FÓRMULA A

“Donde vamos dicen que no debe haber otra categoría tan unida”

<
>

Luis García, el presidente de la categoría azuleña, fue entrevistado por EL TIEMPO, nota en la que destacó el bienestar que hoy luce la divisional del automovilismo local. También, el dirigente ponderó el acompañamiento de los pilotos, habló del vínculo con la Federación del Centro y opinó que si el autódromo del AMCA estuviese culminado, “tendríamos pila de categorías buscando correr acá”.

Una frase recurrente con la que el presidente de la Fórmula A describirá, durante la nota, la actualidad de la misma puede citarse así: “La categoría está muy bien”.  Luis García, máximo dirigente desde hace 4 años y con uno de mandato, reafirmará más de una vez el bienestar que considera vive la F. A en la charla con EL TIEMPO.

Una entrevista que pivoteó en los días que corren (en los cuales corre la Fórmula), con el propósito de que sea el propio presidente el que ofreciera un diagnóstico de la inmediatez de todo lo que hace a la categoría, además de citar lo que a su entender son los motivos centrales de por qué se da ese estado de las cosas –estado de las cosas que García valora como muy positivo–.

Piloto de la F. A desde hace unos 9 años, comerciante y dirigente, García puede opinar desde las perspectivas más importantes que atañen a la prosperidad o no de la Fórmula A: la relación entre pilotos, sus demandas, los costos de presentar un coche competitivo, la necesidad de acceder a circuitos donde la categoría pueda lucirse, la relación con la Federación 3 y con el AMCA, y algunos tópico más conforman los cimientos de la siguiente charla con el dirigente, en el umbral de una nueva fecha de la categoría, los días 20 y 21 de octubre, en Roque Pérez.

 

–Previo a comenzar esta nota, usted decía que 2017 es uno de los mejores años de la Fórmula A si tomamos en cuenta en las últimas temporadas de la categoría. Pero para que este presente sea así, ¿qué agua ha pasado bajo el puente?

–Hemos trabajado muchísimo para que la categoría se haya levantado de la manera en que hoy la vemos. Hay que agradecerle mucho a los pilotos, a toda la gente que acompaña a la categoría, la cual ayuda cada vez que se necesita algo, todos están presentes. Tenemos un buen grupo de gente como para que la categoría siga avanzando.

Cuando asumió este lugar, ¿cuáles eran sus principales desafíos como para querer hacer algo más que manejar un auto?

–Como quien dice, un grupo de gente…como yo hace muchos años con las categorías y eso. Así lo hicimos, con Alejandro Magno y algunas personas más que nos ayudan mucho como para levantar esta categoría. Hemos hecho peñas, hemos trabajado con un kiosco en los corsos, hemos hecho rifas, un montón de cosas y la categoría viene pasando un muy buen momento. Tenemos plata a favor, una buena caja reservada y, además, nos acompañan muchísimo los pilotos día a día.

¿En aquella primera “radiografía” que debió hacerle a la categoría al asumir, qué resultados observó?

–Cuando asumimos estaba muy caída, los pilotos estaban muy disconformes. Pero disconformes no sólo con el manejo de la categoría, sino que había casos que estaban enojado entre ellos. De a poco fuimos reviendo esas cosas, revirtiendo el panorama y acomodándolo. Y ahora es un grupo de pilotos bárbaro. En todos lados donde vamos dicen que no debe haber otra categoría unida como la Fórmula. Porque, por ejemplo, nosotros estamos todos juntos en los boxes de cualquiera de los circuitos, los sábados a la noche nos juntamos y vamos a cenar, cuando queremos hacer algo, una peña, siempre estamos todos.

Cuando usted dice “levantar la categoría”, quizá la primera referencia que surja es la económica. ¿Pero ese “levantar” implica solamente tener dinero a favor?

–Estamos trabajando para que los pilotos gasten poca plata en inscripciones, en cubiertas, en viajes, en un montón de cosas que estamos tratando de encontrarle la vuelta para que se sumen más pilotos.

Y ahora que la categoría, tal cual usted lo describe, atraviesa un muy presente, ¿qué objetivos son los que aparecen como desafíos a enfrentar?

–Vamos a seguir trabajando. Tenemos que sumar más autos, tienen que hacerse más cosas. Ya estamos organizando la fiesta de fin de año, vamos a lanzar la rifa de un auto dentro de poquito tiempo, tenemos un montón de cosas para poder hacer.

 

“Estamos abiertos a todos los pilotos”           

–¿Qué atractivos deportivos encuentra actualmente un piloto que desembarca en la Fórmula A? ¿Ustedes prefieren repatriar antiguos pilotos de la categoría o se sume cualquiera que tenga ganas de participar?

Nosotros estamos abiertos a todos los pilotos que quieran correr, sean viejos o jóvenes. Hay chicos muy jóvenes que están con muchas ganas de subirse a un Fórmula y que por el costo, muchas veces no consiguen subirse. Pero, de a poco, se van sumando.

¿Actualmente es ese costo el factor determinante para que un piloto pueda o no correr? ¿Incluso por sobre la posibilidad de que sea o no un buen piloto?

Un poco es eso. Y otro poco pasa que, fundamentalmente en el caso de los más chicos, si no tienen una buena propaganda o una ayuda de una peña o de alguna otra cosa no pueden correr. El costo es elevado, pero dentro de todo se van armando y se van juntando para poder presentar un auto. Hay algunos pilotos que realmente tienen que hacer mucho sacrificio para poder correr.

Y ante esta necesidad de valerse de propagandas para poder solventar un gran porcentaje de los gastos, ¿cómo observa la inserción de la Fórmula en la sociedad, frente a los comercios?

–Los pilotos, cada cual, tienen sus propagandas, muchos comercios los ayudan. Hay quien les dona aceite, otros las cubiertas o lo que sea; están aquellos que no tienen tanta ayuda y otros que se la bancan solos. Pero, ya te digo: hay mucha ayuda del comercio azuleño y de otra tanta cantidad de gente que acompaña a la categoría.

“PARA CORRER EN ASFALTO”   –

La Fórmula A orbita dentro de la Federación 3 del Centro, que le brinda todo un contexto de competencia y de cierta reglamentación. Tres permisos le brinda a la Fórmula A la Federación para salirse de los autódromos que hacen a su “jurisdicción”. Dice García que el solicitar más de esas salidas el tema que más complejiza el vínculo de la categoría con dicha entidad.

 

¿Cómo describe usted el vínculo con la Federación 3?

–La categoría anda muy bien con la Federación. Pasa que nos da sólo tres permisos para salir a correr a otros circuitos que no le pertenecen.

–(Interrumpiendo) En la Federación 3 qué otras categorías se involucran?

–Está el Roquepense,  categorías que corren en la zona de Junín, en la zona de 9 de Julio.

–¿Y qué pasa cuando la Fórmula A reclama más que tres permisos para salir de la Federación?

–Cuando cumpliste las tres salidas afuera hay que pedir un permiso especial para volver a salir del ámbito de la Federación. Y si Federación nos deja y según en qué circuito sea, podemos salir a correr. Son más las veces que no nos dejan que las que nos dejan. Pero, dentro de todo, yo ando bien con la Federación y el año pasado conseguimos más permisos de los que teníamos.

A qué obedece esa necesidad de la Fórmula de salir, más de lo reglamentado, a circuitos ajenos a la Federación 3?

–Pasa que, muchas veces, podemos correr en Olavarría, que estamos a 50 kilómetros, y tenemos muchísimos menos gastos. Además, ahí está el circuito La Bota, del Club Estudiantes y de la Federación del Sudeste, que es un circuito al que todo el mundo quiere ir a correr y donde se hacen unas carreras bárbaras. Pero, bueno, cuando llega un momento, si ya hemos salido las tres veces afuera, hay que insistir mucho para que nos den un nuevo permiso.

¿La Bota ha devenido en unos de los circuitos más emblemáticos para la Formula?

–Sí, es un circuito emblemático de la categoría y todos quieren correr allí. Y qué lástima que en Azul no tenemos el circuito, porque si no tendríamos pila de categorías buscando correr acá. Eso está todo parado y veremos cuándo podremos correr en él.

¿El resto de los circuitos de la FRAD 3 qué características tienen?

–Circuitos asfaltados en el Centro nos queda el de 9 de Julio, pero nos queda muy lejos; nos queda Roque Pérez, que tenemos todas las comodidades y está algo más cerca; y nos queda Azul, que no lo tenemos… que no está terminado mejor dicho. Después tenemos todos los que son de tierra, pero nosotros hace años que no corremos más en tierra. Los coches de la Fórmula están hechos para correr en asfalto.

Una vez que el autódromo del AMCA permita que la categoría corra, ¿imagina una nueva etapa para Fórmula A?

–Sería bárbaro, porque al correr en Azul no tendríamos gastos. Además, estoy seguro que con el autódromo en marcha, se van a querer sumar muchos más coches. Estoy re seguro porque hay muchachos que están haciendo coches nuevos y dicen “cuando esté el circuito listo, vamos a correr en Azul”. Más te digo, hay dos coches listos, terminados, que están esperando que se inaugure Azul para poder correr acá.

–La Fórmula A mantiene un vínculo de cercanía con el AMCA?

–Nosotros andamos bien con todos los circuitos de la zona. Ahora, hasta que no empecemos a correr acá, no sabemos qué es lo que va a pasar. Pienso que tendríamos que tener prioridad en todo: la categoría está fortísima, somos de Azul, nos iría a ver mucha gente y tenemos muy buena cantidad de autos.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *