El 83 por ciento de los contribuyentes con crédito fiscal en ARBA ya pueden tramitar por Internet su devolución

Esta medida representa un beneficio para quienes tienen saldo a favor con la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires, provenientes del régimen de retención y percepción del mencionado tributo, así como también están generados por pagos erróneos vinculados con el impuesto.

El director ejecutivo de ARBA, Gastón Fossati, en el Centro de Procesamiento de Datos del organismo.

Las personas físicas y jurídicas que tributan Ingresos Brutos en la provincia de Buenos Aires y poseen hasta 50.000 pesos de crédito fiscal con ARBA, incluso si se encuentran dentro del Convenio Multilateral, ya pueden solicitar la devolución de esos saldos a través de un simple trámite que se realiza íntegramente por Internet.

Gastón Fossati, director de ARBA, explicó sobre esta modalidad que “antes los contribuyentes tenían que enfrentar un trámite engorroso que podía llevar años. Ahora, con la herramienta digital que desarrollamos, la devolución se resuelve en pocos días a partir de una operatoria ágil, simple y transparente que evita la necesidad de concurrir a un punto de atención presencial”.

Al mismo tiempo, subrayó que “por principios de equidad, la iniciativa beneficia puntualmente a quienes sean cumplidores, exhiban un buen comportamiento tributario, no estén sujetos a fiscalizaciones y tengan al día todas sus obligaciones vinculadas con Ingresos Brutos, entre otros requisitos”.

Esta medida representa un beneficio para el 83% del total de contribuyentes que tienen créditos fiscales con la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires. Los saldos a favor provienen del régimen de retención y percepción de Ingresos Brutos, así como también están generados por pagos erróneos vinculados con el impuesto.

 El mecanismo regía desde el año pasado para personas físicas que tuviesen saldos a favor de hasta 10.000 pesos y este mes, a partir de la optimización del desarrollo informático que gestiona las demandas de repetición, ARBA pudo ampliar el límite para acceder al servicio, llevándolo a 50.000 pesos e incluyendo en el sistema a las empresas.

Pasos a seguir   

Para tramitar la devolución de sus créditos fiscales, los contribuyentes que cumplan estas condiciones deben ingresar en www.arba.gob.ar y acceder a la aplicación “Demanda de Repetición”. Allí tendrán que formalizar la presentación a través de su CUIT y Clave de Identificación Tributaria (CIT).

El sistema informará los saldos a favor que constan en la base de datos de ARBA para que el contribuyente pueda seleccionarlos. Posteriormente, y en caso de que la persona física o jurídica posea deudas vinculadas a impuestos predeterminados como Inmobiliario o Automotores, le ofrecerá la posibilidad de compensar esos montos impagos con parte o la totalidad del crédito fiscal.

Una vez cumplimentado este último paso se obtendrá un comprobante de la presentación y, de manera automática, se iniciará el circuito administrativo digitalizado que resolverá la petición del contribuyente a través de la compensación o devolución que corresponda.

La informatización del procedimiento es completa, ya que incluye expedientes y firmas digitales, así como notificaciones que se envían al domicilio fiscal electrónico del contribuyente, lo cual garantiza la celeridad y transparencia del sistema.

Valuación para countries   

En otro orden, la Legislatura bonaerense transformó en ley el proyecto que faculta a la Agencia de Recaudación a aplicar un nuevo método de valuación de la tierra en countries, clubes de campo y barrios cerrados que se encuentren en desarrollo o que, teniendo sus obras concluidas, no hayan completado todavía los trámites para su registro definitivo.

Sobre el tema, Fossati explicó que “la iniciativa surgió de nuestro organismo con el objetivo de normalizar la situación fiscal de los countries que tienen incompleto su trámite de inscripción”, y resaltó que “los legisladores de todas las fuerzas políticas coincidieron en la necesidad de contar con la ley, dieron curso al proyecto y realizaron un trabajo muy importante para consensuarlo y aprobarlo”.

Respecto de la norma sancionada, consideró que “constituye una herramienta fundamental para sincerar la situación de los nuevos emprendimientos urbanos, ya que nos permite valuar los inmuebles en función del grado de avance de las obras, más allá de que algunos carezcan todavía de su registro definitivo. Ahora contamos con una nueva metodología de valuación de la tierra que aporta justicia tributaria y termina con la desigualdad”.

Las obras en espacios de uso común de los barrios cerrados, la provisión de servicios y demás características de urbanización de los mismos, como el desarrollo de accesos, calles, luminarias, parquizado, sitios recreativos y amenities, entre otros detalles, son elementos que tienen incidencia directa en el valor de la tierra.

Fossati puntualizó que “en el territorio bonaerense existen alrededor de 1.000 countries y desarrollos similares. De ellos, menos de la mitad están regularizados y tributan lo que corresponde, mientras que hay otros 590 que pagan impuestos como parcelas rurales o baldíos, a pesar de que la mayoría tiene concluida toda su infraestructura”.

En ese sentido, destacó que “con la nueva ley el valor fiscal de la tierra estará acorde a la realidad, ya que dependerá de la evolución de las obras comunes de cada emprendimiento. Así, todos los countries tributarán en un plano de igualdad, lo que significa mayor equidad y progresividad impositiva”.

Verificaciones presenciales  

Para regularizar la situación tributaria de aquellos barrios cerrados no registrados o en desarrollo, adecuando su valuación fiscal a lo que establece la nueva ley, ARBA está realizando verificaciones presenciales y controles con herramientas satelitales en predios ubicados en Pilar, La Plata, Tigre, Escobar, Ezeiza, San Isidro y otros distritos bonaerenses.

Las fiscalizaciones aportan detalles respecto del grado de avance de las obras comunes en barrios cerrados, el suministro de servicios y otras particularidades de las urbanizaciones que influyen en la valuación de la tierra.

A partir de esos datos, ARBA calculará los nuevos valores fiscales de los inmuebles situados en countries no registrados o en desarrollo, en función de lo que establece la normativa que acaba de sancionar la Legislatura provincial, y notificará esa novedad a los contribuyentes. De aquí en más, esos propietarios pasarán a tributar el Impuesto Inmobiliario acorde a la valuación informada.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *