“Domingos con tangos y Piazzolla”, en Casa Ronco

Continuando con su ciclo “Siempre en Domingo” el Centro de Extensión Cultural de Azul invita a pasar un “Domingo con Tangos y Piazzolla” en la Casa Ronco (San Martín 362) mañana a partir de las 19,30. La actividad se titula “La convivencia entre la música y la arquitectura es fácil” y así, el reconocido pianista y arquitecto olavarriense Pablo Bologna interpretará un repertorio dedicado a la música popular argentina y homenajeará a Astor Piazzolla en el año del 25 aniversario de su muerte ocurrida el 4 de agosto de 1992.

Su formación como arquitecto le otorgó las herramientas y la creatividad para arreglar las estructuras musicales de temas famosos de la música popular argentina y transformarlos en música para piano solista, sin perder la esencia de la “música ciudadana”.

Interpretará junto a los temas de Astor Piazzolla piezas de Juan Carlos Cobian, Osmar Maderna, Mariano Mores, Osvaldo Manzi y Gerardo Matos Rodríguez.

“La arquitectura es música congelada”, tiene como lema y en base a esa frase atribuida al poeta Goethe, Pablo Bologna desarrolló con entusiasmo una carrera que lleva más de cinco décadas.

“Aunque parezca mentira es cierto. Hay una relación directa entre la arquitectura y la música y esa conjunción es increíble”, dice el arquitecto de profesión y músico apasionado.

“Desde muy chico comencé a estudiar piano. Mis padres eran amantes de la música clásica y me hicieron conocer la obra de Bach, Mozart y Beethoven”, señala. “La perfección del piano solo puede ser superada por el órgano. No hay otro instrumento tan perfecto para hacer música plena”, sostiene el artista.

“La convivencia entre la música y la arquitectura es fácil porque ambas me apasionan. Lo difícil es convivir con quienes no lo entienden o no les importa; hay que tener el tino de no provocar molestias”, resume sobre la relación entre el piano y la mesa de dibujo. “Todo lo que hago en la arquitectura está relacionado entre el ritmo y la armonía, que son dos cosas que tiene la música”, agrega Pablo Bologna.

“Amigo de Astor Piazzolla, logró que el excepcional bandoneonista visitara en varias ocasiones Olavarría. “Siempre hice música de él; cuando a él lo cascoteaban y le tiraban tomates yo lo defendía y conservamos una relación durante toda la vida”, resalta. Como amigo de Astor Piazzola quiero rendirle este homenaje.

Esta actividad promete ser un ameno recital coloquial, en el cual irá  intercalando entre las interpretaciones anécdotas y datos de interés referidos tanto  a las  piezas ejecutadas como de sus autores.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *