DISPAROS EN LA CALLE DESDE UNA CAMIONETA

Dos varones y una mujer habían sido aprehendidos en las primeras horas de ayer, luego de que un hombre denunció que fue amenazado por uno de ellos con un arma de fuego y que después la camioneta en la que circulaba había sido baleada.

Los aprehendidos se movilizaban también en una camioneta cuando el hecho se registró en esta ciudad ayer, cuando era alrededor de la hora siete.

Después de que en horas de la tarde los involucrados en este caso habían sido llevados a Tribunales para ser indagados, quienes iban como acompañantes en la camioneta fueron liberados.

Al mismo tiempo, desde la Fiscalía actuante en el caso -la UFI 13- había sido solicitada que la aprehensión del conductor de la camioneta fuera convertida en detención, explicaron voceros judiciales.

De acuerdo con lo señalado por fuentes policiales, ayer cuando era la hora siete efectivos del Comando de Patrullas concurrieron a la estación de servicio que está en una de las esquinas de las avenidas Perón y 25 de Mayo.

En ese lugar se entrevistaron con quien denunció lo sucedido: un mecánico de 38 años al que la Policía identificó como Rodolfo Fabián Scavuzzo.

Según la versión brindada por el mecánico a los policías, cuando circulaba en su camioneta por Perón y Rivadavia fue interceptado por otra camioneta, marca Chevrolet y de color blanca, en la que se movilizaban las tres personas que luego serían arrestadas.

Una vez que ambos vehículos se pusieron a la par, siguió contando Scavuzzo, el conductor del otro rodado extrajo un arma de fuego y disparó contra su camioneta, “llegando a impactar dos disparos a cada lado de las puertas”.

Al mismo tiempo que los policías dialogaban con el denunciante en la estación de servicios, fue observada pasar por el lugar la camioneta referida por el mecánico.

Eso derivó en una persecución por parte de la Policía, hasta que en Perón y De Paula el rodado fue interceptado y sus tres ocupantes aprehendidos.

Dentro de la camioneta los efectivos del Comando de Patrullas incautaron un revólver calibre 22.

Anoche el único que continuaba privado de la libertad era el conductor del rodado, a quien voceros judiciales y policiales identificaron como Ramiro Ciuro, de 29 años.

Cuando fue trasladado a Tribunales se negó a declarar, acusado de los delitos abuso de armas en concurso ideal con daño, todo ello en concurso real con portación ilegal de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal, señalaron fuentes allegadas al sumario penal que se está instruyendo.

Los demás ocupantes del vehículo que fueron aprehendidos también se negaron a declarar, en ambos casos sólo acusados del delito relacionado con la portación del arma de fuego.

Luego de cumplidas con esas indagatorias, los dos quedaron en libertad. Habían sido identificados como Gabriel Clemente, de 30 años; y Karen Bermay, de 19.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *