AÚN SE PUEDEN IR INCORPORANDO CONCURRENTES

Docentes hablaron de los talleres que están ofreciendo en la AECA

<
>

Laura Andersen, Pablo Zanetti, Martina Cardellino, Natalia Maddío, Matías Erasun, Oriana Palermo, Florencia Lafon, Alicia Sosa y Agustina Barchuk Álvarez dictarán clases de diferentes alternativas para toda la comunidad en la Casa Cultural de la Asociación Empleados de Comercio del Azul. En diálogo con EL TIEMPO explicaron de qué se trata cada uno de estos talleres. 

 

La Asociación Empleados de Comercio del Azul cuenta con diferentes talleres que conforman la propuesta 2017 de la Casa Cultural Empleados de Comercio, cuya obra de remodelación estará terminada esta misma semana.

Los talleres serán recreativos y artísticos destinada a niños y adultos que incluye pintura, diseño, salsa, literatura, bordado, chino, telar, expresión corporal, producción en cuero, entre otros.

Los talleres se dictan desde abril en la Casa Cultural y son abiertos a toda la comunidad, con descuentos para los afiliados mercantiles.

EL TIEMPO dialogó con cada uno de los docentes que dictarán clases:

Laura Andersen, Pablo Zanetti, Martina Cardellino, Natalia Maddío, Matías Erasun, Oriana Palermo, Florencia Lafon, Alicia Sosa y Agustina Barchuk Álvarez.

 

Desde los mismos docentes…

En esta primera etapa del año, se dictarán clases de Pintura a cargo de Laura Andersen, adultos lunes 13:30 a 15:30  y el de niños los miércoles de 16 a 18; Salsa infantil, Pablo Zanetti, lunes y miércoles de 18:30 a 19:30; Diseño para niñas, Martina Cardellino, miércoles de 17 a 19 y jueves de 14 a 16.

Asimismo, Natalia Maddío ofrecerá Arte en cuero, los jueves de 16 a 18; Martina Cardellino, Bordado, jueves de 14 a 16; Matías Erasun, Taller Literario, martes de 18 a 20.

En tanto, se dará Expresión corporal con Oriana Palermo, los lunes de 20 a 21:30; Telar, Florencia Lafon, viernes de 14 a 16; Taller de Biocreatividad, Alicia Sosa, viernes de 17:30 a 19.

Además, los jueves de 14 a 16, Agustina Barchuk Álvarez dictará clases de idioma chino.

EL TIEMPO dialogó con los docentes quienes contaron en qué consiste cada taller.

En principio, Erasun habló sobre su taller literario mencionando que “la propuesta es escribir, que los asistes escriban, logren llevarse una producción personal y que se viva como un espacio de intercambio. A veces escribir se vuelve como muy solitario y la idea es mostrar y tener opiniones de distintas personas. Pero independientemente de ello, el lema es que para que sea un escritor competente hay que se un lector competente, entonces poder brindar herramientas para los asistentes para que podamos trascender una lectura de los textos inocentes de las historias para ver cómo funciona cada texto, cuál es el procedimiento del autor, cómo se manejan los tiempos para poder trasladarnos a la escritura propia”.

Sobre una exposición de los trabajos literarios Erasun dijo que “la idea es que con cada encuentro, cada asistente vaya desarrollando una historia -porque es un taller orientado hacia la narrativa- con las distintas herramientas que vamos viendo, cada uno de los talleristas pueda ir armando un cuento, una novela corta, y que al final del proceso tenga algo terminado, que pueda exponer y mostrar entre nosotros y, por qué no, hacia la comunidad”.     

A continuación Andersen puntualizó sobre su taller de pintura que “la idea es pintar dependiendo de las ganas que tenga sobre qué pintar mis alumnos. Es distinta la propuesta para diversos públicos, es diferente el curso de niños porque trabajas sobre temas precisos, en cambio con la pintura no se puede planear, yo no voy a llevar un modelo vivo para que lo dibujen y lo pinten; eso es libre. Y con adultos la gente lleva el soporte sobre el cual quieren pintar y la dinámica de la clase la van llevando ellos”. Recordó que “yo tengo la experiencia del año anterior, trabajamos variedad de soportes, algunos pintaron cuadros para sus propias casas, otros objetos o los intervinieron y hay personas que trabajaron en telas y con lo que habían pintado construyeron otras”.

Sosa explicó que “en mi taller el eje será la dinámica grupal, trabajar vínculo, comunicación, vamos a desarrollar desde lo lírico, escritura, expresión corporal; la idea es encontrarnos para repensarnos, pasar un rato lindo, desestresarnos, vamos a ´jugar` con las emociones a partir de lo que surja y ahí se desencadenará todo. No tengo expectativas y estoy abierta a las propuestas y doy el taller con el mismo humor para 1, 2 ó para 100. Está orientado a chicos a partir de 10 años. Estoy viendo gente grande muy sola y la idea es mostrar esta cosa de comunicación circular, que la gente mayor se pueda vincular con los adolescentes y con los niños, y que nadie se quede afuera”.

Palermo ofrecerá el Taller de expresión corporal “yo hago baile, más que nada contemporáneo y jazz y la idea de este taller que se titula ´Danza Viva` es justamente  porque anduve haciendo de todo, estudiando de todo y quería integrar todas las técnicas al mismo tiempo de abrir el espacio, que respire, que sea algo muy abierto. Las clases integran danza, expresión corporal, yoga y orientado a la improvisación”.

Amplió “Danza Viva es un taller que integra técnicas de expresión corporal, sensopercepción, yoga y danza contemporánea al servicio de la vivencia de danza propia de cada uno y en interconexión con la de los demás. La idea es compartir y disfrutar el proceso de bailar… desde lo mas profundo de nuestro interior hasta lo mas concreto de nuestros sentidos”.

A su turno Maddío subrayó que “mi taller es de marroquinería, o sea la confección de carteras de cuero con moldes establecidos en diferentes modelos de carteras y la idea es armarlas sin necesidad de saber coser a máquina, sino manualmente. La idea es tener un micro emprendimiento y que pueda ser una salida laboral porque la inversión es muy escasa, es decir con hilo, un sacabocado y otras herramientas se puede realizar. Sobre los materiales “cuando hablo de cuero digo gamuza también. Además la gente puede ir creando mas allá del modelo establecido”.

Cardellino explicó que “el taller de nenas comprende a partir de 8 años porque a las más chicas les falta destreza para manejar agujas o tijeras. Las que concurren aprenden a manejar diferentes técnicas desde enhebrado de la aguja hasta coser, de todo y crean accesorios para ellas, objetos decorativos utilizando diferentes materiales e ir fusionando disciplinas”. En tanto “al taller de bordado puede ir, desde el que no tiene conocimientos previos hasta el que sí y puede ir mejorando las técnicas y aprender cosas nuevas. La idea es que les sea funcional o hagan almohadones, prendas, lo que sea; el año pasado en la muestra se vieron delantales de cocina, bolsos, neceser, entre otras cosas”.

Por su parte Barchuk sostuvo que su interesante curso de chino “consiste en la enseñanza del idioma chino mandarín, que es en la actualidad la lengua más hablada en el mundo (1/5 parte de la población mundial), y la cual permitió a la República Popular China organizar y facilitar su vinculación e inserción con el occidente y con las demás culturas del planeta”.

Apuntó que “aprender el idioma chino es, entonces, no solamente conocer un idioma con numerosas fuentes que lo enriquecen sino también, una oportunidad inigualable de acercarse a una cultura milenaria y a un país que es hoy potencia mundial indiscutible. A pesar de ello, éste no ha sido hasta ahora un idioma muy difundido en nuestra zona, y creo que por eso este curso está teniendo tan buena recepción. Tal es así que en el primer grupo, que ya arrancó el jueves 20 de abril, contamos con alumnos no sólo de Azul sino también de localidades vecinas como Olavarría y Las Flores, cada uno motivados por diferentes intereses. De hecho hemos tenido que armar nuevos grupos en otros días y horarios porque los interesados sobrepasaban la capacidad de la sala”.

Amplió el concepto diciendo que “estudiar chino, además, constituye una ventaja competitiva laboral. En los últimos años surge y se consolida en el ámbito mundial el fervor por el aprendizaje del idioma chino y las grandes empresas multinacionales valoran mucho estas habilidades”.

“El curso está abierto a toda la comunidad, y no se requiere en absoluto de conocimientos previos, ya que lo que estamos desarrollando en esta primera etapa  es un nivel introductorio del idioma, con la proyección de ir incorporando en el tiempo los sucesivos niveles a medida que avancemos.

La metodología que se utiliza procura que las clases sean dinámicas, prácticas y con una constante interacción con los estudiantes, lo que hace que el aprendizaje se vuelva muy entretenido. Al finalizar el Nivel 1, los alumnos serán capaces de reconocer algunos caracteres, escribirlos,  establecer conversaciones cotidianas, haciendo mucho hincapié en la pronunciación. Digo esto porque el rasgo diferencial del idioma chino con relación a otras lenguas no emparentadas es el “tonalismo”: es una lengua tono-distintiva. Los tonos permiten a nuestro oído diferenciar palabras que tienen las mismas vocales y consonantes. El chino moderno cuenta con 400 fonemas/sílabas diferentes, es por ello que el tono es un elemento fundamental para distinguirlos en el habla. El sistema de tonos está compuesto por 5 tonos que podríamos representar en un pentagrama”, puntualizó.

Este curso tiene una duración cuatrimestral y consta de una clase semanal de 2 horas. Actualmente tienen algunos cupos disponibles para los días martes de 14 a 16 horas o de 20 a 22 horas. Los interesados se pueden contactar enviando un mail a cursosdechino.azul@gmail.com.

Asimismo cuenta con una página en Facebook “para los que nos quieran seguir por ahí www.facebook.com/cursosdechinoenazul en donde subimos un carácter nuevo cada semana e información útil y dinámica de los cursos”, culminó Barchuk.

Zaneti informó que “ofreceré clases de salsa infantil, desde los 3 hasta los 12 años.

Las clases se dictan los días lunes y miércoles de 18.30 a 19.30, el valor es para afiliados 100 pesos mensuales y no afiliados 150 pesos mensuales”.

Lafon habló sobre su curso de telar “se va a dictar los viernes de 14 a 16.

Los telares los provee Telares Del Azul. Un emprendimiento en el que trabajo con mi marido desde hace más de 12 años, cuando aún vivíamos en Mar del Plata, y que retomamos hace más de un año con incorporación de maquinaria y nuevos proyectos.

Las clases se van a basar en que las alumnas aprendan a usar el telar hogareño de peine (también en versiones sureño o María) y en el aprendizaje progresivo de variedad de puntos, diagramas, calados y todas las opciones que el telar ofrece”.

No obstante aclaró que “no vamos a trabajar grandes prendas sino que vamos a priorizar que cada clase aprendan nuevos puntos o diagramas y donde pueden aplicarlos. También la diversidad de lanas que el mercado ofrece nos permite pensar múltiples combinaciones, pero debemos conocer muy bien las cualidades de las mismas para saber usarlas en el telar. Esperamos que sea de interés para mucha gente, tanto para quienes quieren aprender para uso hogareño como para quienes deseen montar su propio emprendimiento con tejidos artesanales. Esta abierto tanto a mujeres como hombres sin limites de edad”.

Los talleristas coincidieron en que “a fin de año vamos a armar una exposición grupal que es un incentivo para los alumnos además”.

Todos los talleres tendrán un valor de 300 pesos exceptuando el de Costura para chicos y bordado 250 pesos, biocreatividad 100 pesos y 280 el de expresión corporal.

Los talleres ya empezaron aunque aun pueden ir incorporando gente. Lo pueden hacer

en la Casa Cultural, Colón 519, en los horarios de cada taller o bien en la sede de la AECA, Colón 525, de lunes a viernes de 8 a 14 horas.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *