EL PASADO VIERNES POR LA TARDE

Dos mayores y un menor habían sido aprehendidos por el robo de un teléfono celular a un adolescente

En poder del menor implicado en este hecho, que tiene 17 años, había sido hallado el teléfono sustraído a la víctima de este episodio delictivo, ocurrido en cercanías a la estación de trenes. Mientras que el mismo viernes el menor fue liberado, los dos jóvenes que en principio también están acusados de haber cometido este ilícito recuperaron sus libertades ayer, después de que ambos fueran indagados y declararan en la Fiscalía donde ahora se está instruyendo un expediente judicial por lo sucedido.

La sustracción, el viernes último, de un teléfono celular en la vía pública a un adolescente había derivado ese día en las aprehensiones de tres jóvenes, dos de ellos mayores de edad, informaron fuentes policiales y judiciales a EL TIEMPO.

Mientras que un menor de edad que tiene 17 años había sido posteriormente liberado el mismo día de ocurrido el hecho, los mayores en principio coimputados en el ilícito recuperaron sus respectivas libertades ayer por la tarde, después de que fueran indagados en sede judicial y declararan, según señalaron a EL TIEMPO voceros allegados al sumario judicial que se está instruyendo por lo sucedido.

Esa causa penal se sustancia a través de la Fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil que está a cargo en Azul de la Dra. Mariela Viceconte, lugar al que ayer habían sido trasladados los dos mayores aprehendidos un día antes por la sustracción del teléfono celular para ser indagados por lo ocurrido.

Ambos jóvenes, según refirieron voceros judiciales, declararon y negaron responsabilidad alguna en el ilícito que por el momento se les imputa.

Después de cumplidas con esas indagatorias en la Fiscalía con sede en la calle Colón de esta ciudad, ayer por la tarde se resolvió que fueran liberados.

En principio, tanto el menor como los mayores figuran acusados del delito robo en poblado y en banda, teniendo en cuenta la calificación que tiene ese sumario penal que se está instruyendo.

El hecho

El pasado viernes, minutos después de la hora 18, efectivos pertenecientes al Comando de Patrullas -luego de un llamado que se recibiera al teléfono de emergencias de la Policía- habían llevado a cabo las aprehensiones de los dos mayores y del menor en la intersección de las calles Malére y Castellar, según lo señalado ayer a este diario por voceros de la comisaría primera local.

A ese lugar los policías habían concurrido después de que un adolescente que tiene 17 años resultara víctima de la sustracción de su teléfono celular, un hecho que instantes antes a llevadas a cabo las aprehensiones se había registrado en inmediaciones de la estación de trenes de esta ciudad.

Según lo informado por los voceros de seguridad, el teléfono -un celular LG de color blanco con funda de color verde fluorescente- le había sido sustraído a la víctima de este robo “mediante intimidación verbal y amenazas”.

Cuando los policías identificaron a los presuntos autores del hecho y los aprehendieron en la intersección de la ex calle Córdoba y Castellar, en poder del menor de 17 años -cuya identidad no puede revelarse por cuestiones legales- fue hallado el teléfono sustraído instantes antes al adolescente que se convirtió en el denunciante por lo sucedido.

Ese mismo viernes los tres sospechados de llevar a cabo este ilícito fueron trasladados a la sede de la Seccional Primera local, desde donde instantes más tarde -decisión judicial mediante- se dispuso que el menor de edad recuperara la libertad.

Y lo mismo ocurrió ayer con los dos jóvenes mayores de edad. Pero en ambos casos, quedaron en libertad después de que los trasladaron a la sede de la Fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil para que fueran indagados, ocasión durante la cual declararon y negaron tener responsabilidad alguna en ese ilícito que por ahora se les atribuye, junto con el menor, en carácter de coautores.

El dato

Fuentes policiales y judiciales identificaron a los mayores aprehendidos el viernes por la sustracción del teléfono celular y que fueron liberados ayer a la tarde como Maximiliano Néstor Gabriel Cottini, de 19 años, y Enzo Franco David Narvaja, de la misma edad que el primero.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *