Día de la Virgen de Lourdes

 

En la ciudad francesa de Lourdes, el 11 de febrero de 1858 se le apareció a una niña de 14 años llamada Bernadette Soubirous, según ella, una señora que llevaba un vestido blanco con un cinturón azul turquí, cubría su cabeza con un velo y tenía un rosario en la mano derecha. Le mandó que se construyese allí una capilla y que se lavara y bebiera de la fuente allí oculta. Preguntada quién era contestó: “Soy la Inmaculada Concepción”.

Por eso todos los 11 de febrero se celebra el Día de la Virgen de Lourdes. En Azul, por tal motivo, se estuvo rezando la Novena en la gruta homónima todas las tardes. Y se realizó una procesión que comenzó en la Cerámica San Lorenzo, pasando por la capilla Santa Lucia hasta la Parroquia para pedir una gracia especial: el trabajo de todos los azuleños.

La patrona de los enfermos tiene una gran feligresía que se reúne en esa fecha para rendirle homenaje y hacerle los pedidos. En nuestra ciudad se llevaron a cabo una sucesión de actividades para celebrar las fiestas patronales de la Parroquia que lleva el nombre de la Virgen donde una gran cantidad de pedidos se hicieron por parte de los feligreses que acudieron en gran número y participaron de todas las actividades programadas.-

Luego se celebró la santa misa para pedir por todos los enfermos y aquellos que no estén atravesando un buen momento. Esto se llevó a cabo en la hermosa gruta construida por el arquitecto Reyes Oribe, bajo la supervisión del padre Aurelio.

La madre superiora de la Parroquia de Lourdes explicó que cuando estuvo en la gruta original en Francia, donde apareció la Virgen, ésta anunció que la gente escarbe y apareció una fuente de agua curativa, se produjeron milagros. Ello la hizo pensar que a la de Azul le faltaba una fuente de agua.

Hace tres años se dio la posibilidad, sumado a que en la parroquia hay una demanda importante de agua bendita, de que el artista Raúl Gallardo se ofreció a realizar ese trabajo. El artista pertenece a la comunidad de Lourdes, alguna vez estuvo arreglando la imagen de la Virgen que está en la cúspide de la Iglesia que no tenía los bracitos y se aprovechó para hacerle las manos. Realizó trabajos en la Capilla Beato Laura Vicuña y Ceferino Namuncurá construyendo dos imágenes.

Se analizó el lugar, para que no interrumpiera la visión de la gruta. Al encontrarlo, expresó el artista, que el ángel tiene 1,60 metros que lleva un cántaro en la mano que surge el agua a una fuente. Se construyó en cemento blanco para que haga un buen contraste con el fondo y además que la Virgen de Lourdes es de ese color. Esta obra fue inaugurada  el 11 de febrero pasado, día de la Virgen de Lourdes.

Agregó la madre superiora que tienen algunas ideas para llevar a cabo. Recibieron una donación de 20 mayólicas de cerámica esmaltadas al horno que representa los misterios del rosario que irán colocadas sobre dos muros que se realizarán, entre otros proyectos.

La fe, la esperanza que despierta en los seres humanos la Virgen de Lourdes transformó a la gente que venia a pedir para que no falten las fuentes de trabajo,  por los enfermos y aquellos que no estén atravesando un buen momento, generó un clima de alegría, con cantos y alabanzas que se vio reflejado durante la celebración de la santa misa.

Así se celebró en esta ciudad el Día de la Virgen de Lourdes, en un lugar donde es una réplica de la gruta existente en Francia donde apareció ella en 1858.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *