“¿DÓNDE VA LA GENTE CUANDO LLUEVE?”

San Martín y 25 de Mayo, de “bote a bote”.  Una esquina dónde las soluciones nunca llegan. En Burgos y Malere los pozos tapados por el agua conforman un coctel peligroso para la “integridad” de los automóviles y para la indumentaria de los desprevenidos peatones que caminan por el lugar. La boca de tormenta de calles San Martín y España trabajando “a full”.
<
>
Una esquina dónde las soluciones nunca llegan. En Burgos y Malere los pozos tapados por el agua conforman un coctel peligroso para la “integridad” de los automóviles y para la indumentaria de los desprevenidos peatones que caminan por el lugar.

Allá por 1970, el dúo “Pedro y Pablo”, integrado por Miguel Cantilo y Jorge Durietz presentaban en sociedad un tema -con letra del primero- bajo el título “¿Dónde va la gente cuando llueve?”, el cual se mantendría en el tiempo y viene bien para graficar los 49.5 milímetros de lluvia registrados ayer en Azul, de acuerdo a datos suministrados por la estación Azul del Servicio Meteorológico Nacional.

Dicha dependencia también informó que salvo pequeños intervalos, los chaparrones ocurrieron entre las 3.45 y las 18.45 de este jueves.

En esta ciudad, ya se ha tornado un hecho recurrente que cuando se produce este fenómeno, muchas calles colapsan, situación que ocurre cada vez con mayor rapidez, debido a que los desagües no cuentan con el mantenimiento necesario y están abarrotados de sedimentos y basura de todo tipo. Aunque también es justo decir que los mismos vecinos “ayudan” a que se genere esta situación, sacando los residuos a la calle aún cuando no es recomendable hacerlo en días de tormenta. Este accionar, en algunos casos hace que la basura se desplace y que, por efecto de la corriente que se genera en las aceras, vaya en dirección de la boca de tormenta, obstruyéndola e impidiendo el correcto drenaje del agua. Si ponemos un poquito entre todos, seguramente no solucionaremos el problema, pero en cierta medida lo vamos a aliviar.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *