Dos árboles con historia

El Parque Municipal “Domingo Faustino Sarmiento” es el principal espacio verde de la ciudad de Azul.

Posee una elevada riqueza florística, con aproximadamente 180 especies cultivadas, la mayoría de las cuáles son árboles o arbustos y unas pocas trepadoras o herbáceas.

Entre los árboles, algunos son importantes por su porte, abundancia o valor ornamental, otros por ser representantes de la flora argentina pero hay dos ejemplares que se destacan por ser los descendientes directos de árboles históricos como el “Pino de San Lorenzo” y el “Árbol de Guernica”.

El “Pino de San Lorenzo”, declarado árbol histórico nacional en 1946, se denomina así ya que según la tradición, bajo su sombra el general José de San Martín escribió el parte del combate comunicando al Superior Gobierno la victoria contra los españoles obtenida en San Lorenzo el 3 de febrero de 1813.

En octubre de 2012 fue severamente afectado por una tormenta de granizo y lluvias intensas y en enero de 2013 se declaró la muerte total de su copa.

Los “retoños” del histórico pino fueron implantados en San Lorenzo y en otras ciudades del país entre ellas Azul. Según A. Rocca en 1925 la ciudad de Rosario habría regalado a esta ciudad uno de esos retoños, el que en 1937 fue plantado en el sector conocido como “La Loma” y en 1941 fue declarado “Árbol de Azul”.

Hace algunos años atrás sufrió un intento de incendio, que por suerte no llegó a dañarlo. También tuvo daños cometidos por gente irresponsable e ignorante. A pesar de eso actualmente sigue siendo importante por su porte, abundancia y valor ornamental.

El Árbol de Guernica es considerado como el “símbolo de las libertades del pueblo vasco”, esta situado en la Casa de Juntas en la localidad vizcaína de Guernica.

El ejemplar de 146 años que sobrevivió al bombardeo de la fuerza aérea alemana sobre Guernica durante la guerra civil española, murió debido a las altas temperaturas que se registraron durante agosto de 2003.

Los “retoños” del mítico árbol fueron implantados en Guernica y también distribuidos por la comunidad vasca en distintas localidades del mundo.

En el Parque Municipal de Azul, en la denominada “Plaza de Marte” se encuentra uno de sus descendientes que fue implantado hace unos 18 años por el Centro Basko Azuleño. Lo acompaña un cartel que lo identifica como retoño de “Gernikako Arbola” (nombre euskera).

Los dos árboles descriptos merecen ser destacados y protegidos y además como ambos fructifican y su semilla es viable, deberían ser multiplicados tal como se hace en otras ciudades ya sea generando nuevos ejemplares o conservando piñas o semillas y bellotas respectivamente.

Es responsabilidad de todos los que concurren al Parque, aunque no conozcan su historia, protegerlos, cuidarlos, como así también a las aproximadamente 180 especies cultivadas que existen en ese espacio verde de la ciudad.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *