CON RECLAMOS Y ADVERTENCIAS

Docentes y estatales se preparan para paritarias

Este miércoles, en primer turno, el Frente Gremial Docente (FEB, Suteba, AMET, UDA y Sadop) y el moyanista Udocba se reunirán con el Ejecutivo para dar apertura a la Comisión Técnica Salarial que comenzará a abordar así la composición del futuro incremento con la mira en el 29 de febrero, la fecha establecida por calendario escolar para el inicio de clases.

Si bien el Frente Gremial no definió aún un porcentaje de aumento en conjunto, la FEB ya anticipó que no aceptará un salario inferior a los 10 mil pesos para el maestro de grado sin antigüedad (lo que implica una suba del orden del 40 por ciento) y el titular de Suteba, Roberto Baradel, había mencionado cifras de inflación de “entre 30 y 35 por ciento”.

Por su parte, Udocba pide un básico de 12 mil pesos -un incremento superior al 70 por ciento- como “reparación histórica” en el salario docente. Así lo reiteró el titular de este gremio minoritario del sector enrolado en la CGT de Hugo Moyano y también hizo referencia al “ajuste salvaje” en las tarifas eléctricas anunciado por el Gobierno nacional. “Esperamos que la nueva administración de María Eugenia Vidal comprenda que los docentes no podemos trabajar gratis, que nuestras familias merecen vivir dignamente, que día tras día ponemos nuestro mayor esfuerzo para brindar una educación de calidad y que ha llegado el momento de la educación y el salario docente”, dijo Díaz.

Si bien a nivel provincial no se habló por ahora de topes porcentuales, el Gobierno nacional del mismo signo político insiste con una pauta del 25 por ciento, muy lejana a las aspiraciones de los gremios bonaerenses.

En ello insistió el secretario de Trabajo nacional, Ezequiel Sabor, al señalar que el Gobierno de Macri se plantea como objetivo que los aumentos “estén dentro del 25 al 26 por ciento, que es la pauta de inflación que fijó el Ministerio de Economía”.

Otro punto que procuran incluir los docentes en la negociación es una rediscusión salarial a mediados de año para evaluar el comportamiento de la inflación y definir futuros reajustes de sueldos.

El mismo miércoles, por la tarde, el Ejecutivo planea recibir a los estatales de la ley 10.430 (ATE, UCPN y la federación Fegeppba). En las últimas horas, el titular de ATE Provincia, Oscar de Isasi, planteó la “necesidad” de una suba salarial que rija retroactiva a enero, “la reincorporación de todos los trabajadores despedidos y que se termine con la precariedad laboral en el Estado bonaerense”.

Desde ATE, el único gremio estatal que hasta ahora puso números a sus reclamos, sostienen que “el aumento de bolsillo debería ser de no menos del 44 por ciento, siempre y cuando la inflación no se dispare más allá del 32 por ciento a lo largo del año”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *