EL DRAMA DE LOS CERAMISTAS - CON LA PRESENCIA DEL SECRETARIADO GENERAL DE LA FEDERACIÓN CERAMISTA NACIONAL

Durante una asamblea, los trabajadores de Cerámica San Lorenzo ratificaron la continuidad de un plan de lucha

 

La cúpula de la FOCRA estuvo en Azul analizando las medidas a llevarse adelante en el marco de las acciones para tratar de lograr que la empresa revierta el despido de 120 trabajadores y acepte reincorporarlos. Hubo acompañamiento de dirigentes de otros gremios locales y de alguna organización político social, no así de integrantes del Concejo Deliberante. Por la Municipalidad, asistió el director de Desarrollo Económico Carlos Caputo. 

Parte del secretariado general de la Federación Obrera Ceramista de la República Argentina visitó ayer Azul para analizar medidas de acción en el marco del plan de lucha que llevan adelante los ceramistas locales. Por la tarde, participaron de la asamblea abierta con los trabajadores y dejaron claros mensajes tendientes a fortalecer la unidad y el principio de solidaridad. Dirigentes sindicales de las filiales que Cerámica San Lorenzo tiene en San Juan, Puerto Madryn y San Luis también llegaron a la ciudad para respaldar la huelga que realizan los ceramistas. Representantes de asociaciones gremiales locales acompañaron a los trabajadores de San Lorenzo, junto con el director de Desarrollo Económico municipal Carlos Caputo. La ausencia notoria fue, una vez más, de parte de los concejales locales. “Estamos para dejar nuestra última gota de sacrificio y aliento para tratar de lograr que el trabajador sea reincorporado a su fuente de trabajo”, expresó Hugo De Franchi.
<
>
Parte del secretariado general de la Federación Obrera Ceramista de la República Argentina visitó ayer Azul para analizar medidas de acción en el marco del plan de lucha que llevan adelante los ceramistas locales. Por la tarde, participaron de la asamblea abierta con los trabajadores y dejaron claros mensajes tendientes a fortalecer la unidad y el principio de solidaridad.

Los trabajadores de Cerámica San Lorenzo acordaron ayer, en el marco de una asamblea que se realizó en la playa de estacionamiento de la sede local de la empresa, continuar con la huelga total que vienen desarrollando con el propósito de tratar de lograr que la firma de capitales extranjeros revierta el despido de 120 obreros y acepte reincorporarlos.

El cónclave tuvo la particularidad de haberse realizado en presencia del secretariado nacional de la Federación Obrero Ceramista de la República Argentina, cuya cúpula llegó a la ciudad en horas de la mañana para analizar, junto con el titular del Sindicato Ceramista local, Hugo De Franchi, qué medidas de acción concreta se pueden llevar a cabo con el propósito de profundizar la lucha. Además la convocatoria, que era abierta, congregó la concurrencia de dirigentes de otros gremios de Azul y de una agrupación político y social, no sí de integrantes del Concejo Deliberante, cuerpo que, al menos desde lo físico, no ha dado muestras del respaldo que los trabajadores en general, y en especial quienes han sido despedidos necesitan en un momento tan traumático como el que viven. Por la Municipalidad, en tanto, asistió el director de Desarrollo Económico Carlos Caputo.

Si bien el propio De Franchi admitió que tienen en carpeta distintas medidas de acción concreta, dijo que antes que dar a publicidad la línea a seguir prefería comunicársela a los trabajadores para evitar que de antemano se entere “el enemigo”. Hubo varios de los dirigentes sindicales ceramistas que llegaron a la ciudad que, previa presentación del secretario general de la FOCRA, Domingo   , se dirigieron a los trabajadores presentes. En líneas generales todos los discursos estuvieron dirigidos a sugerirle a los obreros –hayan sido o no despedidos- para que se mantengan más unidos que nunca, que sean solidarios y que no se presten a discusiones que lo único que hacen es favorecer el plan de acción que tiene la empresa. Por otra parte hubo coincidencias en el sentido de negar enfáticamente que Cerámica San Lorenzo pueda tener algún argumento que le permita sostener el preventivo de crisis que oportunamente presentara ante las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación, donde se realizan gestiones que eventualmente podrían derivar en que se destrabe la parálisis y se inste a la firma a que revea su decisión.

De la misma manera hubo un reconocimiento, de parte de dos referentes locales consultados por EL TIEMPO que coincidieron con De Franchi, en el sentido del impacto que la confirmación de los 120 despidos va a generar en la ciudad, con una repercusión que más temprano que tarde llegará e impactará en distintos rubros, básicamente el mercantil. Este diario presenció tanto los discursos que se produjeron durante la asamblea abierta y luego entrevistó al titular del gremio a nivel local; a la máxima autoridad de la Federación y a los representantes de un gremio y de una organización política que se apersonó en el ingreso a la planta en señal de respaldo a los trabajadores ceramistas.

La asamblea y lo que se dijo

Hubo De Franchi, en su condición de dirigente sindical anfitrión, fue quien tomó inicialmente la palabra para dar cuenta del profundo agradecimiento a los integrantes de la conducción de la FOCRA y de otras filiales sindicales –pertenecientes al grupo San Lorenzo y otras que no lo son- que se llegaron a a esta ciudad.

“Un inmenso reconocimiento y agradecimiento en nombre de todos ustedes y de toda la familia ceramista al compañero secretario general de la Federación Ceramista, el amigo Domingo Moreira, que una vez más ante la situación de este conflicto y un llamado de quien les habla y de mis compañeros, no dudó un instante en decir otra vez presente en la ciudad de Azul ante este conflicto”, dijo De Franchi. El gremialista valoró el gesto que en el mismo sentido tuvieron los tres secretarios generales de los sindicatos del grupo San Lorenzo de San Juan, San Luis y Puerto Madryn, Roberto Pereyra, Juan Vega y Armando Moyano, respectivamente, así como los referentes de otros once sindicatos ceramistas que “sin haber sido convocados, están presentes”.

“Ustedes saben perfectamente que si hay algo que hemos venido haciendo quienes tenemos la responsabilidad de conducir el sindicato local es trabajando de frente, dando la cara y diciendo cada una de las cosas que venían sucediendo y que podían suceder cuando se inició este conflicto. Y esa es la tranquilidad de conciencia que hoy tiene la conducción del gremio ceramista; conducción que yo siempre digo que es transitoria porque uno siempre cumple los mandatos, porque los trabajadores le dan el respaldo y así debe ser el compromiso formal y claro. Si la organización sindical local y la Federación hubieran aceptado entrar por el camino de la negociación, de desvinculaciones o de despidos, quizás este conflicto hubiera estado ya resuelto pero nosotros lo dijimos desde el primer momento y lo ratificamos en el día de hoy. No estamos para negociar desvinculaciones ni mucho menos, para aceptar despidos. Estamos para dejar nuestra última gota de sacrificio y aliento para tratar de lograr que el trabajador sea reincorporado a su fuente de trabajo. No hay plata que compre la conciencia ni el destino de un trabajador”, agregó.

De Franchi rescató que “el trabajador quiere ganarse con su esfuerzo la dignidad de vivir y de darle sustento a su familia”. Ante eso, mencionó, “Cerámica San Lorenzo lo que pretende únicamente a través de la plata es poder comprar la conciencia de los dirigentes y de los trabajadores, humillando a éstos últimos, y eso no se puede tolerar bajo ningún punto de vista. Nadie nos va a marca con el dedo que nosotros traicionamos a los trabajadores a través de un acuerdo espurio de esta empresa multinacional”, afirmó, para descartar al retiro voluntario que ofreció la firma como una salida valedera. “Ahora parecería ser que el único destino que tienen los trabajadores es un retiro voluntario o aceptar un despido. Por ahí no pasa la cosa compañeros; la cosa pasa porque la empresa invierta y genere trabajo. ¿Cómo otras empresas de la actividad, muchas más chicas que San Lorenzo sí pueden? Esta es una empresa de una multinacional que tiene más de 180 empresas en el mundo. ¿Cómo una empresa como esta puede argumentar que no tiene posibilidades de darle trabajo a la gente? Eso no lo entiende nadie”, cuestionó.

A párrafo seguido el dirigente sindical local pidió a los obreros que se mantengan firmes en la batalla, “que no es corta, pero tengan en claro que no vamos a abandonar la lucha hasta tanto no encontremos el camino que nos permita poder visualizar la solución de este conflicto. De no ser así, no tengan ninguna duda, San Lorenzo va a comprar conciencias. Yo les dije desde el primer momento que nadie tenía asegurada la fuente de trabajo; muchos me miraban y se sorprendían porque creían que esto no podía ser así. Queda claro y evidente porque los 120 despidos están consumados y los telegramas están en las manos de ustedes”.

Con un tono cada vez más emotivo y vehemente, De Franchi advirtió que los despidos se produjeron en todas las plantas de la fábrica local. “No estábamos confundidos cuando dijimos que el preventivo de crisis no entraba dentro de las posibilidades de Cerámica San Lorenzo; desistió de ese preventivo porque no lo pueden justificar. Dijimos que iba a haber atemorizaciones, que iba a haber maniobras, de que iba a haber un desgaste de los trabajadores y no nos equivocamos, pero nosotros vamos a seguir en la lucha”, aseguró.

“Estamos golpeados, pero no vencidos”

Merituó que en el secretariado de la FOCRA “hay una unidad de criterio, una unidad de pensamiento y una unidad de acción” y, más allá de no precisar cuáles, adelantó que en las próximas horas habrá medidas de acción directa para profundizar la lucha.

“Hoy (por ayer) hemos estado debatiendo de tomar algunas resoluciones. Hay algunas resoluciones que por cuestiones elementales no las voy a decir porque si no es muy probable que primero se entere el enemigo de lo que vamos a hacer, pero tengan la plena seguridad que si el gremio decide hacer corte de ruta va a haber corte de ruta; si el gremio decide hacer una medida de fuerza a nivel nacional, va a haber una medida de fuerza a nivel nacional. Cuando el gremio lo determine, el día y a la hora que lo determine, vamos a hacer una medida de fuerza en las tres fábricas del grupo San Lorenzo para que todos se enteren, para que propios y extraños se den cuenta que si hay algo que nos une a los ceramistas es la unidad de acción, es la unidad en la defensa de los derechos de los trabajadores”, explicó.

Agregó que “sabemos que a veces cuesta encontrar la solidaridad pero si hay algo que destaca a esta organización es la solidaridad que hemos tenido en la defensa de los derechos, en la defensa del salario y de toda aquella cuestión que hace a los trabajadores. Muchachos: se los dije desde un primer momento. No estamos solos. Estamos golpeados pero no vencidos y sigo manteniendo lo mismo”.

De Franchi se refirió a una correspondencia que la firma no tuvo con el gremio y los trabajadores, en el sentido que cuando se pidió a la organización sindical un acompañamiento, ésta respondió. “Cerámica San Lorenzo conoce perfectamente a la organización sindical que representa a los trabajadores. Nos conoce bien a quiénes representamos a los trabajadores tanto a nivel local como nivel nacional desde hace muchos años y sabe que todas aquellas cosas que ha necesitado del acompañamiento de nuestra organización, siempre ha estado, y cuando ha necesitado el sindicato local ha acompañado. No es como por ahí se dice que el sindicato pone palos en la rueda o que no sabe lo que hace. Si hubiéramos aceptado hace un año y medio que hubieran sacado las máquinas, se habría producido un vaciamiento y hoy no estaríamos en la discusión en esta asamblea. Si hubiéramos permitido poner las cámaras hubieran decidido también eliminar puestos de trabajo hace mucho tiempo y hoy, después de mucho tiempo seguimos en la lucha, y vamos a seguir porque si hay algo que tenemos de nuestro lado es que la verdad está del lado de los trabajadores”, expresó y añadió: “No son culpables los trabajadores de lo que San Lorenzo denuncia que tiene como problema. El trabajador tiene una sola responsabilidad, que es venir a trabajar, cumplir y recibir la paga por ese trabajo que hace. En San Lorenzo hay muchos trabajadores que han sido despedidos y que han dejado media vida dentro de esta fábrica. No somos números; somos seres humanos y, como tal, nos van a tener que respetar. Les guste o no les guste”.

Diagramando acciones concretas

En otro tramo de su alocución, que se vio un par de veces interrumpida por aplausos y gritos de aliento de la masa trabajadora, De Franchi instó a los obreros a no apartarse del plan de lucha.

“Les pido que sigamos tratando de buscar el camino que se merecen, más que la organización sindical, ustedes de seguir teniendo un trabajo digno y de seguir mirándolos a los ojos porque tenemos la tranquilidad, tanto ustedes como nosotros, que no hemos hecho nada que signifique haberlos llevado a la situación en la que estamos hoy. Hemos hecho todo lo que ha estado a nuestro alcance y seguiremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance. Y vamos a diagramar acciones para seguir profundizando la lucha en las próximas horas hasta tanto el ministerio de Trabajo o quien tenga que tomar participación, actúe”, advirtió.

Con numerosos “vacíos” por cubrir entre los presentes, el gremialista local reiteró su pesar por aquellos integrantes de esta comunidad que no asumen la gravedad de lo que implica el despido de 120 trabajadores ceramistas.

“Acá no se puede hacer el distraído nadie; y los que están distraídos y que todavía no han tomado conciencia de lo que es este conflicto, que se ajusten los pantalones porque desde la organización vamos a hacer y decir todo lo que tengamos que decir. Cuando se llega a situaciones extremas, las respuestas son extremas. No es una amenaza para nadie pero que en esta comunidad haya sectores que todavía no se hayan enterado de estos 120 despidos de los trabajadores de San Lorenzo, realmente le duele a cualquiera. Nosotros no somos de cemento. Somos de carne y hueso. Hoy los trabajadores ceramistas estamos demostrando la unidad y seguiremos en ese camino”, finalizó.

“Mantener la unidad y solidaridad monolítica”

A su turno, Domingo Moreira, secretario general de la FOCRA, pidió a los trabajadores –hayan sido o no despedidos- mantener la “unidad y solidaridad monolítica” para luego fustigar las excusas que puso sobre la mesa la firma en conflicto.

“No es la primera vez que nos toca vivir un conflicto de estas características con todos los años que llevamos de militancia gremial. Tenemos el cuero curtido y no nos asustan con mentiras. Porque esto arrancó con mentiras. Teníamos información de hace tres años o más, que en el único lugar del mundo donde han ganado plata las empresas del grupo fue nuestro continente y, más precisamente, la República Argentina. Ellos aparentemente vienen cambiando de rubro. Han comprado el holding más grande del mundo del durlock; es decir que hoy el tema de la cerámica ya no les interesa tanto porque hay otros negocios que posiblemente le sean mucho más rentables”, denunció el sindicalista.

“Primero –explicó- quisieron empezar a comprar conciencia con plata; ¿algunos de ustedes tienen duda que no hay problemas de dinero en la empresa? Lo que les sobra es plata. Esta no es una empresa como puede ser Cresta Roja, donde hay problemas de dinero. Acá sobra el dinero y no pudo trascender el procedimiento de crisis que presentaron en el Ministerio de Trabajo porque se entiende que si ese procedimiento avanzaba les iban a rebajar el salario a todos y, además, a los que despidieran iban a pagarle la mitad de la indemnización o lo que se les cantara la gana. Esto ya lo hicieron en San Juan, donde despidieron a 100 compañeros y tomaron 70 u 80 tercerizados. Echaron compañeros que cobraban entre 20 y 24 mil pesos y tomaron tercerizados por 6.000 pesos, lo que quiere decir que están haciendo un abaratamiento de mano de obra”.

Moreira subrayó la importancia de mantener el grupo de trabajadores unido aún cuando reconoció la gravedad de aquel que tiene “un telegrama de despido en la mano”. “Lo más importante compañeros es que las decisiones las tomen en conjunto. Yo sé que es muy difícil a veces mantener a la gente unidad cuando hay compañeros que tienen un telegrama de despido en la mano y hay otros que no pero si se pierde la huelga y esta lucha que ustedes están haciendo extraordinariamente bien, van a perder los que son despedidos que se quedan sin trabajo, pero más van a perder los que van a entrar con la cabeza gacha porque le van a hacer las de Caín adentro. No les van a respetar ni la dignidad del ser humano; esto ya lo vivimos en Cerámica San Lorenzo de Santa Fe, donde nos ganaron la huelga, nos echaron 160 compañeros y a los que entraron les hicieron cualquier cosa. Lo último que puede perder el ser humano es la dignidad”, aclaró.

El objetivo central

El secretario general de la Federación, con buena parte de la conducción de la entidad escuchándolo atentamente, ratificó que “nuestro compromiso formal es hacer todo lo que podamos para ver si podemos revertir esta situación”. “Vamos a estar junto con ustedes, pero no perdamos de vista la solidaridad. Mi problema es tu problema y mi problema es tuyo. Si no perdemos eso de vista y somos capaces de mantener los lazos de unidad, es difícil que la patronal nos gane esta pulseada”, amplió.

Moreira consideró que la intención de Cerámica San Lorenzo se inscribe en el una serie de conquistas laborales que los actuales gobernantes bonaerenses y en la Nación estarían decididos a eliminar.

“Se quiere eliminar el derecho de huelga y discutir los sueldos por productividad, algo que fue declarado ilegal por la OIT porque, se rompe la maquinaria, y se cae el salario. No aflojen compañeros, sigan con la lucha, sigan adelante, manténganse unidos, sepan comprenderse entre ustedes, sepan escucharse, no entren en el camino de las discusiones y de las peleas porque eso es hacerle el negocio a la patronal. Fuerza, adelante y el triunfo, compañeros, esperemos que sea nuestro”, expresó.

LA RATIFICACIÓN DE PRINCIPIOS BÁSICOS

14012016_05_losdos

Luego de la asamblea con los trabajadores, EL TIEMPO junto con el colega de FM Amistad César Petralía entrevistó a Hugo De Franchi y Domingo Moreira. Los dirigentes ratificaron principios básicos para seguir manteniendo el plan de lucha, especialmente a partir de lo que pueda ocurrir cuando se instrumenten otras medidas.

“Hemos podido hablar con todos los trabajadores, explicarle qué es lo que ha venido realizando el sindicato local y la Federación y pedirle el compromiso de seguir en la lucha juntos para tratar de lograr que Cerámica San Lorenzo revierta esta decisión que involucra a tantos trabajadores que pierden su empleo. Les dijimos desde el primer momento que tanto desde el sindicato local como de la federación no estábamos para negociar retiros voluntarios ni mucho menos despidos sino tratar de lograr que la empresa revea su actitud y que los trabajadores tengan la posibilidad de volver a su empleo con estabilidad laboral, máxime teniendo en cuenta que son trabajadores que muchos de ellos han dejado prácticamente una vida; trabajadores en muchos casos de legajos intachables. Cerámica San Lorenzo parece ser que los ve como un número cuando el trabajador se merece que se le respete su dignidad. Que sepa la empresa que los trabajadores, junto con su representación sindical, están decididos a mantener la lucha por la defensa de sus fuentes laborales”, indicó De Franchi.

Agregó que los integrantes de la conducción de la FOCRA y Moreira en particular, “han estado en Azul en diferentes circunstancias”. “No recuerdo cuántas pero han estado muchas veces acompañándonos en todas las acciones que hemos ido realizando. Este es un conflicto que hoy tiene una magnitud mucho más importante. No dudábamos que los compañeros del secretariado nacional y del interior del país, muchos de los cuales están acá, nos estuvieran acompañando y aportando ideas de cómo seguimos este conflicto”.

Por su lado, Moreira afirmó que “nosotros entendemos que las asociaciones sindicales están paradas sobre unos cimientos que denominamos solidaridad y que si los trabajadores se mantienen como hasta el momento, unidos y solidarios entre sí, no me cabe la menor duda que a la empresa se le va a hacer muy difícil mantener los despidos. También quiero hacer un llamado reflexivo a la empresa, que como está la situación en este país con un gobierno recién entrante se pueden hacer las cosas de otra manera y no como lo están queriendo hacer, que a nuestro entender es con el fin de cambiar salarios altos por salarios bajos”.

El veterano dirigente gremial dijo que está a favor de que se produzcan cambios, siempre y cuando éstos sean para mejor y pasen de ser una mera improvisación. “Uno lo escuchó el otro día a (el Ministro de Economía de la Nación, Alfonso) Prat Gay diciendo que había que darle prioridad al puesto del trabajo y no al salario. Entonces, vayamos a trabajar gratis así al empresario le va bien…Otros hablan de que se tiene que terminar el derecho de huelga, de que hay que hacer sindicato de parte de empresa y de regular el salario por productividad. Estos son gobiernos liberales que, si fuera por ellos, tenés que ir a laburar gratis. Se vienen tiempos difíciles; ojalá me equivoque pero si nos vamos a manejar como en la provincia de Buenos Aires, de anular por decreto las paritarias, me parece que vamos mal”.

Moreira se esperanzó con que el Ministerio de Trabajo “sea imparcial y se aboque a la tarea de hacer de amortiguador entre los que trabajan y los empresarios. Ojalá que al compañero Jorge Triaca le vaya bien y pueda realizar una buena gestión. Acá en este país necesitamos generar puestos de trabajo, que la gente se gane el pan de cada día con el sudor de su frente. El trabajo dignifica y la producción hace al crecimiento del país”.

DISCUSIONES CON ROSTROS INVISIBLES

14012016_05_propato

Joaquín Propato llegó a la asamblea junto con otros representes de la agrupación Peronismo 26 de Julio. EL TIEMPO conversó con quien a su vez es director de Derechos Humanos de la comuna respecto de la situación que están padeciendo los obreros ceramistas.

“La verdad que es una situación triste y dolorosa para toda la ciudad de Azul. Son 120 trabajadores y, como se ha escuchado a los representantes de los trabajadores, no hay ningún tipo de motivo. Todas las presentaciones que ha hecho la empresa se cayeron porque no tienen ningún tipo de sustento. Hay una decisión totalmente arbitraria de dejar en la calle a 120 trabajadores y una situación de incertidumbre con los demás”, expresó Propato, quien estuvo acompañado por Julio Varela.

“Lamentablemente esto condiciona y agrava la situación que vivimos los azuleños. Lógicamente uno trata en la medida de lo posible de acompañar, ver de qué manera puede aportar mínimamente a este conflicto que, como bien se ha dicho acá por intermedio de los distintos referentes de la Federación, no queda otra que los mismos trabajadores afronten la lucha porque no hay ningún sustento de la decisión que ha tomado la empresa”.

El dirigente y funcionario de la gestión Bertellys enmarcó lo que sucede en la planta fabril con una política de alcance nacional de la que hizo responsable directo al espacio Cambiemos. “Esta lucha es parte del conjunto de los trabajadores pero también debe haber un aporte de la comunidad en el marco de una situación política nacional, como también se ha dicho, que tiene que ver con una decisión de dejar gente en la calle, en muchos casos sin argumentos. Acá no hay ningún tipo de crisis que se pueda demostrar”, esbozó.

Lamentó Propato la sucesión de inconvenientes que emprendimientos locales –Papelera Azuleña, HM-TCR-Celanova-Molino San Martín- han tenido por la intervención de algunos empresarios foráneos cuya participación ha dejado sólo angustia y desempleo.

“Es la historia de un mundo que nos toca vivir y que evidentemente es parte del pueblo, de elevar los niveles de conciencia del pueblo y de entender que estas decisiones son de rostros invisibles. Uno no sabe con quién discute y evidentemente que están muy lejos los intereses que se defienden de un lado y del otro, donde están los trabajadores. Hay quienes discuten cuánto más ganar, cuánto más enriquecerse y del otro lado se discute la simple y nada menor defensa de la fuente de trabajo que hace de sustento de muchas familias. Particularmente Azul enfrenta una crisis desde hace muchos años y es decididamente entre todos, y teniendo conciencia, que hay que encarar métodos que nos permitan revertir este cuadro de situación”, señaló.

Finalmente, consultado de qué es lo que se puede hacer desde la comuna, dijo que “es un tema complejo pero debe estar acompañando y evaluando las posibilidades que sean necesarias para poder intervenir”. “Independientemente del rol que es algo que hay que asumir desde el Estado sea municipal, provincial o nacional, hay que buscar las herramientas necesarias para ver si se puede revertir esta situación. Situación que a nadie le debe escapar que nos afecta a todos. Recién hablábamos con gente de la AECA y esto posiblemente tenga repercusión en los meses que siguen, que seguramente va a afectar al comercio de Azul que es el principal empleador de la ciudad. Hay situaciones que hay que tomar conciencia de conjunto, que es una lucha de todos. Esto no justifica nada pero a veces tener en claro, como ha quedado en claro acá, que no hay ningún sustento que avale la decisión que se ha tomado, nos debe movilizar para estar acompañando. Enajenarnos sería un error porque lo vamos a sufrir, en mayor o en menor medida, todos. Cuando decisiones así se toman de esta manera uno no puede ser indiferente”, finalizó.

 

“COMO A MÍ NO ME TOCA, NO ME METO”

14012016_05_tano

Jorge Ferrarello, secretario general de la Asociación Empleados de Comercio del Azul, fue uno de los dirigentes gremiales que ayer presenció la asamblea abierta de los trabajadores de Cerámica San Lorenzo. “Al haber hecho Hugo De Franchi la invitación abierta para todos, como representantes de la AECA estamos apoyando esta medida y hemos formado una mesa de trabajadores de distintos gremios de Azul, sin bandería política alguna, y en la medida que los trabajadores llamen a participar de marchas vamos a estar apoyando. La idea es no dejar que ningún sindicato trabaje solo sino apoyar la lucha entre todos. Lo importante es que las fuentes laborales se vuelvan a recuperar. La idea es hacer extensivos los lazos con las instituciones intermedias de la comunidad”, indicó.

El representante sindical de los mercantiles advirtió que “no sólo está complicado lo de San Lorenzo. Estamos viendo lo que pasa en Fanazul, lo que puede pasar en el frigorífico (Meta Azul) y esto va a repercutir en el comercio local, sector al que estamos representando. Se puede hacer una bola de nieve y hay que evitar que esto crezca; ojalá podamos parar esto”.

Ferrarello cuestionó –sin hacer nombres de personas ni instituciones- la falta de compromiso de sectores de la comunidad azuleña que no han demostrado expreso interés en apoyar la lucha de los ceramistas. “Es lo que pasa siempre. Como a mi no me toca, no me meto pero es hora de que toda la comunidad se ponga los pantalones largos, no sólo con lo de San Lorenzo sino también con lo que pasa en el municipio y todos hacer algo por la ciudad. Nosotros estamos poniendo nuestro granito de arena tanto acá como en el municipio; con lo que podamos, vamos a estar ayudando. Es una lástima no ver a la dirigencia política apoyando masivamente a estos trabajadores que tanto necesitan”, señaló.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *