DOS JÓVENES FUERON APREHENDIDOS

Dos aprehensiones fueron realizadas por personal policial perteneciente al Comando de Patrullas, informaron ayer voceros de la Seccional Primera local. En uno de esos hechos, el arrestado fue un joven que intentó a agredir a efectivos de seguridad. En el otro, el aprehendido fue un varón que había vulnerado una restricción de acercamiento y provocó un daño en la puerta de una vivienda, en el marco de una causa relacionada con un caso de violencia familiar.
La primera de las medidas cautelares mencionadas se había llevado a cabo el pasado jueves alrededor de la hora 23.
En cercanías a la Plaza de la Policía Federal, paseo situado en Corrientes entre España y Rauch, había sido arrestado un joven de 28 años al que los voceros policiales identificaron como Federico Torrilla.
Un llamado al teléfono de emergencias de la Policía había derivado en que se solicitara la presencia de los efectivos de seguridad en ese lugar, quienes al llegar intentaron identificar al joven, quien -según lo informado- “sin mediar palabra comienza a lanzar golpes de puño contra el personal actuante”, aunque eso no implicó que los oficiales resultaran lesionados.
La situación derivó en que los policías que intervinieron en la situación, “utilizando la fuerza mínima e indispensable”, aprehendieran al joven, quien en principio quedó acusado del delito de atentado y resistencia a la autoridad.
La otra aprehensión había derivado en que se iniciara una causa penal caratulada como desobediencia y daño, expediente que se tramita a través de la Secretaría Especializada en Violencia Familiar y de Género.
Durante las primeras horas de ayer, también a través de un llamado al teléfono de emergencias, policías del Comando de Patrullas habían concurrido a una casa ubicada en la calle Chaves de este medio.
En ese lugar había estado, “incumpliendo una restricción domiciliaria”, el joven que instantes después resultaría aprehendido, a quien la Policía identificó como Santiago Gustavo Perrone, de 23 años.
En la casa a la que concurrieron los efectivos de seguridad se entrevistaron con una joven, que fue quien les mostró esa orden donde se mencionaba que Perrone tenía prohibido acercarse a la vivienda.
Además, esa misma mujer les informó a los policías que el joven había dañado la puerta de ingreso a su casa antes de irse de ahí.
El ahora acusado, finalmente, fue hallado y aprehendido en el cruce de las calles Belgrano y 1° de Mayo.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *