EL TEMA DEL DÍA: EL EXCESO HÍDRICO EN EL DISTRITO - INFORME DE SITUACIÓN DEL INTA

Efectos presentes en los campos agrícolas y ganaderos

La hacienda está en una encrucijada por la concurrencia de distintos factores. Está en curso la parición y se avecina el tiempo de preñez con vacas en condiciones deficitarias desde el punto de vista nutricional.
<
>
La hacienda está en una encrucijada por la concurrencia de distintos factores. Está en curso la parición y se avecina el tiempo de preñez con vacas en condiciones deficitarias desde el punto de vista nutricional.

Juan Pablo Nemoz, responsable de la agencia local del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, dijo que son esperables pérdidas en fina, mientras que en ganadería “hay consecuencias porque las vacas pierden mucho estado corporal”. “Se han echado los toros y estamos en pleno servicio. Va a haber disminución en los índices de preñez”, expresó el Ingeniero Agrónomo.

El responsable de la agencia local del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, Juan Pablo Nemoz, fue consultado por este diario para conocer el panorama de situación que se tiene respecto de la situación actual y posibles secuelas futuros de los anegamientos en campos del distrito de Azul.

“Todo lo que es la zona de la Cuenca del Salado –Azul, Bolívar, Tapalqué, Alvear, Saladillo, Las Flores- está complicada porque viene mucha agua del Oeste, de la zona de Bolívar y Trenque Lauquen. En esa zona llueve y el agua pasa por el Vallimanca y el arroyo de Las Flores, y por Azul, Alvear, parte de Tapalqué, Saladillo y parte de Las Flores. En especial Tapalqué y Alvear, están recibiendo mucha agua”, expresó.

Agregó que “antes de las lluvias del fin de semana, las imágenes satelitales nos daban que Alvear tenía el 44 por ciento de la superficie del partido entre anegada e inundada. Lo mismo Tapalqué. Azul tenía un 20 por ciento de anegamiento con agua en superficie antes del fin de semana. Mayormente es afectada la zona norte, aunque entre 16 de Julio y Cacharí, contra el distrito de Benito Juárez, también hay mucha agua”.

Detalló que los daños esperables son aplicables tanto a la agricultura como a la ganadería.

“En las zonas altas con hondonadas, en los bajos que son lotes agrícolas, queda agua temporariamente estancada hasta que se seca. Si se estaba sembrando con fina (cebada y trigo), la parte donde la planta está más de tres días bajo agua se queda sin oxígeno en la raíz y muere. En lotes agrícolas también habrá pérdida en fina, pero eso comparado con la zona norte y el problema que tienen los ganaderos con masas de agua no tiene punto de comparación. En tanto la siembra gruesa se verá condicionada según lo que suceda ahora, porque los lotes se tienen que orear para poderlos trabajar y, si sigue lloviendo”, precisó.

 

Parición en pleno proceso

Indicó también que “tenemos información sobre la pérdida de terneros chicos cuando la parición aún no ha terminado pero gracias a Dios no hay información de grandes mortandades”.

“Generalmente el productor que tiene el campo aledaño a los arroyos o los canales que se saturan y se desbordan saca las vacas antes porque hay campos donde la disponibilidad forrajera se achica un 70 u 80 por ciento. Las vacas van a lugares altos donde está seco para poder echarse. A veces se da que los terneros no pueden seguir a las madres porque hay demasiada profundidad, permanecen del otro lado y quedan aguachados o si están mucho tiempo dentro del agua terminan muriendo”, amplió.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *