Día del Arma de Artillería

Se llevó a cabo una formación especial en la Guarnición Ejército Azul  con motivo de conmemorarse el Día del Arma de Artillería y de su Patrona Santa Bárbara. En esa oportunidad el actual Jefe del Grupo de Artillería Blindada Uno tuvo palabras recordando el accionar de esta fuerza a lo largo de los años.

Fueron más de dos siglos de existencia fecunda de heroísmo y sacrificios recordando el accionar de aquellos artilleros de las épicas jornadas de la defensa y reconquista de Buenos Aires, que luego brillaría en la lucha por la independencia y en defensa de la soberanía, así desde Cotagaita siendo su bautismo de fuego, hasta Puerto Argentino se hizo sentir el tronar de las descargas artilleras, señaló.

Hay que recordar cuando partieron hacia su primera misión de combate los artilleros que formaron parte del ejército auxiliar del Perú, lo que significó una muy dura experiencia, pero derrocharon coraje y aires de libertad. Muchos de ellos tuvieron un destino de gloria en la historia de la artillería argentina desde 1806, con los Voluntarios patriotas de la Unión, luego el Real Cuerpo de Artillería y el Batallón de Artillería Volante creado por Cisneros en 1809. Es así que se llega al 29 de mayo de 1810 con el Real Cuerpo de Artillería a las órdenes de Francisco de Orduña.

Es la artillería de los valientes y abnegados Regalado de la Plaza, Pereyra de Lucena, Chilavert, Iriarte, Mitre, Ricchieri, Domingo Viejo Bueno, Roca, Ibarzábal, Ramos, Dachary, Blanco, Quispe, Pizarro y Vallejos. Ellos hicieron historia y quedaron en el bronce siendo ejemplo permanente de las generaciones venideras.

En todas las batallas de la historia argentina la artillería ha participado, obteniendo victorias y derrotas. Suipacha, Huaqui, Ituzaingó, Vuelta de Obligado y Caseros junto al coronel Chilavert quien encontrara su destino final al pie del cañón.

No se puede dejar de mencionar, afirmó, la valentía y heroísmo de los artilleros del Grupo de Artillería Blindado 1 “Coronel Martiniano Chilavert” en aquella noche del 19 de enero de 1974 cuando el cuartel fuera atacado por integrantes del ERP. En esa oportunidad, si bien no se emplearon los cañones, la actitud artillera estuvo presente defendiendo los cuarteles junto a los Húsares de Pueyrredón, donde fuera secuestrado y asesinado su jefe el teniente coronel Jorge Roberto Ibarzábal. Años más tarde la artillería argentina iluminaria los cielos de Ganso Verde, Darwin, Monte Longdon, Dos Hermanas, Tumbledown, donde agotaron prácticamente toda la munición y regaron con su sangre el suelo malvinense el teniente Ramos, el cabo primero Quispe y el soldado Vallejos, quienes se sumarían como tantos otros a la lista de los 625 hombres que la patria dejó en Malvinas, como fieles custodios de nuestra soberanía, expresó.

El sistema de armas de artillería requiere de hombres y mujeres profesionalmente preparados para obtener con exacta precisión los datos de tiro necesarios para batir aquellos blancos que impidan o interfieran con el cumplimiento de la misión. Si bien los avances tecnológicos obligan a realizar actualizaciones doctrinarias los principios artilleros mantienen plena vigencia a pesar de dichos avances.

En el Día de la Artillería Argentina y de su Santa Patrona Santa Bárbara se puede decir con orgullo “de Artillero me cupo la suerte y tal vez el olímpico honor de elegir, entre todas las muertes, por la Patria y al pie del cañón, culminó esta emotiva exposición el actual Jefe del Grupo de Artillería Blindado Uno.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *