LOS DECESOS DE AGUSTÍN RODRÍGUEZ Y AGUSTÍN BUSTOS

Dos muertes que, según una pericia de Gendarmería, fueron por un accidente

La fiscal Laura Margaretic. En la conferencia que brindó en Benito Juárez, la acompañaron los funcionarios judiciales Sergio Hernández y Paula Rodríguez.
<
>
La fiscal Laura Margaretic. En la conferencia que brindó en Benito Juárez, la acompañaron los funcionarios judiciales Sergio Hernández y Paula Rodríguez.

El 9 de enero de este año hallaron a dos adolescentes de 16 años de edad gravemente heridos a la vera de la Ruta 86, en jurisdicción de Benito Juárez. Uno falleció ese mismo día. El otro, en agosto pasado. En un principio se mencionó que habían sido asesinados. Ante la falta de respuestas concretas, los familiares de los menores criticaron la investigación judicial. También, en reclamo por lo sucedido, instalaron una carpa que fue levantada anteayer. Ese mismo día Laura Margaretic, la fiscal a cargo de la causa, brindó una conferencia de prensa en la vecina ciudad. En diálogo con los medios, dio a conocer el resultado de una pericia de la Gendarmería Nacional que revela que ambos chicos murieron a causa de un accidente vial del que poco y nada se sabe hasta ahora.

Las muertes de dos adolescentes ocurridas en enero de este año en Benito Juárez habrían obedecido a que ambos fueron víctimas de un accidente vial.

El anuncio fue hecho anteayer en la vecina ciudad por la fiscal que está a cargo de la causa que se inició por lo sucedido: Laura Margaretic, la titular de la UFI 2 departamental que tiene sede en los Tribunales de Azul.

La funcionaria judicial declaró, durante una conferencia de prensa, que Gendarmería confirmó la teoría de un accidente como la causa de ambos decesos de los jóvenes, que tenían 16 años y se llamaban Agustín Bustos y Agustín Rodríguez.

En diálogo con los medios, la Fiscal que todavía instruye este expediente judicial sostuvo que dicha pericia de Gendarmería “vino a confirmar la que veníamos manejando en el expediente desde mediados de abril del año en curso: que la muerte de ‘los Agustines’ se trató de un accidente”.

Un día después a que, finalmente, se conociera el resultado de esa pericia, el pasado viernes la titular de la UFI 2 viajó a Benito Juárez para ofrecer esa conferencia donde estuvo acompañada por Sergio Hernández -responsable de la Oficina de Asistencia a la Víctima que depende de la Fiscalía General del Departamento Judicial Azul- y por Paula Rodríguez, a cargo de la Ayudantía Fiscal de la vecina ciudad.

Homicidios, pero “culposos”

Ante el resultado de esa pericia la investigación apunta hacia otro rumbo, después de que en principio se sostuviera que a ambos adolescentes los habían asesinado. En ese contexto, la funcionaria judicial mencionó que el expediente que continúa instruyendo está caratulado ahora como un doble homicidio culposo.

Un informe de un médico forense de Benito Juárez llamado Hernán Musciatti, tras la autopsia realizada al primero de los menores que había fallecido -deceso que se produjo inmediatamente después a que junto al otro adolescente ambos fueran encontrados por un camionero, el 9 de enero de este año, en la Ruta 86 y gravemente heridos- orientó la investigación hacia lo que actualmente son dos muertes. Las mismas que, en ese entonces, eran consideradas del tipo dolosas.

La intervención de Gendarmería a través de esta pericia, que el mismo día en que murió la otra víctima -el 16 de agosto de este año, cuando el chico estaba internado en el Hospital Penna de Bahía Blanca- se hizo presente para hacer una inspección del lugar donde los jóvenes habían sido hallados heridos, despeja, a decir de Margaretic, las dudas que comenzaron a plantearse con relación al caso a partir de marzo pasado.

Para ese entonces, la Investigación Penal Preparatoria no arrojaba ningún indicio contundente que al menos sirviera para explicar si a ambos chicos los asesinaron o sí, como se presume ahora, esos decesos fueron accidentales.

En ese contexto, surgieron contradicciones con relación al resultado de la autopsia al cuerpo del primero de los menores que muriera: Agustín Bustos.

Así, se le dio intervención en dicho informe a especialistas pertenecientes a la Dirección de Criminalística de La Plata, quienes en abril concluyeron lo mismo que ahora señala la pericia de la Gendarmería: que ambos decesos podrían estar relacionados con un accidente.

Hasta se llevó a cabo una junta de la que, junto a otros especialistas, participó el médico que tuviera a su cargo la autopsia al cadáver del chico que primero muriera. A modo de conclusión, esa junta médica observó en el cuerpo lesiones que no habían sido referidas en una primera instancia, las cuales podrían ser “compatibles” con heridas de accidentes viales.

Los familiares de los adolescentes llegaron con su reclamo por lo que había sucedido hasta la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien le fue solicitada la intervención de la Gendarmería Nacional en el caso.

Pericia coincidente

Ese análisis de la Gendarmería Nacional dado a conocer ahora es coincidente “con el último informe de Científica, que dice que toda la lesionología que presenta Agustín Bustos y las de Agustín Rodríguez son compatibles con un siniestro vial”, afirmó la Fiscal el pasado viernes en diálogo con los medios de Benito Juárez.

A criterio de la funcionaria judicial, lo sostenido ahora por Gendarmería “es determinante”. A tal punto, que marca el rumbo de la investigación que está llevando adelante hacia otros lugares, lo que se traduce en que ahora las pesquisas apunten a encontrar al responsable de estos dos homicidios culposos.

En medio de un caso que sigue mostrando más dudas que certezas, está confirmado que los cuerpos de ambos chicos, en momentos en que se encontraban gravemente heridos, “los movieron de su posición original”.

“El lugar de reposo final de los cuerpos era el pavimento. Por eso la mancha de sangre que pudo recoger Científica sobre la Ruta 86, con bordes irregulares y similares al cuerpo de Agustín Rodríguez, que luego es corrido y existe la huella de la sangre, del arrastre desde la calzada hacia la banquina, es la única evidencia física que nosotros tenemos”, dijo la funcionaria judicial.

Se estima ahora que fue un vehículo el que los arrolló a ambos adolescentes. Y se cree que se trató de un rodado de gran porte, “por la altura de las lesiones, dado que la autopsia de Agustín Rodríguez determinó que tenía múltiples fracturas en la parrilla costal izquierda, la fractura del cúbito y radio izquierdo, y luego las lesiones del lado derecho del rostro”, indicó también Margaretic, quien concluyó que eso hacía suponer que sobre una de las víctimas “hubo un golpe sobre el lateral izquierdo y luego el golpe bien de arrastre sobre el lateral derecho”.

El dato

“No explicamos todo esto con anterioridad por la conmoción social que este caso genera. Queríamos estar seguros de esto que estamos diciendo. Antes de salir a hablar con la sociedad, queríamos confirmar que se trataba de un accidente”, dijo también la Fiscal.

LO QUE SE SABE HASTA AHORA 

El 9 de enero pasado, un camionero que transitaba por la Ruta 86, en jurisdicción del Partido de Benito Juárez, encontró a Agustín Bustos y Agustín Rodríguez gravemente heridos.

Ambos adolescentes, en las primeras horas de aquel día, se encontraban tirados a la vera de esa ruta, camino a Laprida y a unos veinte kilómetros aproximadamente de la planta urbana de Benito Juárez.

El transportista que halló a los menores inmediatamente dio aviso a la Policía, por lo que los chicos fueron trasladados al Hospital “Eva Perón”.

Mientras que Agustín Bustos falleció el mismo día en ese centro asistencial, su amigo Agustín Rodríguez murió meses después en Bahía Blanca: el pasado 16 de agosto, cuando estaba internado en el Hospital Penna de esa ciudad y sin que nunca pudiera despertar de un estado de coma.

Aquel 9 de enero pasado, después de que ambos chicos habían salido en bicicletas a pescar, resultaron heridos -se estima- entre las 4.30 y las 5 horas.

Según dijo también la fiscal Margaretic en la conferencia de prensa del pasado viernes, no se trató de un “típico” accidente de tránsito el que los adolescentes sufrieron.

El caso tuvo una amplia repercusión en la sociedad juarense. Y hubo varias movilizaciones en reclamo por lo sucedido, ante la sospecha de que ambos adolescentes fueron asesinados. También, fueron removidas las autoridades policiales que en ese entonces estaban en la vecina ciudad.

Alejandra Bustos y Daniela Guzmán, madres de los jóvenes, habían iniciado meses atrás un acampe en la plaza central de Benito Juárez, frente al Municipio, para exigir justicia y hacer visible el reclamo.

En octubre pasado, en diálogo con EL TIEMPO, ambas habían apuntado contra la investigación por la falta de respuestas desde la Justicia.

Para ese entonces, según dijeron, aguardaban ese informe de la Gendarmería que se conoció públicamente el pasado viernes, mismo día que en horas de la tarde fue levantado ese acampe que se iniciara meses antes en la plaza mayor de Benito Juárez.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *