Día Mundial de la Actividad Física

 

La Organización Mundial de la Salud desde el año 2002 ha establecido el Día Mundial de la Actividad Física con la finalidad de concientizar a la población sobre los beneficios de la actividad física en la prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que su realización reduce notablemente los riesgos de padecer ese tipo de patologías.

Entre los beneficios que genera a la personas la actividad física se puede mencionar la disminución del riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en general y en especial la mortalidad por cardiopatía isquémica en grado similar al de otros factores de riesgo como el tabaquismo. Previene y/o retrasa el desarrollo de hipertensión arterial, y disminuye los valores de tensión arterial en hipertensos. Mejora el perfil de los lípidos en sangre (reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol HDL). Mejora la regulación de la glucemia y disminuye el riesgo de padecer diabetes de Tipo II. Mejora la digestión y la regularidad del ritmo intestinal.

Disminuye el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de colon, uno de los más frecuentes y sobre el que al parecer existe mayor evidencia. Incrementa la utilización de la grasa corporal y mejora el control del peso. Ayuda a mantener y mejorar la fuerza y la resistencia muscular, incrementando la capacidad funcional para realizar otras actividades físicas de la vida diaria. La actividad física y de forma especial aquella en la que se soporta peso, es esencial para el desarrollo normal del hueso durante la infancia y para alcanzar y mantener el pico de masa ósea en adultos jóvenes. Ayuda a conciliar y mejorar la calidad del sueño. Mejora la imagen personal y permite compartir una actividad con la familia y amigos.

Ayuda a liberar tensiones y mejora el manejo del estrés. Ayuda a combatir y mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión, y aumenta el entusiasmo y el optimismo. Ayuda a establecer hábitos de vida saludable en los niños y combatir los factores (obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia, etcétera) que favorecen el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en la edad adulta. En adultos de edad avanzada, disminuye el riesgo de caídas, ayuda a retrasar o prevenir las enfermedades crónicas y aquellas asociadas con el envejecimiento. De esta forma mejora su calidad de vida y aumenta su capacidad para vivir de forma independiente.

Por ese motivo los alumnos de la carrera Profesorado de Educación Física del Instituto Superior Santo Tomás realizaron una actividad en la Plaza San Martín en la que difundieron los beneficios de la actividad y recomendaciones para mejorar los hábitos de la gente. También evaluaron el índice de masa corporal de todos los concurrentes.

Los nuevos estudios realizados en medicina han demostrado que los chicos pequeños, y por supuestos los más grandes, que generalmente están sentados, sin correr, sin jugar con amiguitos manteniendo un movimiento continuo, están más propensos de sufrir una enfermedad cardiovascular. Porque estar todo el día sentado, en un ambiente cerrado y con una iluminación deficiente es perjudicial para la salud.

Por eso la realización de actividad física previene patologías y ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas. La gente tiene que tomar conciencia de la importancia que tiene esta actividad, y practicarla de acuerdo a sus posibilidades.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *