partido. El encuentro se jugaba a la velocidad y al ritmo que quería el dueño de casa. El único que estaba en contra de eso era Luciano Di Blasio que seguía siendo insuperable para los locales.

Para seguir agigantando su actuación, el Uno volvió a contener un penal que el mismo había cometido. A pesar de que le cambiaron al ejecutante, el “Peteco” volvió acertar el lugar, y arrojándose hacia su izquierda desvió el disparo de Raúl Tortorella.

El equipo de Genco en la gran parte de los ataques, ya sea de manera individual o en jugada, llegaba hasta dentro del área para poder convertir y pasar a ganar el partido. Fue así que las chances se sucedían y entre Di Blasio y la mala efectividad no se convertían.

Los goles de se erran en un arco se sufren en el otro y eso le pasó a Cemento. José Raidigos gambeteó por la derecha, tocó al centro para la llegada David Sherriff, quien dominó la bocha y alargó a la izquierda para la llegada de Nicolás Delippo quién enfrentó al arquero y con un potente remate venció a Domínguez y puso en ventaja, inmerecidamente, a los velezanos.

En los últimos minutos el local se fue, aún más, con todo para arriba buscando la igualdad. En ese lapso tuvo dos claras ocasiones, pero en ambas, no pudieron con Di Blasio, el arquero con dos grandes atajadas desvió la pelota, la última sirvió como cierre del cotejo y la alegría de todos los jugadores de la V, que rápidamente fueron abrazar a su arquero.

Vélez logró su objetivo que era quedarse con la victoria y dar un paso grande a la clasificación. Con dos puntos más estará en la siguiente ronda. Cemento se quedó inmerecidamente con las manos vacías y ahora dependerá de casi un milagro para llegar a los cuartos de final.

LA FIGURA

 

Luciano Di Blasio

El “Peteco” fue fundamental para la victoria de Vélez. En los noventa minutos contuvo dos penales y se quedó con cualquier jugada –que fueron muchas- de riesgo que intentó el local. Por su excelente actuación el velezano se quedó con los tres puntos y dio un paso muy importante hacia la clasificación

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *