FRENTE A TRIBUNALES

Diferentes agrupaciones se movilizaron pidiendo por la libertad y absolución de Cristina Santillán

Organizaciones sociales, gremiales y políticas de Azul y la zona manifestaron ayer en el veredón del Palacio de Justicia, a la espera de la primera de las audiencias que dan marco al juicio que tiene como escenario la sala del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2. “No nos detendremos”, “Víctima de 40 años de violencia de género”, “Presa por defenderse”, “Vivas y libres nos queremos” y “El Estado es responsable”, fueron algunas de las consignas que se enarbolaron.

“A Cristina la sacamos con lucha”, reiteró en varias oportunidades Luz Ramallo, integrante de la Asamblea de Mujeres en Lucha de Azul. 
Yanina Grismau, directora del Departamento de Género de ATE Provincia de Buenos Aires, señaló que “no es menor estar aquí para pedir la libertad de una compañera que está viva; siempre nos convocamos y nos concentramos para pedir justicia porque nos arrebatan la vida de nuestras mujeres”.
Diferentes organizaciones sociales, gremiales y políticas de Azul y la zona manifestaron ayer en el veredón del Palacio de Justicia pidiendo la libertad y absolución de Cristina Santillán. FOTOS NACHO CORREA
<
>
Yanina Grismau, directora del Departamento de Género de ATE Provincia de Buenos Aires, señaló que “no es menor estar aquí para pedir la libertad de una compañera que está viva; siempre nos convocamos y nos concentramos para pedir justicia porque nos arrebatan la vida de nuestras mujeres”.

“Libertad, libertad a Cristina Santillán”. El cántico cortó constantemente la desapacible mañana invernal azuleña, frente al edificio de Tribunales, allí donde diferentes organizaciones sociales, gremiales y políticas de Azul y la zona se movilizaron para pedir por la libertad y absolución de la enfermera acusada por el asesinato de su esposo, quien arribó al Palacio de Justicia más temprano, cerca de las ocho, para afrontar la primera de las audiencias a realizarse en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 2.

ATE, CTA, El Chancho Feminista, ATTTA, Partido Obrero, SUTEBA Olavarría, 1º de Octubre, fueron algunas de las agrupaciones que desde muy temprano comenzaron a enarbolar diferentes consignas relacionadas con la lucha que las aúna: “No nos detendremos”, “Víctima de 40 años de violencia de género”, “Presa por defenderse”,

“Vivas y libres nos queremos”, “El Estado es responsable”.

“A Cristina la sacamos con lucha”, se escuchó repetir en varias oportunidades a Luz Ramallo, integrante de la Asamblea de Mujeres en Lucha de Azul (AMLA), quien megáfono en mano invitó a los presentes a referirse a una causa que han elevado como estandarte, que llegó a los medios nacionales y que ayer copó las redes sociales, incluso siendo trending topic (tema tendencia) en Twitter con el hashtag: #LibertadParaCristinaSantillan.

“Será un precedente”

Una de las que tomó la palabra en la oportunidad fue Yanina Grismau, directora del Departamento de Género de ATE Provincia de Buenos Aires.

En principio, destacó el trabajo realizado por las dirigentes locales de la organización de la cual forma parte “no sólo para defender y exigir la libertad de Cristina sino de cada una de las compañeras que están en situación de violencia en el distrito”.

“No es menor estar aquí para pedir la libertad de una compañera que está viva; siempre nos convocamos y nos concentramos para pedir justicia porque nos arrebatan la vida de nuestras mujeres”, señaló Grismau, quien paso seguido remarcó: “Que Cristina quede en libertad y logremos al absolución será un precedente para que no haya más Femicidios; para que no haya más violencia y para que el Estado se haga responsable en desarrollar y generar políticas públicas que aborden realmente la problemáticas que atraviesan las mujeres en la provincia de Buenos Aires”.

“Hay muchas leyes bonitas y sin faltas de ortografía pero realmente no se aplican ni tienen presupuestos acordes”, agregó la dirigente de ATE provincia.

“Un grito desesperado”

A su turno, la comunicadora Ada Bartolini apuntó que “siempre pienso que ninguna mujer puede decir que en este sistema no ha sentido violado sus derechos alguna vez, que no haya sido maltratada. Todos los seres humanos somos maltratados en este sistema capitalista, pero ese es un tema más extenso”.

“Lo que también me planteo es que cada una de nosotras pueda pensar si cada vez que recibió un insulto, un grito, un mal gesto, no se sintió obnubilada; quiero decir sin poder responder. Y esto va minando la autoestima de cada una de nosotras, al punto de no poder responderles a nuestros agresores en ningún momento. Cuando se daña tanto la subjetividad de una mujer, no se le puede pedir que razone, que piense o que haga algo distinto para defenderse; hace lo que puede y en el momento que puede. Y si sabe que cada vez que va a ir a pedir ayuda la van a volver a violentar, evidentemente -a veces- esa educación no nos permite razonar”, apuntó también.

Asimismo expresó que “estoy convencida de que Cristina en ese momento dio el grito desesperado; el grito que fue la respuesta a tantos años de silencio y de violencia. Estoy acá porque quiero que Cristina Santillán no pague por haberse defendido, sino lo que se va a replicar es que la defensa está mal vista. Y lo que tenemos que aprender es a defendernos; a defendernos siempre, levantando la frente y diciendo esto no lo quiero, aquello no lo hago, no me gusta y voy por lo que necesito, quiero y deseo”.

“El deseo es algo intrínseco a todos los seres humanos y no lo debemos perder. Y hoy deseamos la libertad de Cristina Santillán, una mujer que pegó un grito desesperado, y ante tanta violencia -a veces- un grito desesperado no se puede pensar ni siquiera entonando”, concluyó.

“El Estado estuvo totalmente ausente”

Por su parte, Federico Burgos, del Partido Obrero de Azul, expuso que “venimos a pedir por la libertad y la absolución de Cristina Santillán, entendiendo que el Estado estuvo totalmente ausente, nunca la apoyó y ahora la quiere juzgar con todo el peso de la ley”.

A su vez, Oscar Rae, también militante del PO en el ámbito local, afirmó que “tendríamos que ser muchos más acá, pero esto es un triunfo que demuestra  que las cosas están cambiando”.

“LAS MUJERES, NECESARIAMENTE, TENÍAMOS QUE ABRAZAR ESTA CAUSA”


Vanina Zurita y Luz Ramallo, integrantes de la Asociación de Mujeres en Lucha de Azul (AMLA), dialogaron ayer con EL TIEMPO. NACHO CORREA

En horas de la mañana de ayer EL TIEMPO dialogó con Luz Ramallo y Vanina Zurita, integrantes de la Asociación de Mujeres en Lucha de Azul (AMLA).

“Venimos con toda la fuerza que nos da el aliento de todas las organizaciones, aún de las que no están presentes pero que a lo largo de todo el país se han sumado con sus adhesiones  y se han levantado con esta campaña”, aseguró Ramallo en el inicio de la charla con este diario.

De todas formas hizo hincapié en que “sabemos que la situación de Cristina Santillán es muy complicada, muy difícil, porque enfrenta a una Fiscalía muy empeñada en llevársela puesta, prácticamente. También sabemos que el trabajo  que ha realizado la Defensa ha sido inmenso; y la fuerza de las organizaciones es extraordinaria”.

Por su parte, Zurita  destacó que el caso tuvo repercusión en agrupaciones del ámbito nacional y también en los medios de comunicación masivos.

“Esto es muy importante plantearlo para adentro de las agrupaciones pero también para afuera, en el sentido de que el caso de Cristina tomase visibilidad y no pasara inadvertido”, remarcó.

“Pareciera que la única forma que termina el destino de las mujeres es muertas y después marchando por ellas. Cristina es la contracara del Femicidio. La violencia se manifiesta de muchísimas formas. Esta –lamentablemente- es otra arista, otro desenlace  (no feliz, también), pero donde las mujeres necesariamente teníamos que abrazar esta causa, porque hay una fiscalía encarnizada, una justicia y un Estado que van con todo contra ella; el mismo Estado que no la protegió durante muchísimo tiempo”, acotó Zurita.

Al ser consultada respecto a qué considera que cambia el hecho de que se trate de un juicio por jurado, Ramallo respondió que “nos da más esperanza”.

“El jurado, como es una porción del pueblo, tiene criterios de justicia diferentes a los de los jueces técnicos, que están más atados a todo un sistema legislativo que -además- es interesado”, consideró.

De igual forma Ramallo subrayó que “abrir camino con la legítima defensa en violencia de género significa, precisamente, abrirlo contra una arraigada cultura jurídica que cierra las posibilidades para avanzar en este sentido. Como el Código Penal no tiene incluida la figura expresa de la legítima defensa en violencia de género, creemos que es una reforma que hay que buscar, como una legítima defensa privilegiada”.

Por último Zurita comentó que “vamos a permanecer frente a Tribunales esperando, haciendo fuerza y visibilizando lo que está pasando con Cristina.  Que se sumen todas las organizaciones durante estos días, que se pueda replicar en las redes sociales y levantar las banderas de Cristina Santillán, porque en cabeza de Cristina van muchísimas mujeres de las cuales no conocemos su nombre pero que pasan situaciones muy similares. Es muy importante para el movimiento de mujeres -y para los compañeros que entienden esta cuestión de la misma manera que nosotros- empezar a ponerse al frente de esta lucha ante la inacción del Estado”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *