ESTE VIERNES

  Edgardo Cardozo visita, nuevamente, Azul en Casa Ronco

A las 21 horas el compositor, guitarrista y cantante argentino hará un recorrido. Por su último disco editado llamado “6 de copas”, y nuevas composiciones del nuevo trabajo próximo a editarse.

Este próximo viernes 1 de abril, la Casa Ronco propone uno de los máximos referentes de la música argentina de estos tiempos: el maestro Edgardo Cardozo.
<
>
Este próximo viernes 1 de abril, la Casa Ronco propone uno de los máximos referentes de la música argentina de estos tiempos: el maestro Edgardo Cardozo.

 

Este próximo viernes 1 de abril, para dar inicio al mes que trae de la mano al frío, la ciudad tendrá la grata experiencia de vivenciar nuevamente, y luego de siete meses, un concierto íntimo, sea por el contexto, o por el acercamiento al alma que propone uno de los máximos referentes de la música argentina de estos tiempos: el maestro Edgardo Cardozo.

El show será este viernes, a las 21:00 horas en Casa Ronco (San Martín, esquina Rivadavia) y la entrada tendrá el valor de 100 pesos.

Edgardo recorrerá músicas de su último disco editado, llamado “6 de copas”, y nuevas composiciones del nuevo trabajo próximo a editarse.

Sobre Edgardo Cardozo

 

Edgardo Cardozo es compositor, guitarrista y cantante, nacido en 1964 en Argentina. Formó parte del grupo teatral La Pista 4, como actor y director musical durante diez años, realizando actuaciones y giras en Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela, Francia, España y Estados Unidos.

Desde el año 1984 integró diversas formaciones con artistas como Manolo Juárez, Jorge Cumbo, Ernesto Acher, el grupo Cuatro Vientos, Alejandro Oliva y Laurence Morris, entre otros.

En 1999 fundó el BUE Trío, al año siguiente grabó el disco solista “Años Después”. Participó junto a la actriz Cristina Banegas en el espectáculo teatral–musical “La Morocha”, luego grabó con ella el disco La Criollez. Junto a Nelly Prince grabó el CD “Tarde”. En 2007 presentó “Amigo”, disco a dúo con el guitarrista, cantante y compositor Juan Quintero.

Desde el 2001 formó parte de Puente Celeste junto a Marcelo Moguilevsky, Santiago Vazquez, Luciano Dyzenchauz y Lucas Nikotian.

En estos once años han editado tres discos: “Canciones” (2009), “Mañana Domingo” (2004) y “Pasando el Mar” (2002), y “Puente Celeste” en vivo en Café Vinilo, DVD+CD grabado en 2011, que hace un repaso por su carrera.

En 2012 publica lo que hasta hoy es su último disco solista: 6 de copas.

Como bien lo definiera el Club del Disco, a cuyas palabras remitimos, “hay muchas formas de decir lo que genera Edgardo Cardozo cuando toma la guitarra y canta. Pocos son los músicos que conjugan en tan solo dos elementos, sensibilidad en el riesgo, técnica interpretativa, canto sincero y profundidad estética, movilizando las energías más diversas. Pero podría tal vez resumirse diciendo que desde una austeridad conciente y un conocimiento elemental de su musicalidad (como un todo), este hombre -que podría ser de cualquier parte de Sudamérica- crear canciones gigantes. Sencillamente redescubriendo su propio sonido cada vez, en un mapa nuevo pero de un lugar que ya conoce.

Dueño de un estilo único, que a su vez parece ubicarlo metafóricamente al alcance de todos. Los brillos y recovecos que tienen sus composiciones se adhieren a cualquier oído; incluso sin respetar estructuras formales de la canción, o del “folk”, es tan vivaz su impronta que se vuelve cantable a toda hora. Y aclaremos por las dudas que para nada es un autor fogonero. Por el contrario, viene de una formación exigente y con mucho trabajo en la creación. Busca y encuentra las mil posibilidades tímbricas y rítmicas de la guitarra, y su manejo del pulso en el toque, los volúmenes, el silencio y el aire acompasado, es admirable. Todo esto lo pueden oír en 6 de copas.

Un disco pequeño a primera vista pero que va creciendo dentro de uno con las sucesivas escuchas. Sin invitados, sin sobregrabaciones, tocado y cantado en directo para la grabación; si van a escucharlo en vivo (lo recomendamos para quienes tengan la oportunidad), verán que todo sale de un único centro expansivo.

Canta con una expresividad natural, que se condice con la lírica bucólica o ensoñada de los textos que trata. Cuando no son suyas las letras, se trata nada más y nada menos que del genial poeta silvestre Juan L. Ortiz, a quien Cardozo dedica hace ya varios años buena parte de sus composiciones.

Con todo esos recursos, muchas influencias bien filtradas y una voz dulce, entrañable; crea canciones directas y creíbles con raíz en el tango, el bolero, nuestro folklore, el blues o la música brasileña más enigmática. En casi media hora de sonido acústico, (el disco en total supera apenas los 29 minutos) se nos abre un tiempo delicado y dedicado a la canción, como un recreo alegre. Optimista y genuino, nos hace felices”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *