Día del Peluquero

En el siglo XVII Luis XIV decidió homenajear a quien le arreglaba sus cabellos y adornos, por eso se declaró el 25 de agosto como el Día del Peluquero. El ejemplo de gratitud fue bien recibido en otros feudos y con el tiempo se instaló en el resto del mundo para llegar a constituir en la actualidad una jornada de reconocimiento para los trabajadores del sector.-

En el país se celebraría por primera vez el Día del Peluquero en el año 1877, cuando, festejos mediante en el teatro Coliseo, ante una concurrida asistencia, se creó la “Sociedad de Barberos y Peluqueros”. Este festejo fue organizado por Domingo Guillén, peluquero y a la vez director propietario del órgano “El Peluquero”.

Transcurren los años y en 1940 durante el Congreso Nacional de peluqueros realizado en la ciudad de Pergamino se designó oficialmente al 25 de agosto como el día para los trabajadores de este oficio.

Se trata de una profesión con un crecimiento exponencial y con gran relevancia en la actualidad. Ellos deben concurren a conferencias, eventos y cursos que son dictados por todo el mundo para especializarse en el tratamiento del cabello de un género específico, masculino o femenino, si bien cada vez abundan más los establecimientos unisex dedicados indistintamente a personas de cualquier sexo.

Esta profesión cada año toma mayor impulso y sus trabajadores cuidan a todos sus clientes. Cortan el cabello, afeitan, realizan bonitos peinados, entre otras exigencias y virtudes.

En el caso de peluquerías masculinas, el peluquero se ocupa también del arreglo de la barba y bigote de los clientes recibiendo igualmente el nombre de barbero.

Otras formas de renovación es que muchas peluquerías se convirtieron en centros de belleza, no sólo tratamientos capilares como se venía haciendo hasta ahora, sino que en la actualidad se pueden encontrar locales en donde se realizan diferentes tareas como depilación (cera caliente, cera fría, láser), masajes, prótesis capilar, tratamientos anticaída, maquillajes, bronceados personalizados, venta de productos de belleza, etcétera.

Dada la cantidad de competencia y de ofertas frente a las que se encuentran los peluqueros, tienen que dar a diario un servicio de calidad a sus clientes.

En la actualidad el cuidado de la imagen es una tarea que pasó a ser una necesidad diaria y se ve reflejada en la estética tanto femenina como masculina.

Los cortes de pelo van cambiando, pero algunas tendencias se repiten año tras año. Con diseños de corte y colores diversos, avanza una nueva temporada donde las tendencias motivan al cambio. Para los hombres en los últimos tiempos usar barba es una tendencia. Se apoderan de su espacio de barbería para encontrar un lugar donde también ellos son atendidos y cuidados, descubriendo nuevos estilos que los pone en fuerte competencia con lo actual. También se animan a incluir tintura en el pelo, cortes fuera de lo común y depilación parcial en el cuerpo.

Lo mismo pasa con los niños y adolescentes, quienes no quieren quedarse atrás, por eso demandan las mismas exigencias que los mayores: perfumes, ropa y los peinados que imponen los futbolistas y las celebridades alrededor del mundo.

En la actualidad la profesión de peluquero exige estar actualizados, asistir a conferencias, eventos y cursos para especializarse en el tratamiento del cabello de un género específico, masculino o femenino.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *