AYER HUBO AUDIENCIA

Ejecutivo y STMA: no hubo acuerdo salarial y el conflicto pasa a Provincia

En la audiencia el STMA y el Ejecutivo acordaron la eliminación del trabajo a destajo en la comuna, pero no así el incremento salarial que el gremio solicita. Trabajadores municipales afiliados al STMA marcharon ayer por las calles de la ciudad. Los acompañaron integrantes de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense.
<
>
Trabajadores municipales afiliados al STMA marcharon ayer por las calles de la ciudad. Los acompañaron integrantes de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense.

Ayer se desarrolló la audiencia conciliatoria entre las partes para abordar dos temas: el incremento salarial que está pidiendo el gremio y por lo que no alcanzaron ningún acuerdo y el conflicto pasa a la órbita del Ministerio de Trabajo en La Plata. El otro punto fue la eliminación del trabajo a destajo en la comuna, en el que sí llegaron a arreglo y los 37 destajistas dejarán de serlo para pasar a ser contratados en el municipio. Así lo explicó ayer al hablar con este diario el secretario Adjunto del STMA Luciano Varela. Por la mañana los trabajadores y dirigentes de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerense marcharon por la ciudad.

Como estaba previsto, ayer por la mañana se realizó la audiencia de conciliación entre funcionarios del Departamento Ejecutivo y dirigentes del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul, que fueron acompañados por secretarios Generales integrantes de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses. El resultado del encuentro fue positivo por un lado y negativo por el otro.

Los temas a tratar fueron dos: la eliminación de los 37 contratos a destajo y la equiparación salarial de todos los trabajadores para que ninguno quede por debajo del salario mínimo, vital y móvil, y que de allí se calculen todos los demás haberes, aún teniendo en cuenta los incrementos del 100 por ciento que se dieron los concejales y el Intendente, sumados a los de los funcionarios.

El primer punto fue acordado pero el segundo no, por lo que ahora el conflicto pasa directamente al ámbito provincial.

 

Movilización y audiencia  

Desde temprano, trabajadores de todas las áreas del municipio se adhirieron al paro que estaba programado y se concentraron en la sede del STMA para marchar luego por las calles de la ciudad hasta llegar a la delegación local del Ministerio de Trabajo donde se desarrollaría la audiencia. Carteles, bombos, silbatos y muchos cánticos contra la administración de Hernán Bertellys fueron el marco de la movilización que congregó a cerca de 400 empleados comunales.

Toda la marcha fue acompañada por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses -FESIMUBO- que envió a secretarios Generales de distintas localidades como Merlo, Tandil, Olavarría, Gonzáles Cháves, entre otras ciudades.

Al llegar a la sede de la cartera laboral, tuvieron que esperar a que llegaran los funcionarios municipales que, como siempre, demoran en presentarse. Pero finalmente arribaron los subsecretarios de Legal y Técnica Roberto Dávila, de Gobierno, Cultura, Educación y Deportes Marcos Turón, y de Planificación y Control de Gestión Walter Surget.

Por parte del STMA estuvieron presentes el secretario Adjunto Luciano Varela, el secretario Gremial Pablo Villarreal y el secretario de Organización Pedro Benedicto; mientras que por la FESIMUBO lo hicieron Víctor Gonzáles -secretario Organización-, Roberto Martínez Lastra -secretario Vivienda- y José Stupia -secretario General de Olavarría-.

Eliminación del trabajo a destajo     

Luciano Varela habló con este diario una vez terminó la audiencia -que se dividió en  dos ya que hubo un cuarto intermedio porque el Ejecutivo se presentó sin propuesta en lo que hace al tema salarial- y remarcó como un logro que ya no existan más destajistas en el municipio.

En este sentido, el dirigente indicó que “tuvimos una larga discusión por el tema de los destajistas. El Ejecutivo llevó como oferta pasarlos a contrato y nada más, pero nosotros pedimos que nos sólo los pasaran sino que respeten la antigüedad que tienen, ya que aportaron por ello, y que los que están desde antes de 2011 directamente se los pase a planta permanente”, ya que tienen los cinco años de antigüedad para ser pasados.

Finalmente, luego de mucho debate, lograron lo que pedían y que se respeten las funciones que actualmente están cumpliendo: servicio, administrativos, obreros y demás. Todos con 35 horas semanales.

“Es una noticia muy importante. Este gremio siempre luchó para terminar con la categoría destajo”, recordó, para luego mencionar que en 1992 el sindicato logró que se sancionara una Ordenanza que eliminaba la categoría y, por lo tanto, todos los trabajadores quedaron contratados. Pero durante la administración de Omar Duclós, éste negoció con otros sindicatos y volvieron los contratos a destajo.

Actualmente había 37 destajistas que, a partir del acuerdo firmado ayer, van a pasar a ser contratados unos y pasados a planta, otros.

Varela marcó que “es una alegría grandísima porque no hay que olvidarse que los compañeros destajistas cobran 2.500 pesos y a partir de ahora van a cobrar como mínimo 6.000 y si logramos ir al mínimo, vital y móvil se van a ir a 6.800”.

Sin acuerdo por los salarios  

Cuando fue el momento de la discusión salarial, los acuerdos no llegaron y debieron pasar a un cuarto intermedio para después del mediodía.

Sucedió que los funcionarios municipales fueron a la audiencia “sin ningún dato concreto. Nosotros proponíamos 1.200 pesos de suma fija desde agosto a enero, que en ese mes pasen a módulos y se arranque a negociar con el mínimo, vital y móvil ya de piso”.

El gremialista añadió que Dávila, Turón y Surget “fueron a la audiencia diciendo que las directivas que tenían del Intendente eran que se debía llevar a todos los trabajadores al mínimo, vital y móvil. Pero no sabían de qué manera, cuándo, qué pasa con los compañeros que están por arriba del mínimo para que las categorías no se achaten. No nos daban ninguna respuesta concreta porque claramente ninguno de los tres maneja números ni tienen decisión política”.

Ante esto, los funcionarios pidieron un cuarto hasta las 13 y a esa hora se volvieron a reunir. En ese momento, llevaron una propuesta más concreta que fue rechazada por el gremio porque “ofrecieron 500 pesos de suma fija y a los compañeros que les falta llegar al mínimo darles un plus para que lleguen”.

Añadió que “esto no soluciona absolutamente nada porque el Convenio Colectivo de Trabajo que firmó el Intendente con nuestro gremio, implica que a todos los trabajadores municipales les corresponde el mínimo, vital y móvil. O sea que no es una solución que transcriba un artículo del convenio, sino que lo cumpla porque él mismo lo firmó”.

Ante la falta de coincidencias, dijo que “con los dirigentes de la Federación vamos a provincializar este reclamo, entendiendo que es un derecho legal y que el Convenio está avalado por el Ministerio de Trabajo”.

Fue así que la Federación pidió el traspaso del conflicto a la cartera laboral de La Plata, específicamente a la Subsecretaría de Negociación Colectiva, donde irán a discutir con los funcionarios municipales, teniendo la mediación del Ministerio de Trabajo bonaerense.

Sobre la fecha de esa nueva audiencia, Varela indicó que “esperamos que nos llamen lo antes posible. De todas maneras, nuestra propuesta está clara y si el Ejecutivo lo decide positivamente no es necesario ir a La Plata”.

Cese de tareas    

Mientras tanto, los empleados continúan con la lucha manteniendo el cese de tareas en los lugares de trabajo y el lunes a las 10 de la mañana realizarán una asamblea para determinar los pasos a seguir, donde no se descarta realizar de nuevo paro de actividades.

Cabe señalar a todo esto, que la negociación colectiva entre el Ejecutivo y los gremios puede abrirse en cualquier momento el año, ya que el Convenio Colectivo de Trabajo de Azul así lo marca. Es por esto que el STMA pidió que se abra una nueva instancia de diálogo y que tuvo que ser aceptada por el municipio a cargo de Bertellys.

OTROS TEMAS

Si bien en la audiencia de ayer se trataron estos dos temas, había otros reclamos que el STMA estaba llevando adelante.

Uno de ellos era el pedido al Ejecutivo para que presente el cronograma del pase a planta permanente de los trabajadores de acuerdo a lo que se había acordado. El problema se generó cuando la gestión Bertellys presentó un listado, lo modificó y dejó afuera a 20 personas.

Pero ahora, según lo que indicó Luciano Varela, “el tema está resuelto porque van a hacer la lista definitiva y le van a dar, de una vez por todas, estabilidad a los compañeros. Lo más probable es que no saquen a nadie de la lista sino que sumen gente”.

También solicitaban la convocatoria de la Junta de Calificaciones, Ascensos, Disciplina y Médica, que finalmente fue llamada para el 31 de agosto próximo.

En lo que hace al rechazo a la reglamentación de la Ordenanza 3734 que, entre otras cuestiones establece que los fondos municipales para obras viales serán administrados por la Sociedad Rural, lo que fue interpretado por el gremio como la tercerización de los trabajadores comunales, dijo que “logramos que no se reglamente la ordenanza hasta tanto no se modifique. Esperaremos la semana entrante que los trabajadores nos llamen a una mesa de negociación entre todas las partes”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *