SE RECUERDA HOY

Día del Camino

<
>

El 5 de octubre se designó como Día del Camino, porque en ese día allá por 1925 se realizó en Buenos Aires el Primer Congreso Panamericano de Carreteras. Pocos países del mundo tienen un día de su calendario dedicado al camino. Argentina es uno de esos pocos países, que todos los 5 de octubre designa esa fecha como “Día del Camino”.

Durante la segunda presidencia de Roca se modificó la Constitución Nacional y, de esta manera, se creó el Ministerio de Obras Públicas, cuyo primer titular asume el 12 de octubre de 1898. En el nuevo Ministerio se fundó la Dirección de Vías de Comunicación, en cuya órbita se encontraba Puentes y Caminos. La Ley 4301, del 26 de enero de 1904, le dio forma orgánica, disponiendo la construcción de 89 puentes y 107 caminos autorizando la emisión de Obligaciones de Puentes y Caminos. En el año 1922 el Touring Club Argentino organizó el Primer Congreso Nacional de Vialidad, época en que terminó la primera presidencia de Hipólito Irigoyen y comenzó la de Marcelo T. de Alvear.

En el año 1927, la provincia de Santa Fe promulgó la primera Ley Orgánica de Caminos Pavimentados. La misma destinaba un presupuesto de 30 millones de pesos a la construcción de caminos. Los recursos eran provenientes de fondos especiales del gobierno y de un gravamen de dos centavos por litro de nafta. La mencionada ley se fundamentó en el estudio de las civilizaciones precolombinas, que se caracterizaron por la construcción de rutas pavimentadas con grandes losas, en México y en el Imperio de los Incas, que resistían las inclemencias climáticas permitiendo la circulación segura de la producción.

La mencionada época determinó el inicio el período de estudio, proyecto y construcción de las principales carreteras que componen la Red Vial Nacional. El desarrollo de las mencionadas rutas intensificó el intercambio comercial, social y cultural entre diversas localidades situadas en las diferentes regiones de nuestra patria, que a su vez fue acompañado por la conexión generada por el tendido ferroviario.

Cuando se piensa en caminos es inevitable reflexionar sobre el tránsito. Por eso no hay mejor esfuerzo que bregar por la educación vial y seguir apelando al respeto a las normas.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *